¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una periodista ciudadana de la India se enfrentó al gobierno local por las pensiones y ganó

Screenshot from YouTube Video

Captura de pantalla de un vídeo de YouTube

Esta publicación apareció originalmente en VideoVolunteers, una premiada organización internacional de medios de comunicación comunitarios situada en la India. A continuación se publica una versión redactada del artículo como parte de un acuerdo para compartir contenido.

La insistencia de una mujer en obtener justicia ha cambiado la situación de casi 3000 personas en el estado indio de Bihar, quienes han recibido sus pensiones atrasadas por parte de las autoridades luego que una corresponsal de Video Volunteers grabara los testimonios de las víctimas, se las mostrara a las autoridades y siguiera el caso durante meses.

La india dispone de una serie de programas de asistencia social nacional, patrocinados por el gobierno central, que ofrecen una ayuda financiera a ancianos, viudas y personas con discapacidad en forma de pensiones sociales. El sistema de seguridad social de la India es de una insuficiencia lamentable en comparación con otros países. Por ejemplo, 16,5 millones de personas mayores (65 años o más) por debajo del umbral de pobreza reciben una pensión de 400 rupias (solo 6 dólares estadounidenses) por persona al mes. El beneficio es bajo, y la corrupción y negligencia impiden que muchos la reciban a tiempo.

Hace un año, la corresponsal Tanju Devi hizo un vídeo sobre los atrasos de un año de las pensiones de los ciudadanos discapacitados, viudos y ancianos en Gaunaha, en el distrito de Pashchim Champaran del estado de Bihar, en la India oriental.

Incluso después de repetidas súplicas a las autoridades, los ciudadanos de Gaunaha no habían recibido sus legítimas pensiones. Es entonces cuando Bhuri Devi, vecina de Tanju con discapacidad física, acudió a la corresponsal con el problema y la animó a tomar medidas en el asunto.

Según Tanju:

When Bhuri approached me with this problem, I could relate to her. I have a physically challenged husband and an aging mother-in-law. I know how important are a few hundred rupees in an impoverished person’s life. It means food, medicine and security.

Cuando Bhuri me habló de este problema, me identifiqué con ella. Tengo un marido físicamente discapacitado y una suegra anciana. Sé lo importante que son los pocos cientos de rupias en la vida de una persona empobrecida. Significan comida, medicina y seguridad.

Resuelta a hacerles justicia a todos, Tanju emprendió un viaje para demostrar a su comunidad cómo la persistencia y la armonía pueden hacer que las autoridades acepten la responsabilidad y el cambio. Grabó en vídeo los testimonios de varios residentes afectados y, con el vídeo y una carta de solicitud de las pensiones en mano, se reunió con el Block Development Officer (BDO) de Gaunaha:

Tanju Devi is a Video Volunteers Correspondent from West Champaran, Bihar, India.

Tanju Devi es una corresponsal de Video Volunteers, de West Champaran, Bihar, India.

Initially, the BDO gave assurances but there was no action from the department. But I was resolved to get the pensioner’s arrears cleared. I kept increasing the pressure on the BDO – sometimes with a women’s group, sometimes alone and sometimes by showing her pictures of the village meeting I had organised.

Inicialmente, el BDO ofreció garantías, aunque no hubo acción alguna por parte del departamento. Pero yo estaba decidida a solucionar los atrasos de los pensionistas. Seguí aumentando la presión sobre el BDO, unas veces con un grupo de mujeres, otras sola y otras mostrándoles fotos de la reunión del pueblo que había organizado.

Finalmente, tras cinco meses de intentos constantes y de presión de la comunidad, el BDO se vio obligado a actuar, y asignó a los funcionarios la tarea de investigar las acciones del gobierno local y de solucionar los atrasos.

El 14 de mayo de 2016 se convocó hasta 3000 beneficiarios a una reunión comunitaria en Gaunaha y se les entregó sus merecidas pensiones. «Con este dinero compraré víveres y medicina», dijo Bhuri, vecina de Tanju.

Aunque Bhuri se sintió aliviada de haber recibido una vez más su pensión, queda la pregunta de cómo una pensión de discapacidad de 300 rupias (4,50 dólares estadounidenses) al mes cubre el coste de las necesidades más básicas como la salud, el alojamiento, la electricidad, la ropa, etc. La pregunta sigue siendo la misma en cuanto a la pensión de 400 rupias (6 dólares estadounidenses) para las personas viudas y de la tercera edad.

Por ejemplo, el plan de pensiones de jubilación “revisado” demuestra el fracaso de dichos planes para apoyar la supervivencia de los necesitados. En el 2008, el gobierno de la India aumentó la pensión de jubilación de 300 a 400 rupias. Sin embargo, su incapacidad para cubrir las necesidades más básicas se hace evidente en los datos del censo del 2011. Según estos datos, más de 11,7 millones de personas de más de 70 años sigue trabajando en la India, y una mayoría de ellos son empleados a tiempo completo. De estos, 2,5 millones de personas tienen más de 80 años, añade el informe.

Los corresponsales de Video Volunteers provienen de comunidades marginadas en la India, y producen vídeos sobre historias no denunciadas. Estas historias son “noticias contadas por aquellos que lo viven” y ofrecen una perspectiva hiperlocal de los derechos humanos y de los desafíos para el desarrollo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.