¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Gobierno jordano firma acuerdo de gas con Israel ignorando protestas públicas

Protest against gas deal in Amman

Manifestación en Amman, en el marco de una campaña nacional liderada por activistas, sindicatos y partidos políticos para detener la firma del acuerdo del gas entre Israel y Jordania. Fuente: Cuenta de Khaled Al Shakaa en Twitter.

El 26 de setiembre del 2016, la empresa petrolera con sede en Houston Noble Energy anunció que el consorcio energético ha celebrado un contrato para el suministro de gas natural proveniente del yacimiento de gas natural Leviatán en el territorio ocupado por Israel a la National Electric Power Company Ltd. (NEPCO), empresa que pertenece en su totalidad al estado jordano. El anuncio no fue bien recibido y el público jordano, que en su mayoría todavía se opone a cualquier normalización de la relación con Israel, se manifestó en contra del acuerdo, a pesar de que han transcurrido dos décadas desde la firma de los acuerdos de paz de Wadi Araba entre los dos países.

La escritora jordana Samar Saeed sostiene que este acuerdo convierte a todos los ciudadanos en cómplices de facto en las guerras de Israel.

Con la firma del acuerdo, el régimen jordano ha convertido a todos los ciudadanos en normalizadores. Subsidiaremos futuras guerras. No puedo vivir con esto.

El acuerdo ha sido descrito como “histórico” por el consorcio energético, viene a cumplir el objetivo de Israel desde el hallazgo del yacimiento en el 2010 de convertirse en exportador de gas natural. Contribuirá para que Israel pueda afrontar los costos iniciales del desarrollo del yacimiento de gas Leviatán. Según el consultor en energía Amit Mor, “El desarrollo del proyecto Leviatán es crucial para la seguridad nacional de Israel, que actualmente cubre la totalidad de su consumo de gas con un solo yacimiento, el de Tamar. Por lo tanto, la diversificación de las fuentes de gas es una necesidad, y será posible gracias al mercado jordano”.

Este no es el primer acuerdo de gas natural celebrado entre Israel y Jordania. En febrero del 2014, Israel firmó un acuerdo de $500 millones por el suministro de 1,8 bcm de gas desde el yacimiento Tamar, vecino a las empresas productoras de gas Jordan bromine y Arab Potash. Ambos acuerdos han sido extremadamente impopulares entre los jordanos, en particular entre los detractores del proceso de normalización y el movimiento SDE. Una encuesta realizada en febrero por el canal de televisión jordano Ro'ya mostró que el 90 por ciento de los encuestados se oponía a la importación de gas desde Israel.

Un sondeo de opinión de BDAN Al Balad de febrero señala que el 90 por ciento de los jordanos está en contra de la firma de un acuerdo de gas con el enemigo.

La Campaña Nacional por la revocación del acuerdo de gas con la entidad sionista, una coalición de activistas, sindicatos, partidos políticos, y ex parlamentarios fundada en enero del 2015, encabeza la oposición nacional al acuerdo de gas usando la etiqueta # غاز _ العدو _ احتلال, lo que traducido significa “El gas del enemigo equivale a ocupación”. La campaña organizó a principios de mes un “tribunal popular” acusando al gobierno y a las empresas involucradas de poner en peligro la seguridad nacional y de apoyar el terrorismo sionista.

Fotos y video: La Campaña Nacional para revocar el acuerdo del gas somete a un jurado popular el acuerdo de gas con la entidad sionista

En respuesta al acuerdo recientemente anunciado, la campaña difundió un enérgico comunicado lamentando la decisión del gobierno de seguir adelante con el acuerdo a pesar de las continuas violaciones de Israel a los Acuerdos de Paz de 1995. La campaña convocó a una nueva protesta prevista para el viernes 30 de setiembre, que se espera se convierta en la manifestación más multitudinaria celebrada un viernes en las calles de Jordania desde los levantamientos del 2011-12.

