¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Demanda judicial por una publicación en Facebook genera temores acerca de censura en línea en Bután

Dzongs are both administrative and monastic centers. So, they have courts in them. Image from Flickr by Friday. Pazro, Bhutan 2015. CC BY-NC 2.0

Los dzongs son centros administrativos y monásticos. Por lo tanto, son sede de tribunales. Imagen de Flickr por Hriday. Paro, Bhutan 2015. CC BY-NC 2.0.

La periodista butanesa Namgay Zam está siendo acusada de difamación por algo que publicó en Facebook, y constituye el primer caso en el país del Himalaya en el que alguien ha sido llevado ante los tribunales por su actividad en medios sociales. Las declaraciones oficiales indican que pronto pueden existir restricciones para lo que los usuarios de medios sociales pueden decir en línea.

La demanda contra Zam gira en torno al caso de una familia que está en disputa por una propiedad con el influyente empresario Ap Sonam Phuntsho, que además es suegro del Presidente del Tribunal Supremo de Bután.

En el pedido publicado por Namgay en Facebook, la Dra. Sacha Wangmo explica cómo Phuntsho intentó apoderarse de la casa de su familia cuando un pariente lejano incumplió el pago de 0,7 millones de Nu que le adeudaba a Phuntsho. Wangmo afirma que Phuntsho falsificó documentos para probar la venta de la casa para el pago de la deuda, algo que según la familia nunca acordaron. Los documentos también indican un incremento de la deuda, que pasó de 0,7 a 3 millones de Nu .

La disputa llevó a una serie de batallas legales, durante las cuales se produjo la desaparición de la hermana de Wangmo.

La Dra. Sacha se acercó a los medios pero estos no mostraron demasiado interés en cubrir su historia. Ella escribió el pedido dirigido a Namgay con la intención de que fuera compartido, en el escrito también acusó a Phuntsho de utilizar su poder e influencia para inclinar el veredicto a su favor. El mensaje de Facebook obtuvo mucha atención en línea y causó un alboroto entre los usuarios de Facebook butaneses. Y no ayudó con el caso, que estaba siendo revisado por el Tribunal Supremo de Bután como consecuencia del recurso planteado por la madre de la Dra. Sacha ante el rey.

Esto dio lugar a la respuesta de Phuntsho. Rápidamente presentó una demanda por difamación contra Wangmo y Zam, que es periodista televisivo y becario Humphrey en la Universidad Estatal de Arizona, EE. UU.. Argumentando que la publicación había causado un “daño irreparable” a su reputación, ya que muchas personas en Bután y en todo el mundo habían visto la publicación, el empresario reclamó 2,59 millones de Nu (USD $ 38.500) en concepto de indemnización, ante un tribunal afín:

Should the two of them fail to prove the allegations that went viral in Namgay Zam’s Facebook post, I’m claiming 10 percent of the amount the case was worth.

En caso de que no puedan probar las afirmaciones de la publicación viral de Facebook de Namgay Zam, reclamo el 10 % del monto demandado en el caso.

Sonam Phuntsho, en su demanda, planteó ante el tribunal que Namgay Zam y Shacha Wangmo deben presentar prueba que respalde las 25 acusaciones formuladas en su contra en los medios sociales.

Namgay Zam declaró ante el tribunal no haber violado ninguna ley y que la constitución le otorga la libertad de difundir la información.

Los usuarios de medios sociales en Bután han estado siguiendo el caso de cerca y opinando sobre el tema. En Facebook, la historia ha generado nuevas acusaciones de fraude y de otros delitos contra Puntsho.

Phuntsho Dorji escribió en Facebook:

Respected PM, you are right. Others right should be protected. We should not defame others. But maybe you should know that many people share over social media their grievances when justice is not served. For example, there are lots of posts against Ap SP and how he tortured his victims. Does that ever give a click in your mind that Ap SP and his relatives could be misusing their power? It is possible but won't you doubt a bit when Ap SP wins all the cases filed against him? When many citizens are affected, doesn't that call for some kind of independent investigation? Can we apply here some common sense besides just law?

