¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un ofensivo tweet de una empresa jamaiquina sobre las Olimpiadas da lección sobre responsabilidad en redes sociales

Screen grab of a YouTube video showing Omar McLeod's stunning gold-medal finish in the 110m hurdles at the 2016 Olympic Games in Rio de Janeiro, Brazil.

Captura de pantalla de un vídeo de YouTube en el que se muestra a Omar McLeod consiguiendo una impresionante medalla de oro en los 110 metros vallas en los Juegos Olímpicos del 2016 celebrados en Río de Janeiro, Brasil.

A los jamaiquinos les encanta la parte de las pistas y los circuitos en las Olimpiadas. Se puede percibir el “buen humor” por todas partes. Sin embargo, un tuit ofensivo de una sola palabra amenazó con arruinar la alegría de los jamaiquinos acerca de uno de los atletas ganadores de una medalla en las pistas, haciendo que aumentaran los problemas sobre el uso apropiado de las redes sociales por parte de las entidades corporativas.

Después que Omar McLeod ganara categóricamente los 110 metros vallas (el primer jamaiquino en ganar el oro en esta prueba), el empleado de Jamaica Gleaner, Terri Karelle, tuiteó una inocente pregunta:

Si pudiera escribir el titular de la portada de mañana de @JamaicaGleaner sobre Omar McLeod, ¿qué escribiría?

De todas las inteligentes e ingeniosas sugerencias en Twitter, una respuesta de una sola palabra, “goldfish” (pez dorado), dejó unas notas amargas en el paladar. La palabra “pez” es un término despectivo para dirigirse un hombre homosexual. Para más inri, fue publicado por la cuenta de una empresa de fabricación y distribución local.

Las reacciones de los jamaiquinos en Twitter y Facebook fueron inmediatas y condenatorias. La compañía, Lasco Distributors Limited, publicó una apropiada retractación poco después en su página de Facebook. En ella, anunciaban el despido del empleado responsable del tuit:

Dear All:
Earlier this evening an unauthorized and offensive tweet was posted via our company account.
We wish to sincerely apologize to our fans, friends, customers, consumers, partners, Jamaicans and everyone for this terrible act. Most importantly, we issue our sincerest apologies to Mr. Omar McLeod.
The LASCO Affiliated Companies are also offended by such utterances which are a clear breach of our own values. Consequently, we have removed the tweet and deactivated the account. Further, we have terminated the employee who posted the tweet as this action was a violation of our code of conduct.
We, at LASCO, have the utmost respect for the remarkable achievement of Omar McLeod. We congratulate him on his gold medal victory in the Men’s 110 M Hurdles Olympic Event. We deeply regret any embarrassment or displeasure caused by the post and again offer our sincerest apologies.
Humbly,
LASCO Distributors Limited

Hola a todos:
Esta tarde se ha publicado un tuit ofensivo y no autorizado a través de nuestra cuenta de la compañía.
Nos gustaría pedirles nuestras más sinceras disculpas a nuestros seguidores, amigos, clientes, consumidores, socios, jamaiquinos y a todo el mundo por este terrible hecho. Lo más importante, nos gustaría pedir nuestras más sinceras disculpas al señor Omar McLeod.
Las empresas LASCO afiliadas nos encontramos profundamente ofendidas por dichas declaraciones, las cuales se encuentran lejos de nuestros propios valores. Como consecuencia, hemos eliminado el tuit y hemos desactivado la cuenta. Además, hemos despedido al empleado que publicó el tuit debido a que se trata de una violación de nuestro código de conducta.
Nosotros, en LASCO, tenemos el máximo respecto al extraordinario logro conseguido por Omar McLeod. Le damos nuestra más sincera enhorabuena por haber ganado la medalla de oro en la prueba olímpica de los 110 metros vallas. Estamos profundamente arrepentidos por el bochorno o desagrado que la publicación haya podido producir y volvemos a pedir de nuevo nuestras más sinceras disculpas.
Humildemente,
LASCO Distributors Limited

Screen shot taken from Ingrid Riley's commentary on the issue.

Captura de pantalla del comentario de Ingrid Riley sobre el tema.

