¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Kioto, una errónea traducción al inglés define a los ancianos como “terribles conductores”

japanese sign fail 2

La traducción incorrecta expuesta en un centro de renovación de permisos de conducir en Kioto. Imagen difundida por las redes sociales. Foto original de Joshua Levine.

El cartel informativo de un recientemente inaugurado centro de renovación de licencias de conducir en Kioto mostraba el mes pasado un desafortunado error de traducción. La palabra japonesa 高齢運転者 (koreiuntensha), que significa “conductor senior”, fue traducida incorrectamente –y quizás con mala intención– como “terrible conductor”.

Del 1 a 20 de setiembre se podía ver dicho error en pantallas situadas tanto a la entrada como en el interior del establecimiento.

unnamed

Modificación de la imagen original de Joshua Levine

Fue el traductor Julian Holmes, residente en Kioto, quien detectó el fallo en la traducción y contactó con el periódico local.

El diario Kyoto Shimbun declaró:

「なぜこのような英訳になったのか。事前チェックしていない証拠だ。高齢者を侮辱しており、国際都市・京都として情けない」と話している。

“¿Cómo es posible una traducción así? Salta a la vista que nadie revisó el resultado. Esto es ofensivo para la gente mayor e inadmisible en una ciudad internacional”, alegó Julian Holmes.

La traducción fue retirada de la pantalla para posteriormente sustituir “terribles conductores” por una expresión más adecuada, al menos gramaticalmente: “conductores mayores”.

La Policía Prefectural de Kioto se disculpó por la errata, explicando que la traducción no fue evaluada antes de mostrarla en el cartel, y que el fallo provenía del contratista.

Un bloguero informó:

「お年寄りの方の気分を害し、申し訳なかった。確認不足だった」としている。

“Nuestras más sinceras disculpas por haber ofendido a los ancianos a causa de la insuficiente revisión (de la traducción)”, declaró la policía.

Sin embargo, el canal de noticias online J-Cast News puso en contexto el “terrible” fenómeno de los conductores mayores en Japón, explicando:

[…]「ひどい」という表現が不適切だと判断されたためだが、高齢運転者の事故率の高さは全国の警察にとって課題になっている。例えば京都府の場合、2005年に府内で起きた交通事故1万9460件のうち、高齢運転者(過失が重い「第1当事者」)による事故は1941件。高齢者の割合は10.0%だった。これに対して14年に起きた交通事故は1万185件で、そのうち高齢者によるものは1803件。割合は17.7%と大きく増えた。全体の事故数が大幅に減少する一方で高齢者の事故数はあまり減らないためだ。

Mientras el término “terrible” fue calificado de inapropiado para describir a los conductores de avanzada edad, el índice de ancianos implicados en accidentes de tráfico es, según la policía, alarmante. Por ejemplo, en la Prefectura de Kioto, 1941 de los 19 460 accidentes ocurridos en el 2005 fueron causados por ancianos–es decir, el 10%. Una década más tarde, en el 2014, 1803 de los 11 850 accidentes tuvieron a un anciano como principal responsable. Esto es, la tasa aumentó hasta un 17.7%. El número total de accidentes ha disminuido, al mismo tiempo que el porcentaje de personas mayores culpables de estos sucesos se ha incrementado.

Además, el periodista anónimo sacó a la luz comentarios de algunos japoneses en la versión de Yahoo de la noticia, los cuales reflejan los potenciales prejuicios contra los conductores ancianos:

   この誤表示を伝える記事のヤフーのコメント欄でも

「事実じゃないか」
「完全に間違っているわけではないと思う」
「間違いではない気がする」

といった声が相次いでいる。

En el artículo de Yahoo que informa sobre el asunto aparecen opiniones como estas:

- “¿Acaso no es lo de “terribles conductores” simplemente cierto?”
– “¿El fallo en la traducción no es totalmente incorrecto, verdad?”
– “No considero que sea un error total de la traducción”.

Hay cientos de comentarios similiares.

Por qué “Engrish” continúa prevaleciendo en Asia

Errores de este tipo son muy comunes en Japón y en el resto de Asia. La página web Engrish.com es una mina de oro de estos bizarros fallos con la lengua inglesa.

A restroom sign reads: "Labatory".

Imagen de Andrew, usuario de Flickr.

Hay muchas razones para explicar por qué son tan comunes estos fallos. La traducción requiere dos grandes habilidades: el conocimiento pasivo necesario para comprender el texto original, y el conocimiento activo para plasmar ese texto en la lengua destino. Ya que la segunda condición exige un gran dominio de la lengua destino — lo cual es, en general, propio de hablantes nativos — está comúnmente aceptado que los traductores deberían ser nativos de la lengua a la que se traduce. Por lo tanto, un francés traduciría del inglés al francés, y no al revés.

Please "using up a roll of toilet paper".

Imagen de Karl Baron, usuario de Flickr.

Ya sea por desconocimiento acerca de la traducción, por restricción de gastos o por los relativamente escasos nativos de inglés que aprenden japonés, varias empresas niponas no asignan traducciones al inglés a nativos de dicho idioma. En las compañías que no cuenten con empleados extranjeros, los responsables de estas tareas serán los trabajadores locales cuyo nivel de inglés sea más alto–sin importar qué limitaciones puedan presentar.

It asks for it to the customers.

Imagen de Karl Baron, usuario de Flickr.

La traducción automática también es usual, con resultados cómicos en muchas ocasiones. Las enrevesadas frases que surgen de la traducción automática ponen en evidencia que esta tecnología está lejos de sustituir a traductores humanos, especialmente entre determinados idiomas.

Expresiones extrañas en inglés, como las desconcertantes frases que adornan camisetas y maletas, son usadas en el país nipón con fines meramente estilísticos, y no para ser leídas o entendidas.

Bomb of Maximum

Imagen de Joseph Brent, usuario de Flickr.

Mientras que una mala traducción es tolerable, o inofensiva al menos, si se destina a la decoración, un error así por parte de grandes empresas o del gobierno no debería permitirse, ya que estos tienen los recursos necesarios para mantener niveles altos. Esperemos que, en un futuro, la ciudad de Kioto recurra a fuentes con mayor reputación para las traducciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.