¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La campaña electoral de Renho Murata dejó al descubierto la xenofobia en Japón

Renho

Renho, candidata por el Partido Demócrata japonés. Captura del canal oficial del FCCI en YouTube.

Una política japonesa se convirtió en el blanco de todos los ataques por sus raíces taiwanesas, y se le acusó de odiar a Japón. Todo formó parte de una campaña para vincular a la carismática ex presentadora de televisión con la etapa más oscura de la reciente historia del país asiático.

Renho Murata, una popular opositora, conocida generalmente como «Renho», estaba en la carrera para encabezar el recién creado Partido Demócrata (民進党, Minshinto, o «PD»), el mayor partido de la oposición de Japón, que eligió a su líder el 15 de setiembre (NdE: Finalmente ella ganó las elecciones).

Aunque su padre es originario de Taiwán, Renho nació y creció en Tokio, y tuvo doble nacionalidad japonesa-taiwanesa al menos hasta los 17 años.

En la década de 1990, Renho se hizo presentadora de noticiarios, y a menudo informaba sobre China. Elegida miembro de la Dieta japonesa en el 2004, se convirtió en ministra del funesto gobierno formado en el 2010 por el Partido Demócrata de Japón (民衆党, Minshuto, conocido como «PDJ» y hoy desaparecido).

Mientras el recién formado Partido Demócrata (PD) se aprestaba a elegir un nuevo líder, los opositores políticos intentaron vincular a Renho con el aborrecido Partido Demócrata de Japón y le acusan de seguir manteniendo secretamente la doble nacionalidad, algo prohibido por la ley japonesa.

Esta portada pertenece al número de agosto del 2010 de la revista de unas líneas aéreas chinas nacionales. Hay un artículo que pregunta: «¿Será Renho la futura primera ministra de Japón?». El artículo también afirma que nunca ha renunciado a su ciudadanía taiwanesa.

Tampoco ayudó que la propia Rehno anunciara que presentó la documentación en el equivalente a la embajada taiwanesa en Tokio para comprobar de forma definitiva que no tiene la doble nacionalidad.

Para los críticos de Renho, la cuestión de su nacionalidad les sirvió en bandeja una magnífica oportunidad para poner en duda su compromiso con Japón. Gracias a un provocativo artículo de opinión del ultranacionalista Abiru Rui publicado por el diario conservador Sankei Shimbun, los términos «repudiar» y «despreciar» (否定・軽視) se convirtieron en tendencia en Twitter a principio de mes.

«Sincera opinión de Abiru Rui — Al rechazar y despreciar el concepto de ‘país’, el ADN del antiguo Partido Demócrata sigue fluyendo con fuerza». — Sankei News (@Sankei_news)

Imágenes de fracaso, incompetencia e incluso traición y racismo

El polémico artículo de Abiru tiene el incómodo título de «Al rechazar y despreciar el concepto de ‘país’, el ADN del antiguo Partido Demócrata sigue fluyendo con fuerza» (‘国’ を否定・軽視する民進党には、やっぱり民主党DNAが色濃く流れている).

Abiru argumenta que el recién formado Partido Demócrata (PD) pondrá siempre los intereses de Japón en segundo término, al igual que su predecesor, el Partido Demócrata de Japón (PDJ), dejó de lado a Japón durante su época en el poder, del 2009 al 2012.

El PDJ, que gobernaba durante el «triple desastre» de marzo del 2011, antes de perder las elecciones generales del 2012, conjura imágenes de fracaso, incompetencia e incluso de traición y de la destrucción del propio Japón, a causa del desastre de Fukushima y la guerra con China.

El PDJ nunca recuperó la confianza del público tras las elecciones del 2012, y fue disuelto en marzo del 2016. El nuevo partido, llamado simplemente Partido Demócrata (PD), se fundó después combinando varias facciones del antiguo PDJ con una miscelánea de partidos afines.

Se espera que, de alguna manera, la televisiva Renho inyecte vida en el PD, que logró unos pobres resultados en las elecciones celebradas al principio del verano.

En el polémico artículo de Sankei, Abiru afirma que la esperanzadora líder del Partido Demócrata Renho Murata «básicamente dice» que «no tiene un concepto de lo que es un país» (国というものが何だかよく分からない) y que «Japón no es solo para los japoneses» (日本列島は日本人だけの所有物じゃない).

Abiru se refiere directamente a la herencia taiwanesa —extranjera— de Renho. También vincula el nuevo Partido Demócrata, PD, con el antiguo PDJ liderado al principio por Hatoyama Yukio.

Durante su corta permanencia como primer ministro japonés entre el 2009 y el 2010, Hatoyama se hizo tristemente célebre por sus meteduras de pata. Después de dejar su puesto, enojó a muchos japoneses al viajar a China para disculparse por el comportamiento de Japón durante la guerra, prueba, según Abiru, de la lealtad de Hatoyama a un gobierno extranjero. En general, la respuesta de los sucesivos primeros ministros del PDJ ante el «triple desastre» (el terremoto, el tsunami y el desastre nuclear) que conmocionó a Japón se percibió como una chapuza tras otra, antes de provocar una confrontación con China por las islas Senkaku que aún continua.

Al considerar a Renho, de raíces taiwanesas aunque nacida y criada en Tokio, como una líder potencial, Abiru dice que «el Partido Demócrata nunca podrá cambiar su imagen» (民進党のイメージを思いっきり変えたい). Esta imagen, según Abiru, es la de un Partido Democrático que odia Japón.

El artículo de Abiru Sankei se hizo viral, y recibió numerosos comentarios sobre la retorcida lógica de su autor. Una de las quejas más comunes fue que Abiru se había inventado la cita atribuida a Renho:

Renho nunca dijo que «repudiaba Japón», así que ¿por qué lo incluyen en el título? Y si estuviéramos hablando de un país que suele traicionarse a sí mismo, sería el Partido Liberal Demócrata [actualmente en el poder], ¿no es cierto?

Bastantes usuarios se quejaron de la pobre prosa de Abiru:

[La columna de Abiru] tiene poca sustancia más que una diatriba de borracho, pero imagino que esto es lo que últimamente hablan los viejos pelmazos. Quizás lo rumia a gusto allá lejos con la gente del [[ultraconservador]] Nippon Kaigi.

Aunque hay muchos tuiteros que hicieron comentarios desdeñosos sobre el origen étnico de Renho y su deseo de «vender Japón», la ex presentadora sigue teniendo sus seguidores.

Nacida en Japón, su lengua materna es el japonés, simplemente resulta que su padre nació en Taiwan. Esto tendría que haberse *aclarado* en el artículo de Abiru. ¡No te des por vencida, Renho!

Renho fue elegida como nuevo líder del Partido Demócrata el 15 de setiembre del 2016.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.