¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo Pekín manipula las elecciones legislativas de Hong Kong

Despite the fact that the China Liaison Office has accurately counted the votes, Wong Kwok Hing, pro-China Lawmaker and self proclaimed warrior against filibustering in Legco, lost his seat in the 2016 election. Photo from Wong's Facebook via HKFP.

Wong Kwok Hing, legislador partidario de China, perdió su escaño en las elecciones del 2016. Foto del Facebook de Wong vía HKFP.

Dicen que hasta los mejores planes pueden fracasar, y en este momento para las autoridades de Pekín nada podría ser más cierto.

Los votantes, quienes lograron una participación histórica en las últimas elecciones legislativas de Hong Kong, han arruinado la esperanza del continente de despojar a los pandemócratas de Hong Kong de su importante poder de veto en el Consejo Legislativo.

Sin embargo, hay muchas otras señales de que se está atacando el eslogan «Un país, dos sistemas», el cual representa la autonomía de Hong Kong ante China.

Los resultados de los comicios llegaron como una sorpresa incluso para los mismos pandemócratas, quienes se mostraban pesimistas antes del recuento. Criticaron la actitud hostil de los medios de comunicación hongkoneses hacia los candidatos de la oposición política, y la facción partidaria de Pekín hacía todo lo posible para dirigir las elecciones.

Pero los pandemócratas (una amplia coalición de políticos liberales que abogaron por la democracia en Hong Kong frente al estilo comunista de China) lograron una mayoría de 19 escaños de un total de 35. Sin lugar a dudas, se trata de un pequeño milagro.

Hong Kong es una región administrativa especial de China, lo cual implica que tienen libertad de dirigir muchos de sus propios asuntos. Recientemente, sin embargo, la China continental ha adoptado medidas para socavar esta autonomía y ejercer mayor influencia allí.

A pesar del hecho de que actualmente 35 de los 70 legisladores de Hong Kong son escogidos directamente por la población (la otra mitad es elegida por grupos de intereses especiales que representan a los negocios, la religión, etc.), Pekín ha descubierto diversos medios para jugar con el sistema e influir en los resultados de las votaciones.

Representación proporcional

Una razón que explica el éxito de los pandemócratas fue la alta participación (58%). Gracias a la proporcional representación del sistema electoral de la ciudad, si la tasa de participación hubiera sido solo cuatro puntos inferior (igual que en los comicios de 2012), la facción de Hong Kong partidaria de Pekín habría logrado al menos 19 escaños.

La elección de los legisladores de Hong Kong se basa en el método del resto mayor, lo que significa que el número de escaños que logra cada partido depende del número total de votos emitidos, el número de votos que recibieron personalmente y el número de escaños disponibles.

Por ejemplo, pongamos que se emiten 100 votos en unas elecciones y que hay 10 escaños en juego. El partido A obtiene 62 votos, el partido B, 28; y el partido C, 10. Para determinar el número de escaños que se lleva cada uno, se divide el total de votos de cada partido por el número de escaños disponibles (10):

  • Partido A: 62/10=6'2
  • Partido B: 28/10=2'8
  • Partido C: 10/10=1

Según este cálculo, el partido A logra 6 escaños, el B obtiene 2 y el C se queda con 1.

Sin embargo, 6 + 2 + 1 = 9, por tanto, ¿quién se lleva el que queda?

Es ahí donde aparece en el resto. Quienquiera que obtenga el mayor resto fraccional se lleva el escaño extra, así que en el caso anterior sería para el partido B, con 0'8. Finalmente, el partido A logra 6 escaños por 3 del partido B y 1 del C.

Este sistema puede favorecer a los partidos y candidatos independientes con menos votos. Este es en parte el motivo por el que en los Nuevos territorios occidentales (Hong Kong), por ejemplo, la facción partidaria de China logró obtener 5 escaños con 266.351 votos, mientras que los pan-demócratas solo se quedaron con 4 escaños con 330.107 votos.

Los pandemócratas obtuvieron más del 55 por ciento de los votos de esta región, pero hubieron de compartirlos entre nueve candidatos, mientras que los votos para los pro-China solo contemplaban a cinco candidatos.

La Oficina de enlace, la cual representa a la China continental en Hong Kong, coordina la facción de políticos partidarios de China para las elecciones de Hong Kong, y conoce claramente el modo de maximizar el número de ganadores distribuyendo a los candidatos por los distritos electorales.

Control sobre el número de candidatos

La Oficina de enlace divide a los candidatos pro-China en listas diferentes, pero mantiene el número de listas bajo para evitar pugnas internas que minen la causa de Pekín. Los pandemócratas están menos unidos, y son por tanto menos efectivos.

La estrategia de la facción pro-China es tan eficiente que en seis circunscripciones se hizo con el 60 por ciento de los escaños a pesar de obtener solo un 45 por ciento de los votos.

Los candidatos partidarios de China que querían presentarse para el Consejo Legislativo también deben contar con la aprobación de la Oficina de enlace si quieren lograr su apoyo en campaña.

Pero mostrar solo afinidad hacia Pekín no es suficiente. En un ejemplo sobre cómo la Oficina juega al ajedrez con el sistema electoral, Hau Chi-keung se vio obligado a abandonar su distrito y comunidad en Nuevos territorios occidentales para pelear por un escaño en Nuevos territorios orientales.

