¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Documental aborda los efectos del cambio climático en el modo de vida de los indígenas de Xingu

Este artículo fue publicado originalmente en la página web del Instituto Socioambiental. Es republicado aquí mediante un acuerdo de intercambio de contenidos.

Cerca de 6500 indígenas de 16 pueblos distintos viven hoy en el Parque Indígena de Xingu, localizado en el estado del Mato Grosso, región Centro-Oeste de Brasil. Con su sistema tradicional de manejo del territorio, ellos garantizan la preservación de los bosques. Sin embargo, en el entorno del Parque la realidad es otra: 86% de los bosques fueron convertidos en soya, maíz y pasto en los últimos 30 años. Las consecuencias en el clima, los animales y la agricultura son sentidas por los indígenas.

Con el guión de Paulo Junqueira, de ISA, y Mari Corrêa, del Instituto Catitu, quien también es la directora, el documental en cortometraje “Adonde fueron las golondrinas” muestra cómo los pueblos que habitan en el Parque Indígena de Xingu están percibiendo a diario los impactos de los cambios del clima — sea en su alimentación, en sus sistemas de orientación en el tiempo, en su cultura o en sus rituales.

Producido como sociedad entre ISA y el Instituto Catitu para ser exhibido durante la Conferencia del Clima de París (COP-21), el film fue premiado en el Festival de Cine Ambiental de las Islas Canarias y en el Festival Entretodos de Derechos Humanos. Ahora, está también disponible en internet.

Las cigarras ya no cantan . Las mariposas y golondrinas desaparecerán

Los signos están por todas partes. Las cigarras ya no cantan anunciando que la lluvia está por venir. También desaparecerán las golondrinas que volaban en bandos para anunciar el inicio de las lluvias. Las mariposas, que visitaban las aldeas avisando que el rio iba a comenzar a secarse, desaparecerán. Antiguamente no era así, dicen ellos. Pero con el aumento del calor, la falta de lluvias y la deforestación en el entorno del Parque y hasta la construcción de represas son señaladas como causas de esos cambios. El fuego, antes restringido al campo, hoy se esparce con mucha facilidad, alcanzando a grandes áreas del Parque, forzando a que los indígenas se movilicen y adopten nuevas técnicas y equipos para controlar el fuego.

El calor intenso también está matando a las frutas y alimentos que son parte de la gastronomía de los pueblos xinguanos y que están desapareciendo, como es el caso de algunas especies de yuca y papa. Hasta los peces de pequi, fuente de alimento y fundamental en el ritual de la perforación a orillas de los Waurá, están siendo atacados por plagas que los xinguanos no conocían. Preocupados, creen que van a pasar hambre en el futuro, porque las plantaciones no van a resistir. Y temen que las futuras generaciones tengan que depender de la comida de los blancos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.