¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mentiras, mentiras totales y la salud de los presidentes de Asia Central

Atambayev being loaded into an ambulance from Istanbul's Ataturk airport. Screenshot from Turkey's TDA news agency.

Atambayev es subido a una ambulancia en el aeropuerto Ataturk de Estambul. Captura de pantalla de la agencia de noticias turca TDA.

El lunes 19 de setiembre, se informó que el presidente de Kirguistán, Almazbek Atambayev, cayó enfermo con dolores en el pecho mientras estaba de camino a la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y fue transportado a un hospital para revisiones médicas. Sin embargo, pocos en el país exsoviético están tomando la noticia sin cuestionamientos.

Después de todo, esto es Asia Central, una región autoritaria donde los rumores reinan en ausencia de información confiable, y conspiraciones que pueden sonar inverosímiles en otro lugar, pronto adquirieron una lógica convincente.

Así que, oficialmente, Atambayev está enfermo e incluso evidencia en video de una agencia de noticias turca parece dar fe de esto.

Extraoficialmente, el taimado presidente que acaba de celebrar sus 60 años, casi cinco años después de haber llegado al poder, no está para nada bien.

“Condición crítica”

Los aparentes e inesperados problemas del corazón del presidente llegan el mismo mes que el presidente del vecino Uzbekistán, Islam Karimov, fuera enterrado luego de un derrame fatal a los 78 años.

Presidente de Kirguistán, Almazbek Atambayev, cae enfermo en Estambul en su camino para asistir a la cumbre de la ONU.
——
Atambayev cae enfermo. Justo después que Karimov… ¿Coincidencia? No lo creo.

La admisión del gobierno uzbeko el 28 de agosto de que Karimov había sido hospitalizado fue su primera referencia a la mala salud del veterano líder en los 27 años de su gobierno, y llevó a muchos a creer que el final estaba cerca.

Y así fue, salvo que el gobierno retrasó el anuncio de la muerte de Karimov tanto como pudo.

La noticia llegó después de que Fergana News, un sitio web con sede en Moscú y una red de contactos en el estado de Asia Central, informó de su muerte el 29 de agosto. Fue después de que Reuters, citando fuentes diplomáticas, dio a conocer su muerte cuatro días después. Se dio luego de que Turquía, el primer estado que reconoció la independencia de Uzbekistán el 1 de setiembre de 1991, fuera también el primer estado en enviar condolencias por el fallecimiento de su líder el 2 de setiembre del 2016.

Solamente después de que ocurrieron estos hechos fue que el gobierno uzbeko los tomó en cuenta y anunció la muerte de Karimov, y dejó de lado su previamente anunciada “condición crítica”.

Karimov toca a las puertas del Cielo.
San Pedro: Lo lamento, no te puedo dejar entrar hasta que recibamos la confirmación oficial.

Incluso antes de que su muerte fuera confirmada oficialmente, se informó que Karimov había caído en varios comas y había sufrido ataques cardiacos muchas veces a lo largo de los años.

Muchos de estos roces con el más allá no fueron más que inventos de grupos de oposición en el exilio, pero dado el grado hasta el cual la información está controlada en el país de 32 millones de personas, siempre fue imposible saberlo con certeza hasta que reaparecía en público.

Cuestión de oportunidad

Mientras que con Karimov la sospecha era siempre que estaba muerto o incapacitado de alguna manera, aunque no lo estaba, con Atambayev, sobre todo entre sus opositores políticos, la sospecha era que en realidad no está nada enfermo.

Rita Karasartova, activista cívica y excandidata a Defensora del Pueblo, resumió una línea de pensamiento, como una batalla cada vez más amarga entre partidarios y opositores de Atambayev sobre reformas propuestas a la Constitución que continúa propagándose en su ausencia:

Мысли вслух. Может быть такое что это заранее подготовленный План. Наш Президент никогда и не собирался ехать в Нью Йорк. Он должен лежать чуть ли не смертельно больным в Стамбуле, пока здесь будут проводиться аресты. Так он получает право сказать, что ничего не знал. В случае если что то пойдет не так, то можно переиграть и списать на исполнителя.

