¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tribunal de Bahréin demora dictado de sentencia y rechaza liberación del activista Nabeel Rajab

Prominent Bahraini human rights defender Nabeel Rajab to stand trial on March 15. Photograph by Majeed Tareef. Copyright: Demotix

El destacado defensor de derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab será juzgado el 6 de octubre. Fotografía de Majeed Tareef. Copyright: Demotix

El Tribunal Penal Superior de Bahréin el pasado 5 de setiembre retrasó una vez más el veredicto del caso del gobierno contra el activista de derechos humanos Nabeel Rajab.

El director del Centro de Derechos Humanos de Barhéin, Rajab ha sido condenado a prisión en repetidas ocasiones desde 2012 por su activismo y trabajo en materia de derechos humanos.

Rajab fue arrestado una vez más el 13 de junio de 2016 por criticar la participación de Bahréin en la guerra que lidera Arabia Saudita contra los rebeldes hutíes en Yemen, y por denunciar episodios de tortura en la tristemente célebre cárcel de Jaw en Twitter. El tribunal postergó el dictado de la sentencia para el 6 de octubre y se negó a liberar a Najab hasta entonces.

El Tribunal Penal Superior postergó el veredicto del proceso contra el defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab para el 6 de octubre.

En caso de ser condenado, Rajab podría enfrentar hasta 15 años de prisión en virtud del código penal bahreiní que prevé penas de prisión de 10 años para “todo aquel que de manera deliberada difunda en tiempos de guerra noticias, declaraciones o rumores falsos o malintencionados,” y dos años por “ofender a una nación extranjera.” Sus tuits acerca de la cárcel de Jaw podrían significarle una pena adicional de tres años de cárcel por “ofender las instituciones nacionales.”

Ali Abdulemam (center) walks in a protest march with Nabeel Rajab (left) and Abdulhadi Al-Khawaja. Photo by Mohamed CJ via Wikimedia (CC BY-SA 3.0)

De izquierda a derecha: Nabeel Rajab en una protesta en 2012 junto a Ali Abdulemam (hoy exiliado) y Abdulhadi Al-Khawaja, que también permanece en la cárcel por su activismo político. Fotografía de Mohamed CJ vía Wikimedia (CC BY-SA 3.0)

Ante el tribunal, Rajab alegó que el motivo de su nuevo arresto ha sido su práctica de lobby con funcionarios norteamericanos denunciando la situación de los derechos humanos en Bahréin y la región del Golfo, y no los cargos que pesan en su contra.

Rajab originalmente fue arrestado en base a estas acusaciones en abril de 2015 para ser liberado en julio del mismo año. Sin embargo la fiscalía nunca cerró la causa y por lo tanto ordenó su detención nuevamente el 13 de junio de 2016.

El activista de derechos humanos Nabeel Rajeb declaró ante el tribunal: mi arresto se debió a que [las autoridades] se molestaron porque me reuní con el Secretario de Estado norteamericano, por eso posteriormente me citaron para una investigación

Nabeel Rajab en el tribunal: Este caso es una revancha y mi arresto se produjo luego de mi negativa a borrar mi nombre de una carta que los activistas de la región del Golfo le enviamos a Obama mientras se encontraba de visita en Arabia Saudita

El lunes, las autoridades además lo acusaron de haber “afectado el prestigio” del régimen gobernante en una carta que escribió en prisión, en la que describía cómo fue sancionado por denunciar el rol de Bahréin en la guerra en Yemen y criticaba la inconsistencia de EE.UU. en responder a las violaciones de derechos humanos en Bahréin. La carta fue publicada el 3 de setiembre en el New York Times.

Desde el inicio de la guerra, manifesté mi oposición. El saldo de civiles muertos fue inmediato y catastrófico, y me pronuncié en contra de la crisis humanitaria que se desencadenó, y pedí por la paz. Ahora, estoy pagando el precio.

- Nabeel Rajab, “Carta desde una cárcel bahreiní“, vía diario New York Times

Activistas y grupos de derechos humanos de la región y de todo el mundo llevan adelante una campaña para que Rajab recupere la libertad. En ocasión de su cumpleaños número 52, el 1 de setiembre de 2016, los manifestantes se congregaron frente a las embajadas de Bahréin en el Reino Unido y EE. UU. para pedir su liberación.

¡Agradecemos a todos los que se sumaron para recordar el cumpleaños de @NabeelRajab y pedir su liberación!

¡Desde el exterior de la embajada de Bahréin solicitamos al gobierno la liberación de Nabeel!

La parlamentaria del partido nacional escocés Margaret Ferrier expresó su apoyo en Twitter:

.@NABEELRAJABhoy está pasando su cumpleaños número 52 en una cárcel bahreiní – le negaron el ejercicio de la libertad de expresión como a muchos otros. Liberen a Nabeel.

El activista bahreiní y co-director del Centro de Derechos Humanos del Golfo Maryam Alkhawaja tuiteó:

Feliz cumpleaños @NABEELRAJAB. Ojalá pronto te reúnas con tu familia. Eres libre a pesar de las rejas de la prisión, por eso te temen

Nabeel Rajab también fue nombrado “prisionero del mes” de setiembre de 2016, por la campaña “Su libertad, su derecho”. Liderada por el grupo libanés de la sociedad civil por la libre expresión Maharat Foundation y la Red árabe por la información de derechos humanos (ANHRI por su sigla en inglés) con sede en Egipto, la campaña reclama que cada mes sea liberado un prisionero de conciencia en la región árabe.

En Twitter, Maharat Foundation instó a sus seguidores a sumarse a la campaña por la liberación de Rajab:

Puede apoyar al activista Nabeel Rajab publicando información y fotografías acerca de su caso en Facebook y Twitter usando la etiqueta “su libertad, su derecho”.

Rajab no es el único que está pagando el precio por su activismo y opiniones políticas en Bahréin. En el reino insular que tiene una población de 1.2 millones, la cifra de presos políticos supera los 4,000 según los cálculos para 2015 de grupos de derechos humanos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.