Los organizadores de la campaña también apoyaron la convocatoria del movimiento juvenil Herak Shababi, que ha estado activo desde los levantamientos del 2011-12, que organizó una vigilia la noche del martes frente a la sede de NEPCO. El evento consiguió reunir alrededor de 200 participantes pese a la poca antelación, que luego de la invitación para volver a las calles el viernes se dispersaron pacíficamente:

Vamos a cantar tan fuerte como podamos, nos oponemos a la ocupación, a la normalización forzada y a la paz hasta que recuperemos nuestros derechos.

El escritor jordano Hisham Bustani plantea lo siguiente en un artículo para 7iber, “Jordania no necesita importar gas de Israel, después de todo, no necesita alternativas en el corto plazo, porque según los comunicados de prensa del gobierno, las necesidades de energía de Jordania están cubiertas con la importación de combustible de la plataforma de gas licuado de petróleo inaugurada el año pasado en Aqaba”. Bustani continuó enumerando la variedad de proyectos de energía alternativa que Jordania ha puesto en marcha en los últimos años que tienen potencial para cubrir las necesidades de energía de Jordania.

Safa’ Al Jayousi, experta y defensora del ambiente, también tuiteó acerca del potencial de las fuentes de energía renovables para Jordania

Las fuentes de energía renovables, especialmente la fotovoltaica, pueden cubrir 60 veces la demanda eléctrica de Jordania, sin ningún tipo de acuerdos de por medio, para el año 2050.

Bustani también cuestionó la oportunidad de la firma del acuerdo, que fue anunciado pocos días después de que Jordania celebró sus elecciones nacionales, y un día después de que el actual gobierno presentó su renuncia, por lo que ninguna institución asumió responsabilidad por el acuerdo.

El escritor jordano Bara’ Hasaniya también lamentó la hipocresía de que el acuerdo se celebrara poco después de las elecciones.

Cómo pretenden que creamos en la democracia en el país cuando ignoran los reclamos de millones de compatriotas contra la firma de un acuerdo con el enemigo.

La usuaria de Twitter Anadareee expresó su desagrado porque la firma del acuerdo se concretó menos de dos semanas después de que fuerzas israelíes dieron muerte a Said Al-Amro, un jordano de 28 años de Al-Karak.

Anote la fecha del 26-9, hoy hemos firmado el acuerdo de la vergüenza y el sometimiento con el enemigo sionista, mientras la sangre de Al-Amro aún no se ha enfriado.

El autor jordano Jaber Jaber expresó su preocupación acerca de que el gobierno recurre a la censura para limitar la cobertura mediática del acuerdo, en referencia a la tendencia del gobierno de imponer a los medios de comunicación frecuentes órdenes mordaza, como hemos informado en Global Voices Advox recientemente.

Es mejor que escriban rápido sobre el acuerdo de gas con el enemigo sionista antes de que les ordenen permanecer en silencio.

Es poco probable que Jordania de marcha atrás en el acuerdo, debido a la importancia estratégica que tiene para los aliados del país, a saber, Estados Unidos e Israel.

El descubrimiento de Egipto de sus propias reservas estratégicas de gas, y el hecho de que el resto de la región se encuentre inmersa en una guerra, deja a Jordania como el único cliente viable para el yacimiento de gas Leviatán. El desarrollo de este yacimiento de gas estratégico abrirá el camino para un potencial acuerdo de gas con Turquía, que previamente deberá resolver sus diferencias políticas con Chipre. Esto servirá para terminar con el monopolio ruso sobre el gas natural en Europa, para alivio colectivo de EE.UU. y sus aliados del Atlántico, y para consolidar la economía y la seguridad de Israel, matando así dos pájaros de un tiro.

El resultado de la protesta del viernes mostrará si el régimen jordano ha conseguido revertir la reacción inicial y debilitar la oposición local al acuerdo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.