¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Miles se unen a la campaña de las mujeres sauditas para acabar con la tutela masculina

Captura de pantalla del vídeo «Encarcelada - Basta de tutela masculina en Arabia Saudí» de Human Rights Watch

Captura de pantalla del vídeo «Encarcelada – Basta de tutela masculina en Arabia Saudita» de Human Rights Watch. Fuente: YouTube.

En su lucha por acabar con las leyes draconianas contra las mujeres en el estado del Golfo, las mujeres sauditas han iniciado una campaña en la que piden el final de la tutela masculina para actividades básicas como trabajar, poseer tierras o viajar.

Con la etiqueta #TogetherToEndMaleGuardianship («Juntas para acabar con la tutela masculina») y su versión en árabe, #سعوديات_نطالب_باسقاط_الولاية, que se traduce como «las mujeres sauditas exigen el fin de la tutela», cientos de miles de simpatizantes de todo el mundo se han unido a esta campaña.

La campaña fue patrocinada por Human Rights Watch, y sigue a la publicación del largo informe titulado «Enjauladas – Las mujeres y el sistema saudita de tutela masculina». En este informe, la organización internacional de derechos humanos explica:

In Saudi Arabia, a woman’s life is controlled by a man from birth until death. Every Saudi woman must have a male guardian, normally a father or husband, but in some cases a brother or even a son, who has the power to make a range of critical decisions on her behalf. As dozens of Saudi women told Human Rights Watch, the male guardianship system is the most significant impediment to realizing women’s rights in the country, effectively rendering adult women legal minors who cannot make key decisions for themselves.

En Arabia Saudita, la vida de una mujer está controlada por hombres desde su nacimiento hasta su muerte. Toda mujer saudita debe tener un guardián masculino, normalmente su padre o marido, y en ocasiones un hermano o incluso un hijo, que tiene el poder de tomar numerosas decisiones críticas en su nombre. Como decenas de mujeres sauditas dijeron a Human Rights Watch, el sistema de tutela masculina es el impedimento más significativo para hacer realidad los derechos femeninos en el país, convirtiendo de forma efectiva a las mujeres adultas en menores legales que no pueden tomar decisiones importantes por ellas mismas.

El informe incluye tres vídeos cortos que ilustran los efectos del sistema en la vida de las mujeres, además de declaraciones de ciudadanos y activistas de derechos femeninos sauditas que consideran esta ley social y económicamente incapacitante.

Como Hayat, activista saudita y ex directora de escuela de 44 años, dijo a Human Rights Watch el 7 de diciembre del 2015:

The guardianship system also impacts women’s ability to seek work inside Saudi Arabia and to pursue opportunities abroad that might advance their careers. Specifically, women may not apply for a passport without male guardian approval and require permission to travel outside the country. Women also cannot study abroad on a government scholarship without guardian approval and, while not always enforced, officially require a male relative to accompany them throughout the course of their studies.

It can mess with your head and the way you look at yourself. How do you respect yourself or how [can] your family respect you, if he is your legal guardian?

El sistema de tutela también impacta en la capacidad de las mujeres para buscar trabajo dentro de Arabia Saudita y de aprovechar oportunidades en el extranjero que podrían hacer progresar sus carreras. Concretamente, las mujeres no pueden solicitar el pasaporte sin la autorización de su tutor legal, y necesitan permiso para viajar fuera del país. Las mujeres tampoco pueden estudiar en el extranjero con una beca gubernamental sin la autorización del tutor y, aunque no siempre se aplica, oficialmente necesitan que un pariente masculino las acompañe a lo largo de todos sus estudios.

Esto tiene efectos en tu mente y en la forma en la que te ves a ti misma. ¿Cómo vas a respetarte, o cómo te va a respetar tu familia si ellos son tus tutores legales?

Human Rights Watch también explica que las razones religiosas que supuestamente justifican el sistema de tutoría masculina se han cuestionado en numerosas ocasiones:

Saudi Arabia’s imposition of the guardianship system is grounded in the most restrictive interpretation of an ambiguous Quranic verse—an interpretation challenged by dozens of Saudi women, including professors and Islamic feminists, who spoke to Human Rights Watch. Religious scholars also challenge the interpretation, including a former Saudi judge who told Human Rights Watch that the country’s imposition of guardianship is not required by Sharia and the former head of the religious police, also a respected religious scholar, who said Saudi Arabia’s ban on women driving is not mandated by Islamic law in 2013.