Y a Ken Chow, candidato respaldado por el Partido Liberal pro-China, se le obligó a retirarse de su campaña y a abandonar Hong Kong dos semanas antes del día de las elecciones por algunos familiares de China continental se vieron amenazados supuestamente por «fuerzas poderosas».

Por lo general se cree que a Chow lo apartaron para dejar paso a Junius Ho Kwan-yiu, candidato con respaldo total de la Oficina de enlace. Ho logró finalmente el último escaño en la circunscripción de Nuevos territorios occidentales con solo 35.657 votos y agradeció públicamente el apoyo de la Oficina de enlace.

Las luchas internas en el seno de los pandemócratas favorecen a Pekín. Las facciones radicales de los pandemócratas parecen dispuestas a desprestigiar a los moderados, por ejemplo. Estas divisiones son tan visibles que la gente da cada vez más crédito a la teoría conspiratoria de que los extremistas son de hecho agentes impuestos por la Oficina de enlace para perturbar a la oposición.

Este año, algunos partidarios de los pandemócratas lanzaron una campaña en contra de los presuntos instigadores de las redes sociales. Y Benny Tai, exlíder de las protestas de Occupy Central en el 2014 y quien clamó por la libertad y por unas elecciones justas en Hong Kong, lanzó una encuesta interactiva llamada «Votsonar» a través del servicio de mensajería Telegram para coordinar una votación estratégica entre los partidarios de los pandemócratas.

Asimismo, algunos candidatos del grupo pandemócrata, dándose cuenta de que no eran lo suficientemente populares para ganar las elecciones, decidieron detener su campaña dos días antes de los comicios para transferir sus votos a otros candidatos a favor de la democracia.

«Sopa de serpiente, buffet vegano, pastelitos de luna y albóndigas pegajosas de arroz»

The distribution of pro-China (red) and pan-dem district council seats in 2015. via Wikipedia.

La distribución de los partidarios de China (rojo) y los escaños de los pan-demócratas en el consejo de distrito en el 2015. Vía Wikipedia.

El hecho de que la Oficina de enlace pueda más o menos distribuir votos uniformemente entre sus candidatos respaldados se debe a que sabe al detalle cuántos votos tienen y de dónde provienen. ¿Cómo lo hacen?

En primer lugar, la Oficina de enlace moviliza los votos a través de consejos de distrito. Distintas a las elecciones del Consejo legislativo, las de los consejos de distrito adoptan un sistema de votos únicos e intransferibles.

Hong Kong se divide en 431 distritos geográficos con el mismo número de escaños. Como los distritos electorales son muy pequeños, con no más de varios miles de votantes cada uno, es muy fácil manipular las elecciones. En las elecciones a los consejos de distrito del 2015, los candidatos pro-chinos obtuvieron 298 escaños con 788.389 votos.

Los participantes de las elecciones a los consejos de distrito obtendrán una lista de votantes completa con sus direcciones. Si un partido tiene los recursos suficientes pueden organizar durante el año comidas festivas gratuitas y ofrecer regalos con pegatinas de los candidatos del partido. Existe un término local para este soborno: «sopa de serpiente, buffet vegano, pastelitos de luna y albóndigas pegajosas de arroz» (platos típicos de fiestas locales).

Sin embargo, la tasa de participación de las elecciones a los consejos de distrito es normalmente es menos que para las del consejo legislativo, y algunos de sus partidarios pueden decantarse por los demócratas. Así, la Oficina de enlace consolida el apoyo y coordina los votos a través de una red de organizaciones civiles pro-chinas, incluyendo la Federación de sindicatos de Hong Kong, la cual cuenta con 189 afiliados y 62 sindicatos asociados con más de 390.000 miembros en Hong Kong, Asociaciones de parentesco y sectores de negocios afines a China.

Free spring festival sticky rice cake with party's sticker.

Pastel gratuito de arroz pegajoso con el sticker de un partido. Imagen vía Cantonese Forum.

Aparentemente, empresas estatales de China repartieron instrucciones a la plantilla de trabajadores en las que se indica a quién votar en las elecciones legislativas. Miembros de los sindicatos y de asociaciones de parentesco afines a China recibieron supuestamente llamadas de teléfono con las mismas instrucciones.

La Oficina de enlace consiguió aumentar el número de votos a favor de los candidatos partidarios de China en las legislativas del 2016. Tal y como se vio reflejado en el escrutinio del Consejo de distrito de la segunda circunscripción, los votos a favor de China habían aumentado en 78.726, de los 723.071 del 2012 a los 801.797 del 2016, superando en 300 el número de votos obtenidos por los pandemócratas en el 2012.

Si bien los pandemócratas han conseguido muchos más votos en 2016. El número total de votos para los pandemócratas fue de 801.504 en 2012, mientras que en el 2016 ha aumentado 306.667 (1.108.171 votos en total).

¿Dónde está la recompensa?

Aunque los resultados de las elecciones no cambien el hecho de que la facción esté en el poder, los votantes de la oposición se muestran contentos por haber arruinado colectivamente el calculado plan político de Pekín. La Oficina de enlace deberá ahora hacer frente a la incómoda verdad de que puede que sus esfuerzos aumentados en la máquina electoral anima al electorado de la causa pandemócrata, incluso habiendo caos entre estos.

Cuanto más apriete China continental, más resistencia se encontrará por parte de los hongkoneses partidarios de la democracia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.