¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un legislador de Hong Kong recibe amenazas de muerte cuatro días después de ser elegido

Eddie Chu talked to the press before he reported the death threat to the police. Photo from inmediahk.net.

Eddie Chu se dirigió a la prensa antes de denunciar ante la policía amenazas de muerte. Foto de inmediahk.net.

Nota del editor: la autora de este artículo es amiga personal de Eddie Chu Hoi Dick.

Tras las elecciones legislativas del 4 de setiembre en Hong Kong, las amenazas de violencia política están aumentando velozmente. Eddie Chu Hoi Dick, legislador recién elegido, denunció el 8 de setiembre ante la policía que tras los comicios había recibido «amenazas de muerte creíbles» contra él y su familia.

A pesar de recibir más votos que cualquier otro candidato en las elecciones legislativas del 4 de septiembre, el apoyo público no lo ha protegido (a Chu) de amenazas políticas.

Como activista y periodista investigador, Chu ha trabajado en los últimos años para mostrar la colisión que hay entre el gobierno de Hong Kong, los promotores, los líderes de grupos indígenas rurales y la Tríada (grupos criminales organizados procedentes de China) en lo referente al desarrollo rural en Nuevos Territorios, una región de Hong Kong. En mayo de este año, el jefe de un poblado en Yuen Long advirtió a Chu de que si continuaba abogando por la construcción de 17.000 unidades públicas de vivienda en el distrito de Wang Chau, se vería atacado al día siguiente de los comicios del 4 de setiembre.

«Habitante autóctono de Nuevos Territorios» es un término legal inventado por el gobierno colonial británico en los 70. Hace referencia a aquellos que descienden por vía paterna de alguien que ya vivía en Hong Kong desde 1898. Este grupo de personas disfrutan de un derecho especial para construir una casa pequeña en Nuevos Territorios en caso de que encuentren un terreno idóneo. El estatus de habitante autóctono debe ser aprobado por un grupo de líderes indígenas que controla la genealogía de estos poblados.

Este grupo de líderes rurales se ha convertido en una fuerza poderosa en Nuevos Territorios y extendido su poder al gobierno contando con la aprobación de Pekín a través del sistema de circunscripciones funcionales en el Consejo Legislativo y en el comité elector del Jefe Ejecutivo.

No obstante, Chu cuestionó a los representantes de los líderes rurales durante el debate electoral. El 4 de setiembre dos coches siguieron a Chu y un hombre le hizo fotos a él y a su equipo electoral. Los medios locales descubrieron posteriormente que uno de los vehículos pertenece a un hombre con un largo bagaje delictivo.

Aparte de Chu, otro legislador electo de Nuevos Territorios Occidentales, Andrew Wan Siu-kin, también recibió amenazas violentas. Este miembro del Partido Demócrata descubrió el 2 de setiembre que alguien había vertido líquido inflamable sobre su vehículo electoral.

Desde el 4 de setiembre, Chu y su familia no han vuelto a su hogar, temiendo por su seguridad. Una fuente creíble reveló que la la sociedad de la Tríada había ofrecido un precio por matar a Chu.

Antes de denunciarlo a la policía, Chu explicó su situación en una rueda de prensa (declaración vía la página de Facebook de Eddie Chu):

From 4th September, I have always realised these threats. My family and I stopped sleeping at home. We could not even returned to our home. We still believe that Hong Kong is a place with freedom of speech, where we can express ourselves freely. But at this moment, a LegCo member-to-be of the NTW with 84,121 votes is unable to return to his home due to death threats brought by his political views. We can say that there is no more rule of law. […]

Today we hope that police could investigate the series of happenings seriously and meticulously. Thus, I am unable to expose names and times to you all. But what I can say is that these threats are proximal and nearby, and the time is drawing near too.

A partir del 4 de septiembre siempre me he dado cuenta de esas amenazas. Mi familia y yo dejamos de dormir en casa. Ni siquiera pudimos volver. Seguimos creyendo que Hong Kong es un llugar con libertad de expresión donde podemos expresarnos libremente. Pero en este momento, un futuro miembro del Consejo Legislativo con 84.121 votos no puede volver a su casa debido a amenazas de muerte provocadas por sus opiniones políticas. Podemos decir que ya no hay estado de derecho. […]

Esperamos que hoy en día la policía pueda investigar de manera seria y meticulosa esta serie de sucesos. Por tanto, no puedo decirles nombres y momentos. Pero lo que sí puedo decir es que estas amenazas son próximas y cercanas, y que además el momento se acerca.

La policía hongkonesa ofrece ahora a Chu y a su familia protección permanente.

Los portavoces del Partido Demócrata dicen que creen que van a por Chu por interferir en la transferencia ilegal de derechos de los habitantes autóctonos a la hora de construir pequeñas unidades de vivienda.

Según la política local de viviendas pequeñas, los aldeanos autóctonos de Nuevos Territorios tienen derecho a construir una casa propia. Este derecho no es transferible. Sin embargo, se suele cerrar acuerdos secretos entre las élites rurales y los promotores, y los líderes de la Tríada también han intervenido para obligar a los aldeanos autóctonos a transferir sus derechos sobre la tierra.

El gobierno de Hong Kong ha hecho la vista gorda ante la transferencia ilegal de estos derechos debido a que la Tríada y las élites rurales en Nuevos Territorios son por lo general leales a Pekín.

Este no es un conflicto nuevo. En el 2013, miembros de la Tríada se movilizaron para manifestar su apoyo y su protección de los manifestantes pro democracia al líder de Hong Kong, Leung Chun Ying durante su reunión en el ayuntamiento.

Durante las elecciones legislativas del 4 de setiembre, dos nuevos legisladores electos, Leung Che-cheung y Junius Ho Kwan Yiu (representantes de grupos privilegiados rurales y de intereses de promotores controlados por la Tríada), obtuvieron el visto bueno de la Oficina de Enlace del Gobierno Central de Hong Kong.

Un número de entidades cívicas han ofrecido una declaración en la que condenan la persecución de Chu y de otros como él, y han instado a terminar con la violencia política que amenaza el estado de derecho y la libertad de expresión.

Chu prometió que no se sometería a la violencia política después de denunciar el caso ante la policía:

I will not submit to this kind of political violence – I will continue to fulfill my election promises, to monitor the government and make Hong Kong better.

I should be an example in protecting Hong Kong people’s freedom of speech, our freedom to express political views. We should not back down in the face of any violent threats – this is my promise to Hong Kong people.

No me someteré a este tipo de violencia política. Seguiré cumpliendo mis promesas electorales, monitoreando el gobierno y haciendo un Hong Kong mejor.

Debería ser un ejemplo en proteger la libertad de expresión en Hong Kong, nuestra libertad de expresar opiniones políticas. No deberíamos ceder ante ninguna amenaza de violencia: esta es mi promesa al pueblo de Hong Kong.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.