Después de la respuesta inicial de enfado en Facebook, la estratega digital y bloguera Ingrid Riley, compartió una publicación en su blog sobre el tema, dando a entender que era un momento “pedagógicamente aprovechable” para las compañías respecto a las redes sociales. Ella recomendaba que las empresas educaran a sus gestores de redes sociales de manera que pudieran entender como las redes sociales pueden (o no pueden) funcionar para ellos, y que las políticas de las redes sociales deben estar actualizadas y divulgarse:

Social media has irrevocably changed the way we do business, offering us a new model to engage with customers, colleagues, and the world at large. This kind of interaction, helps all businesses to build stronger, more successful customer relationships, that inevitably lead to business growth. It is not a fad of the youth, it is a legitimate, profit generating strategy for your Caribbean business. […]

Further consider this, Lasco Jamaica is a publicly traded company, it has shareholders to answer to and it is in the middle of expanding, so this was NOT a great thing to happen at this time. It literally could have cost them way more brand equity and real loss of dollars. So, it was good for them to have moved so quickly. I would [love] to see them take it further, by embracing Omar McLeod in a special way only the Lasco brand would.

Las redes sociales han cambiado irremediablemente la manera en la que hacemos negocios, ofreciéndonos un nuevo modelo para conectar con los clientes, los compañeros y con el mundo en su totalidad. Este tipo de interacción nos ayuda a todos los negocios a hacernos más fuertes o a tener más éxito en las relaciones con el cliente, lo que inevitablemente lleva al crecimiento de un negocio. No es una moda pasajera de los jóvenes, sino que se trata de una estrategia legítima que crea beneficios para nuestro negocio caribeño. […]
Además consideramos que Lasco Jamaica es una compañía que negocia de manera pública, tiene accionistas a los que responder y se encuentra en medio de una expansión, así que NO es casualidad que haya ocurrido en este momento. Literalmente podría haberles costado bastante valor de marca y una pérdida real de dinero. Así que, ha sido bueno que hayan respondido tan rápidamente. Me encantaría que lo llevaran un paso más allá, creando lazos con Omar McLeod de una manera especial que solo la marca Lasco podría.

El experto en redes sociales y periodista, Ross Sheil, escribió en su blog que las empresas locales no se hacen cargo de las redes sociales de una manera lo suficientemente seria:

First Lasco’s Twitter account last night sent a homophobic tweet directed at Olympic gold medallist Omar McLeod. Second they claimed the account had been hacked. Third, amid a firestorm of social media backlash, they sent another apology […] this time acknowledging and sacking the employee responsible. Their chairman Lascelles Chin then appeared on radio this morning to apologise further.

From my experience (and yes mistakes) working for, consulting and training Jamaican companies I’m only surprised something this ‘OH SHIT!’ never happened sooner. Surprised because few companies have taken digital seriously to prevent such a thing happening.

Another point about training: diversity. I was proud to have played a role in founding Respect Jamaica and in doing so had to recognise that we still have a long way to go in our workplaces in recognising ALL forms of discrimination. It was great to see so many corporates sign up to support the programme but reality is that within local companies discrimination and harassment too often gets whitewashed.

Primero, la cuenta de Twitter de Lasco, envió la pasada noche un tuit homófobo dirigido hacia el ganador de la medalla de oro olímpica Omar McLeod. Segundo, declararon que habían pirateado la cuenta. Tercero, en medio de una tormenta ante la respuesta negativa de las redes sociales, esta vez volvieron a pedir disculpas […] reconociéndolo y despidiendo al empleado responsable. Su presidente, Lascelles Chin, apareció entonces en la radio esta mañana para volver a pedir disculpas.

Según mi experiencia (y también errores) a la hora de trabajar como consultor y formador para las empresas jamaiquinas, solo me sorprende que este “¡OH, MIERDA!” no haya ocurrido antes. Estoy sorprendido, porque son pocas las empresas que se han tomado lo digital de una manera seria para prevenir que ocurran este tipo de cosas.

Otra cosa más sobre formación: diversidad. Estoy orgulloso de haber jugado un papel en la fundación Respect Jamaica y haberlo hecho me ha hecho reconocer que aún queda un largo camino para que se reconozcan en nuestro lugar de trabajo TODO tipo de discriminaciones. Ha sido genial ver como muchas corporaciones se han inscrito para apoyar el programa pero la realidad es que además de la discriminación y el acoso dentro de las compañías locales existe normalmente el encubrimiento.

