¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pueblo turco conserva el «lenguaje de las aves» en un mundo de telefonía celular

Kuşköy local. Screenshot taken from Eurasianet video.

Lugareña de Kuşköy. Captura de video tomada de Eurasianet.

El siguiente es un artículo con audio y foto de nuestro asociado EurasiaNet.org escrito por Alexander Christie-Miller. Republicado con permiso. Siga el enlace para el audio y las fotos. 

De muchas formas, Kuşköy se asemeja a incontables pueblos situados en los montes Pónticos, a lo largo de la costa del Mar Negro, en Turquía. Sus aproximadamente 500 habitantes cultivan té y avellanas; hay una calle con un panadero, un carnicero y algunos cafés. Son los sonidos y no los paisajes los que hacen diferente a Kuşköy. Por generaciones, los aldeanos han conversado usando una forma única de comunicación a través de silbidos que llaman «kuş dili» o «lenguaje de las aves» en turco.

Por sí mismo, el nombre Kuşköy significa «pueblo de las aves». «¡Vengan por un poco de té!» Ibrahim Kodalak llama a sus vecinos mientras se encuentra fuera de su casa que está pegada a una ladera escarpada por encima de un valle. El agricultor de avellanas de 45 años está «hablando» en una serie de estridentes silbidos gorjeantes que realmente se asemejan al canto de un pájaro.

De hecho, de acuerdo con Kodalak, a menudo las melodías de las aves locales son similares al kuş dili. También afirma que el canto mañanero del mirlo es idéntico a un famoso verso del Corán. «La electricidad llegó recién en 1986 y antes de esto era difícil comunicarse a larga distancia, realmente necesitábamos el lenguaje de las aves» dijo Kodalak, revertido al turco.

Como otras formas de comunicación a través de silbidos, el kuş dili surgió en una región donde el terreno escabroso y la población escasa hicieron difíciles los viajes incluso de corta distancia. Según Kodalak, un silbido puede resonar a más de un kilómetro. «Si tu voz no se puede oír a larga distancia, se puede hacer una cadena con diferentes personas que retransmitan el mensaje».

Muchos lugareños creen que el kuş dili surgió hace aproximadamente 400 años, aunque nadie lo sabe con seguridad. El «lenguaje» es, de hecho, un dialecto silbado del turco, con cada sílaba reproducida en uno de los 20 sonidos diferentes. Algunos temas típicos incluyen invitaciones a tomar el té o ayudar con el trabajo, avisar a los vecinos sobre la llegada de un camión para recoger la cosecha, o anuncios de funerales, nacimientos y casamientos.

El lento proceso de modernización en el pueblo ayudó a preservar el kuş dili pero, en décadas recientes, particularmente desde la llegada de la telefonía móvil, el lenguaje ha disminuido, dijo el mukhtar de Kuşköy o jefe del pueblo, Metin Köçek. «Ahora tenemos carreteras, electricidad y líneas telefónicas» dijo. «En nuestra infancia, el lenguaje de las aves era muy usado en la vida cotidiana. Ahora cubrimos las mismas necesidades usando el celular».

La tecnología no es la única amenaza. Como en otras partes rurales de Turquía, muchos jóvenes están dejando Kuşköy para buscar oportunidades mejores en las ciudades en auge del país. «La falta de oportunidades es un problema general de nuestra área» comentó Mehmet Fatih Kara, el gobernador del distrito de Canakçı, dentro del cual está situada Kuşköy. «Los jóvenes se van y dejan atrás a los ancianos y solo los visitan en vacaciones».

Durante los últimos 15 años, el pueblo ha celebrado un festival anual para promover el lenguaje. Hay una muestra de silbidos y un concurso entre los mejores silbadores, en el que se transmiten las instrucciones a cada uno de los participantes sobre el valle, ante un panel de jueces.

«Nuestro propósito es promover el lenguaje de las aves en nuestro país y en el mundo» dijo Şeref Köçek, organizador del festival y jefe de la Asociación de Lenguaje de las Aves.

Alrededor de 2000 personas asistieron este año al festival celebrado el 8 de julio, el cual tuvo énfasis más en la música y en el baile local que en el silbido. Casi todos eran de la zona o eran parientes que habían regresado especialmente para el festival.

Kara cree que el kuş dili podría ser usado como un medio para impulsar la economía local y detener el éxodo a las ciudades. «Quiero usar el turismo para convertir este lenguaje en una fuente económica para la región» dijo.

Recientemente, se acercó a Türk Telekom, la antigua empresa estatal de telecomunicaciones, para proporcionar patrocinio para el festival. Para el momento de la publicación, los representantes de Telekom no habían contestado a la solicitud.

La recaudación será utilizada para mejorar carreteras en el área y llevar el festival a un lugar más pintoresco en la meseta cubierta de hierba, por encima del pueblo.

Si algo de esto va a ayudar a revertir el lento declive del kuş dili aún está por verse.

Pero para el hermano del director de la Asociación de Lenguaje de las Aves, Rıfat, un bombero de Estambul de 38 años que llama al kuş dili su «lengua materna», Kuşköy tiene la obligación de preservar su patrimonio cultural. «Necesitamos mantener el lenguaje vivo por respeto a nuestros antepasados», dijo. «Lo crearon sin saber que un día podría hacernos famosos».

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.