Respetable PM, tiene usted razón. Los derechos de los demás deben ser protegidos. No debemos difamar a los demás. Pero tal vez usted debería saber que muchos comparten sus quejas en redes sociales cuando no se hace justicia. Por ejemplo, hay un montón de comentarios contra Ap SP y acerca de cómo torturaba a sus víctimas. ¿Acaso eso nunca le hizo pensar que Ap SP y sus familiares podrían estar abusando de su poder? Es posible, pero ¿no le genera dudas que Ap SP gana todos los casos en su contra? Cuando muchos ciudadanos resultan afectados, ¿no amerita algún tipo de investigación independiente? ¿Podemos aplicar en este caso además de la ley algo de sentido común?

Wangchuk Dorji menciona que Namgay fue acusada injustamente por difamación:

Her words are the introductory remarks on Dr. Sacha. Ms. Namgay clearly writes “This is Shacha Story today as written by herself.” And the rest were Dr. Sacha's word and story.
I don't read any defamatory remarks about Mr. SP from Ms. Namgay herself in her post. Now let's discuss about her “intention”. I can only sense an “intention” to share someone's story, & not to defame someone.

Sus palabras son comentarios preliminares sobre la Dra. Sacha. La Sra Namgay escribe con claridad “Esta es la historia de Shacha tal cual ella la escribió”. Y el resto es la historia de la Dra. Sacha contada en sus palabras.
Yo no encuentro comentarios ofensivos sobre el Sr. SP en lo publicado por la Sra Namgay. Ahora hablemos de su “intención”. Solo puedo detectar la “intención” de compartir una historia, no de difamar.

Muchos usuarios comentaron sobre el uso de leyes que reprimen la difamación como herramientas de silenciamiento. Dargo Tashi escribe:

Defamation suits are one of the most common tactics that the powerful people use to protect their filthy truths from the public domains, the truths which are already quite hard to dig anyways.

Las demandas por difamación son la estrategia más común de los poderosos para proteger sus verdades turbias del dominio público, verdades que de todos modos son bastante difíciles de descubrir

Pema Wangmo lamentó la falta de una respuesta fuerte ante el hecho de que Phuntsho presentara documentos falsos ante el tribunal:

Dr. Sacha lost the case against Ap SP. But did Ap SP get punished for forgery? Didn't he forge documents and present it in District Court? Isn't that a serious crime in the court of law? Is this how the Supreme Court of Bhutan passes verdict?

La Dra. Sacha perdió el caso contra Ap SP. ¿Pero Ap SP fue condenado por falsificación? ¿Acaso no falsificó los documentos que presentó ante el tribunal de distrito? ¿Tal conducta ante un tribunal no configura acaso un delito grave? ¿Este es el modo en el que dicta sentencias el Tribunal  Supremo de Bután?

Un análisis del sitio de noticias en inglés para Asia-Pacífico The Diplomat señaló que en el centro del debate está el modo en el que la elite de Bután y sus familiares cercanos reciben un trato diferenciado respecto al resto de los ciudadanos.

El Primer Ministro Tshering Tobgay consideró que la causa por difamación “configurará un precedente a tener en cuenta”. Él señaló:

I think we can all agree that the laws of the land must prevail, that the Constitution gives us the right to freedom of expression but that right does not mean we undermine the right of others. So our job collectively is to enjoy our rights by protecting the rights of others and to make social media a safe, credible place where vibrant discussion takes place, and not the divisive debate that sometimes take place on social media and definitely not while using an anonymous account.

Creo que todos estamos de acuerdo en que la legislación nacional debe prevalecer, que la Constitución consagra el derecho a la libertad de expresión, pero el ejercicio de ese derecho no significa socavar los derechos de los demás. Entonces, nuestra tarea colectiva es ejercer nuestros derechos respetando los de los demás y hacer que los medios sociales sean un ámbito seguro, creíble, propicio para discusiones vibrantes y no para, como en ocasiones, debates que fomentan las divisiones, y definitivamente donde no se utilicen cuentas anónimas.

El Ministro de Información y Comunicaciones, DN Dhungyel indicó que posiblemente los legisladores pronto adoptarán una política que tienda a limitar lo que se puede compartir en las redes sociales. Mientras tanto, los partidarios han publicado una nueva petición abogando por el caso de Sacha.

En cuanto a Zam, sigue siendo el único caso en Bután en el que un periodista ha sido demandado por una elevada suma de dinero por una publicación en medios sociales. Por lo tanto, la sentencia es muy importante y condicionará el futuro de los periodistas que ya son muy cautelosos – dada la reducida extensión y la naturaleza insular de la sociedad butanesa – y de los usuarios de medios sociales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.