(Puede leer más sobre el tipo de trabajo que realiza Respect Jamaica aquí).

Esa misma noche, la líder de la oposición Portia Simpson Miller, tuiteó:

Animo a todos a homenajear a nuestros atletas que nos han hecho sentir orgullosos con sus logros. Permanezcamos unidos en contra del odio y la intolerancia.

El periodista deportivo Leighton Levy escribió en el popular diario Jamaica Star:

On Tuesday night, Omar McCleod created a bit of history of his own by becoming the first Jamaican man to win an Olympic sprint hurdles title. […]

His accomplishment was hailed and celebrated like it should be. However, some of us would not be satisfied until they found a way to taint his accomplishments, not because of something he did, or did not do, but because of something we believe him to be.

Omar McLeod is an outstanding young man. A talented athlete and a good student, and did you hear his articulate post-race interview and see how engaging he was? But apparently, for some of us that is not enough.

Because of his mannerisms some people have categorised him as someone that makes Jamaicans extremely uncomfortable. That I feel was what made someone send out a most unfortunate tweet that subsequently cost them their job. And rightly so.

I can never wrap my mind around why in someone's moment of glory while representing his or her country, should we try to tear them down because we believe they are different from we are. And belief is all it is. […] And whether or not those among us who feel that he is the way they feel about him is actually true, so what?

La noche del martes, Omar McLeod hizo historia por sí mismo convirtiéndose en el primer jamaiquino en ganar un título en la carrera de obstáculos en las Olimpiadas. […]

Su logro fue aclamado y celebrado como debe ser. Sin embargo, al parecer algunos de nosotros no quedamos del todo satisfechos hasta que encontramos un modo de corromper sus logros, no por algo que haya hecho o que no haya hecho, sino por algo que creemos que él es.

Omar McLeod es un joven espectacular. Un atleta con talento y un buen estudiante, y, ¿Has escuchado esa elocuente entrevista que dio tras la carrera y has visto lo encantador que fue? Pues, aparentemente, para algunos eso no es suficiente.

Debido a sus maneras, mucha gente le ha clasificado como una persona que hace sentir a los jamaiquinos terriblemente incómodos. Creo que eso fue lo que hizo que una persona envíe un tuit bastante desafortunado con la consecuente pérdida de su trabajo. Y con razón.

No soy capaz de entender por qué en el momento de gloria de una persona que representa a su país, debemos intentar despedazarlo porque creamos que es diferente a nosotros. Y creer es lo que es. […] Y, en el caso de que aquellos que piensan eso sobre él estén en lo cierto, ¿Qué más da?

No obstante, el laureado bloguero Zaheer Clarke advertía:

@GlenDivo @Petchary @Sheekz_ @jaevionn @yaneekpage Lejos de las miradas curiosas de Facebook o Twitter, muchos vomitaron intolerancia en los grupos de WhatsApp sobre el tema.

En Facebook, el profesional en relaciones públicas y periodista Elon Parkinson hizo una observación:

The ‪#‎Goldfish‬ tweet reveals more than just a casual acquaintance with bigotry; it also demonstrates how differently the society will respond when the prejudice is directed towards a person they hold in high esteem, against another who is not so lucky to be considered.

El tuit que decía #‎Goldfish‬ dice algo más que simplemente una cita casual intolerante. También demuestra las maneras diferentes en las que responde la sociedad cuando el prejuicio está dirigido hacia una persona a la que se tiene en alta estima, en contra de otro que no tiene tanta suerte para que sea considerado.

Los jamaiquinos terminaron las olimpiadas con una calificación alta, celebrando la personalidad alegre de McLeod, su llanto mientras decía “¡Gracias Dios!” mientras cruzaba la línea de meta, y su manera de cantar desde el corazón el himno nacional sobre el podio:

Omar McLeod simplemente cantó el himno nacional sumido en un BOOM apropiado mientras se encontraba arriba del podio. Ánimo, eres un gran atleta.

Lea más en nuesta cobertura especial: Alegría, decepción e injusticia en las Olimpiadas de Río

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.