- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Colombianos se enfrentan en línea esperando terminar con el conflicto armado del país

Categorías: Latinoamérica, Colombia, Activismo digital, Derechos humanos, Guerra y conflicto, Medios ciudadanos, Política
"We're the peace generation" Photo: Agencia Prensa Rural, published under Creative Commons Licence (CC BY-NC-ND 2.0) [1]

“Somos la generación de la paz”. Foto: Agencia Prensa Rural (CC BY-NC-ND 2.0).

Después de más de cinco décadas de conflicto armado entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un acuerdo de paz y un estado de transición del posconflicto está finalmente cerca si los votantes así lo decidieran.

Funcionarios del estado y líderes de la guerrilla que durante los últimos cuatro años han negociado en la Habana, Cuba, firmaron el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera [2], el lunes 26 de setiembre en la ciudad de Cartagena de Indias. El acuerdo será sujeto a plebiscito este domingo 2 de octubre.

Mientras tanto, el discurso público colombiano parece haber cambiado a temas como “perdón”, “tolerancia”, participación política diversa, reparación de víctimas, reconciliación y restitución de tierras, alcanzando nueva popularidad tanto en medios principales como independientes.

Una ambivalente imaginación ciudadana

Durante los últimos cuatro años, los internautas colombianos han discutido la terminación de la guerra, construyendo paz y creando una democracia más tolerante y participativa. Activistas, funcionarios de estado e incluso la guerrilla, han estado ocupados escribiendo, opinando y compartiendo en línea contenidos sobre las negociaciones de paz, posibilidades de reconciliación, reparación de víctimas y más.

La comunidad colombiana de internautas no es unánime sobre la propuesta de acuerdo con la FARC, sin embargo, una parte de la sociedad dice que el acuerdo requiere demasiado compromiso. La guerra debe continuar, dicen estos críticos, argumentando que los miedos sobre el acuerdo son legítimos.

Este domingo, los votantes colombianos aprobarán o rechazarán el acuerdo de paz. La pregunta en la boleta electoral es de fácil lectura “¿Apoya usted el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera?”. De acuerdo con una reciente encuesta de opinión nacional [3] realizada el 16 de setiembre, un poco más de la mitad de del país, el 55.3%, dirá que “SÍ”, mientras que el 38.3% votará por el “NO”.

Nuevos medios y la pedagogía de la paz

Hasta ahora, los partidarios del acuerdo de paz han demostrado una particular imaginación ciudadana en su actividad en línea, enfocando sus campañas en imaginar un futuro diferente para Colombia, uno que toma lugar en un escenario de posconflicto.

El intrincado acuerdo se compone de 300 páginas, lo que significa que sólo unos pocos votantes han leído el documento por el que están votando. Mientras tanto, los partidarios y opositores del acuerdo, han centrado sus esfuerzos en seis puntos principales: (1) reforma y desarrollo agrario, (2) participación política para ex guerrilleros, (3) terminación de la guerra, (4) lucha contra el narcotráfico, (5) justicia transaccional y reparación de víctimas del conflicto, (6) desarme, implementación y seguimiento de lo acordado.

El trabajo para educar a los votantes mediante la disgregación de los componentes de sus partes, se conoce como “La pedagogía de la Paz”.

Los internautas colombianos han experimentado con una variedad de herramientas en línea para difundir información sobre el referendo. A continuación, una lista de algunos de los esfuerzos más destacados:

La oposición del gobierno colombiano y el proceso de paz también ha utilizado nuevas herramientas de información para organizarse y difundir su mensaje. Usando etiquetas de Twitter como #TodosAVotarNo, #YoVotoNO and #VotaNoEnElPlebiscito, los iudadanos también han podido compartir sus razones en contra del proceso de paz, y difundir imágenes, vídeos y textos. Los opositores se han reunido en torno a páginas y grupos de Facebook como Al plebiscito VOTO NO [19]VotaNo Colombia [20] y No al Plebiscito [21], y han participado en conversaciones en contra del proceso y el acuerdo. Sin embargo, los ciudadanos opositores al acuerdo, no han creado nuevos sitios web que permitan una mayor actividad participativa y descentralizada. VotoNo [22], por ejemplo, es un nuevo sitio donde los ciudadanos pueden encontrar vídeos, infografías y contenido multimedia sobre por qué votar NO en el referendo, pero no ofrece ningún espacio para conversaciones ni retroalimentación.

La gran variedad de iniciativas de nuevos medios muestran que un alto número de colombianos participan en nuevas formas de discusión y participación, utilizando el entorno de comunicación de la red para propósitos cívicos. El efecto que esto causará en las votaciones del fin de semana está por verse, pero los resultados prometen ser históricos.