¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un ex niño de la calle pone un Café-librería para niños sin hogar en Mumbai

The the story of Amin Sheikh, who wanted to change the fate of boys like him who grew up on the streets of Bombay. Photo credit: Humans of Bombay

La historia de Amin Sheikh, que quiere cambiar la suerte de otros niños que viven en las calles de Bombay. Foto: Humans of Bombay.

Después de vender durante tres años su autobiografía en las agitadas calles de Mumbai, Amin Sheikh está recogiendo los frutos de todo su trabajo. Finalmente ha logrado hacer realidad su sueño de poner un café-librería para niños pobres de la calle en la capital financiera de la India.

Sheikh, de 36 años, tuvo muchas experiencias en su vida. Nació en una villa miseria en el norte de Mumbai (cuando la ciudad se llamaba Bombay) en el seno de una familia pobre. Para él, la vida empezó cuando a los cinco años comenzó a trabajar en un puesto de té. Cuando tenía 16, vivía en las calles hostiles de Mumbai como un niño de la calle y tenía experiencia en recolectar basura, cantar en los trenes, mendigar y juntar chatarra, trabajar en fábricas o vendiendo en los trenes, limpiando zapatos, etc. antes de que un orfanato en Mumbai llamado Snehasadan lo rescatara. Allí le dieron un hogar y su vida cambió.

Cuando tenía 17 años, lo enviaron a trabajar con Eustace Fernandes, un famoso artista. Fue su chofer, su cocinero y hacía la limpieza, y entretanto aprendió inglés. Con la ayuda de Eustace, Sheikh comenzó su propia empresa de viajes llamada Sneha Travels en el 2002. Eustace incluso lo llevó a Barcelona una vez donde fue a un par de cafés-librerías de donde sacó su inspiración.

Amin in his Cafe. Used with permission

Empleados del café de Amin Sheikh. Los empleados del café son ex niños de la calle de Snehasadan. Foto usada con permiso.

Hoy, el café de Sheikh Bombay to Barcelona está pintado en varias tonalidades de blancos y naranjas y está atendido por muchos ex niños de la calle de Snehasadan. El café, que abrió a mediados de agosto del 2016, quiere incluir a todo tipo de personas y por eso sus precios son muy razonables. Por ejemplo, una taza de té cuesta solo 10 rupias (15 centavos de dólar), al igual que en cualquier puesto de la calle. El lema de Sheikh es: “Todos merecen tomar un café o un té en un lindo lugar”.

Según un censo hecho por el Tata Institute of Social Sciences y la organización de voluntarios Action Aid India, hay 37.059 niños que viven en la calles de Mumbai. Dos de cada cinco niños de la calle han sufrido abusos físicos, sexuales o verbales o han pasado hambre en algún momento de sus vidas.

Sheikh habló con Global Voices de cómo logró hacer realidad su café, juntando fondos con la venta de su autobiografía, y de sus planes de ayudar a los niños de la calle.

“Vendí libros durante casi tres años para juntar dinero y poner un café. Siempre estaremos abiertos para los niños de la calle y nunca les negaremos la entrada al café”, dice.

The cafe provides food and other assortments free of cost to underprivileged children. Photo credit: Bombay to Barcelona FB page. Used with permission.

El café ofrece alimentos gratis a niños pobres. Foto: Página de FB de Bombay to Barcelona. Usada con permiso.

En su autobiografía, Bombay Mumbai: La vida es la vida: Soy gracias a tí, publicado en el 2013 en inglés, Sheikh recuerda las experiencias de su infancia cuando vivía en las calles de Mumbai, cantando y mendigando en los trenes de la ciudad, y las dificultades que enfrentó por la falta de apoyo familiar.

Ahora, usa las ganancias generadas por las ventas del libro para financiar su café.

“Me escapé de mi casa a los cinco años por las amenazas y el trato abusivo de mi padrastro. Mendigué, dormí en estaciones de tren, hasta que Snehasadan me rescató” cuenta Sheikh.

Ahora está resuelto a dar techo y ayudar a los niños de la calle. “No quiero que estos niños vuelvan a las calles otra vez.”

Photo Credit: Bombay to Barcelona FB page.

Foto: Página de FB de Bombay to Barcelona. Usada con permiso.

Sheikh ya vendió cerca de 12.000 libros en varios idiomas como español, catalán y Marathi para juntar dinero para su café.

Una lectora de España, María Antonia Perez, visitó recientemente Mumbai para ayudar a Sheikh a instalar el café, tras leer su libro.

Photo Credit:

Foto: Página de FB de Bombay to Barcelona. Usada con permiso.

“Tenemos una mesa especial preparada con tortas y otros snacks para los niños de la calle. La reacción de ellos ha sido muy buena”, dice Sheikh.

Photo

Foto: Página de FB de Bombay to Barcelona. Usada con permiso.

Aquí está su historia en YouTube subida por Ditto TV:

En Mumbai, un grupo de estudiantes hizo un corto sobre el libro y la vida de Sheikh:

La gente que visita el café generalmente hace buenos comentarios en las redes sociales.

Shivangini Singh escribió en Facebook:

This book costs only 300/-. If you buy it, you are helping Amin Sheikh, a former street kid, build a better life for others who are on the streets.

I just finished reading it. The life story, the journey is deep. Very real, very positive and oh so inspiring!

El libro solo cuesta 300/-. Si lo compras, estarás ayudando a Amin Sheikh, un ex niño de la calle a darles una vida mejor a otros chicos que viven en la calle.

Acabo de leerlo. La historia de vida, el viaje es profundo. ¡Muy real, muy positivo y tan inspirador!

¡¡El café Bombay to Barcelona es un lugar tan lindo y cálido!! :-)

Deanne Moraes escribió una excelente crítica en Facebook:

Never felt like home at any cafe before, like I did when I visited your cafe…. The ambience, the decor, the snacks… everything is just perfect….. The customer service is something I will never forget… I have always forgotten names of people working in hotels or cafe but at your cafe SAI, I can never forget the hospitality he provided and his name.. All the best…

Nunca antes me sentí en casa en un café, como cuando visité tu café…el ambiente, la decoración, los snacks, todo es perfecto…la atención es algo que nunca olvidaré… Siempre olvidé los nombres de la gente que trabaja en los hoteles o los cafés, pero tu café…, nunca olvidaré tu hospitalidad, ni tu nombre. Te deseo lo mejor…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.