La imposición saudita del sistema de tutela se basa en la interpretación más restrictiva de un ambiguo verso coránico, una interpretación rechazada por decenas de mujeres sauditas, entre ellas, profesoras y feministas islámicas, que han hablado con Human Rights Watch. Hay eruditos religiosos que también dudan de esta interpretación, entre ellos un antiguo juez saudita que dijo a HRW que la imposición del la tutela en el país no es una exigencia de la sharía, y el anterior jefe de la policía religiosa, también un respetado erudito religioso, quien en el 2013 dijo que la prohibición de que las mujeres conduzcan coches en Arabia Saudita no es un mandato de la ley islámica.

Entre otras muchas razones, esta es la causa de que las mujeres sauditas y sus defensores estén cuestionando el sistema de tutela en Twitter y en todas partes. Según Vocativ, hasta el 4 de agosto del 2016, se habían publicado al menos 170 000 tuits en árabe y en inglés.

Ghada Al Zahrani, que tuitea como @hanoohopi, escribió:

Las mujeres sauditas sufren la peor forma de esclavitud.

El tuitero saudita Maram Mohammad Al Ajlan recordó que el gobierno de Arabia Saudita ya ha prometido acabar con la tutela masculina en dos ocasiones, en el 2009 y en el 2013:

Seguimos esperando… Arabia Saudita ha prometido dos veces (2009 y 2013) al Consejo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos acabar con el sistema de tutela masculina.

Ri, que tuitea como @ipergh, publicó una foto de un grafiti que hizo en un muro de Riad, en el que se lee «Exigimos la eliminación de la tutela masculina para las mujeres sauditas»:

Lo he hecho yo mismo pintando una de las paredes de Ryad. En mi nombre y en el de todos los guerreros sauditas

Abdullah Moqhem Al Moqhem tuiteó a sus más de 20 000 seguidores:

Las exigencias de las mujeres para terminar con la tutela masculina no equivalen a la separación de sus maridos, padres o hermanos. Todo lo que piden es el derecho a elegir su propio destino en la vida.

Mohammad Ali Mahmoud compartió su opinión con sus más de 35 000 seguidores:

Una mujer totalmente convencida de su humanidad pedirá el fin de la tutela masculina, mientras que una mujer que duda pedirá que se mantenga.

Hajar, desde su cuenta @chanhxo, dijo que defenderá los derechos de la mujer sea cual sea su nacionalidad.

Defenderé los derechos de las mujeres hasta la muerte. Sean sauditas o afganas, no aceptaré ninguna injusticia contra las mujeres.

La campaña también atrajo un considerable apoyo internacional. Un bloguero de «The Paludians» tuiteó su solidaridad desde Italia:

Solidaridad con las mujeres sauditas desde Italia, esperando que puedan amanecer en un nuevo mundo que les respete, también aquí en Europa.

La bloguera indo-paquistaní Dr. Ilmana Fasih, que escribe en «Blind to Bounds», añadió:

Solidaridad con las mujeres de Arabia Saudita desde Canadá Pakistán India

Por supuesto, no todo el mundo estaba a gusto con la campaña. La etiqueta también recibió algunas críticas, sobre todo de hombres sauditas ultraconservadores, convencidos de que el movimiento para liberar a las mujeres de la tutela masculina forma parte de la «agenda liberal» para corromper la sociedad saudita:

Lo que circula en los medios y redes sociales publicado por putas adolescentes manipuladas no representa a Arabia Saudita ni a las mujeres sauditas.

Estas posiciones no sorprenden, considerando que Arabia Saudita obtuvo el puesto 134 de 145 países en el Informe Global sobre Disparidad de Género elaborado por el Foro Económico Mundial de 2015, pero las mujeres sauditas siguen luchando con la esperanza de que su situación cambiará en un futuro próximo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.