Pensando en voz alta. Tal vez es un plan ya arreglado. Nuestro presidente no iba a ir a Nueva York. Debió mentir sobre estar terminalmente enfermo en Estambul mientras acá ocurrían arrestos. Entonces tiene el derecho de decir que no sabía nada. En el caso que algo saliera mal, podía culpar a sus subordinados.

Otra línea de pensamiento es que Atambayev ha fingido la enfermedad en Turquía para tener una audiencia con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, después de que los dos países parecieron pelear luego del sangriento golpe en julio, del que Ankara culpa al teórico islámico Fethullah Gulen, radicado en Estados Unidos.

Otra es que no quería estar en la Asamblea General de las Naciones Unidas porque no quería que le hicieran preguntas incómodas sobre los ambiguos cambios constitucionales por los que él y sus aliados están presionando tanto.

Como notó un usuario de Facebook, en medio de una tormenta de conspiraciones en línea, “a nuestro pobre presidente no se le permite enfermarse como un humano”.

Kyrgyz President Almazbek Atambayev. Image taken from Russia government website.

Presidente kirguiso Almazbek Atambayev. Imagen del gobierno ruso, con licencia para ser reusada.

Irónicamente, mientras la hospitalización de Atambayev ocurrió justo cuando estaba programado que apareciera en la 71° Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el todopoderoso presidente de Turkmenistán, Gurbanguly Berdymukhamedov, fue objeto de especulación sobre su estado de salud cuando regresó de la 70° Sesión en esta época el año pasado.

Como Eurasianet informó en su momento:

Exiled Turkmen activists have noted a strange detour during President Gurbanguly Berdymukhamedov’s return from New York this week, prompting speculation that he might be unwell.

The Chronicles of Turkmenistan website said a keen-eyed reader scouring planespotter resource FlightRadar24 noted that Berdymukhamedov’s plane had stopped off in Munich, Germany, on September 26 instead of heading straight to Ashgabat.

That was enough to prompt opposition site Gundogar.org to speculate that the president had stopped off for medical consultations precipitated by a health scare.

According to his official schedule, Berdymukhamedov was due to travel on September 24-27 to take part in the 70th session of the United Nations General Assembly.

As it happens, Berdymukhamedov’s speech before the General Assembly included a passage on health and on the need to promote healthy lifestyles.

Activistas turcomanos exiliados han notado un extraño desvío durante el regreso del presidente Gurbanguly Berdymukhamedov de Nueva York esta semana, que ha provocado especulación de que podría no estar bien.

El sitio web Chronicles of Turkmenistan dijo que un agudo recurso observador de aviones, FlightRadar24, notó que el avión de Berdymukhamedov había parado en Múnich, Alemania, el 26 de setiembre en vez de dirigirse directamente a Asjabad.

Eso bastó para provocar que el sitio de oposición Gundogar.org especulara que el presidente había parado por consultas médicas precipitadas por un susto médico.

Según su programa oficial, Berdymukhamedov debió viaiar entre el 24 y 27 de setiembre para participar en la 70° sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Sin ir más lejos, el discurso de Berdymukhamedov ante la Asamblea General incluía un pasaje sobre salud y la necesidad de promover estilos de vida saludables.

El informe continuaba:

That Berdymukhamedov is in poor health is always possible, although state media tirelessly rams home the message that the president is a superior sporting specimen.

The Munich connection is an intriguing one, however.

Former President Saparmurat Niyazov, who is said to have lived sybaritically before succumbing to heart failure in late 2006, was especially fond of Munich doctors. As his then-health minister, Berdymukhamedov would likely have had direct communication with the clinicians.

Que Berdymukhamedov esté con mala salud siempre es posible, aunque los medios estatales subrayan incansablemente el mensaje de que el presidente es un espécimen deportista superior.

Sin embargo, la conexión en Múnich es intrigante.

El expresidente Saparmurat Niyazov, de quien se dice vivió lujosamente antes de sucumbir a una falla cardiaca a fines de 2006, era muy afecto a los médicos de Múnich. Como su entonces ministro de salud, probablemente Berdymukhamedov tenía comunicación directa con los médicos.

Líderes de Asia Central y rumores de salud: una combinación formada en un vacío de información.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.