¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El padecimiento del Zambian Watchdog: asediado sitio de noticias de la oposición fue cerrado

Cielo de Lusaka, Zambia. Foto por Mike Lee via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Cielo de Lusaka, Zambia. Foto por Mike Lee via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

El popular sitio de noticias Zambian Watchdog ha sido presuntamente cerrado por el gobierno zambiano. Desde el 21 de setiembre, no ha sido posible acceder tanto la página de internet como la de Facebook.

El 28 de setiembre, agentes estatales armados con rifles AK47 invadieron las oficinas de la empresa de alojamiento web Hai Telecomunicaciones en busca de los servidores del Zambian Watchdog. No se ha emitido ningún comunicado oficial por parte de las autoridades acerca del sitio web clausurado, y no está claro si la página de Facebook fue cerrada por la compañía o por sus propios administradores (tal vez a pedido del gobierno). No hay antecedentes en Zambia de pedirle a Facebook que elimine contenido de su red.

La clausura y el ataque representan un punto clave en el largo juego del gato y el ratón entre el gobierno y el controvertido sitio web de noticias. El Watchdog, que incluye periodistas tanto de los Estados Unidos como del extranjero (muchos de ellos escribiendo de forma anónima), es conocido por su implacable periodismo de investigación y por cobertura sensacionalista en las noticias. El Watchdog ha sido un vocero crítico del gobernante partido Frente Patriótico desde que subió al poder en el 2011.

La suprema corte de Zambia en un fallo sobre caso de petición precidencial el 17 de febrero de 2009. Foto por Harrison Tuntu. Lusaka, Zambia. Demotix.

La suprema corte de Zambia en un fallo sobre caso de petición precidencial el 17 de febrero del 2009. Foto por Harrison Tuntu. Lusaka, Zambia. Demotix.

Con intentos sostenidos por parte de las autoridades para desmantelar su presencia online, el sitio web del Watchdog ha estado intermitentemente inaccesible desde el 2012. El grupo dependía de Facebook como plataforma secundaria para diseminar sus historias y fomentar el debate entre sus lectores. Al cerrarse la página, los seguidores e incluso competidores han empezado a pensar que éste puede ser un momento crucial para el acosado medio.

Puede que los bloqueos más recientes estén relacionados con la cobertura del Watchdog en las elecciones generales del 2016. este sitio apoyaba al principal político opositor, Hakainde Hichilema, del Partido Unido para el Desarrollo Nacional (UPND)

Cuando las elecciones del 11 de agosto, varios medios de comunicación fueron puestos bajo presión por parte de las autoridades reguladoras. The Post, el periódico independiente más grande de Zambia, sufrió el cierre de sus oficinas y la confiscación de su equipamiento de impresión por parte de la Autoridad Impositiva de Zambia (ZRA) a causa de impuestos pendientes que llegaban a los 68 millones de kwachas zambianos (6.1 millones de dólares).

Captura de pantalla del Zambian Watchdog el 12 de febrero de 2015.

Captura de pantalla del Zambian Watchdog el 12 de febrero del 2015.

Después de las elecciones, la Dirección de Radiodifusión Independiente de Zambia (IBA) suspendió las licencias de emisión de las estaciones de TV independientes más importantes del país así como también dos estaciones radiales por “conducta poco profesional que pone en riesgo la paz y la estabilidad nacional” antes, durante y después de las elecciones del 2016. La suspensión ha sido levantada desde entonces.

La clausura de la página de Facebook del Zambian Watchdog ha llevado a la creación de páginas con perfiles falsos. Otro sitio de noticias, El Observador, publicó un anuncio de los propietarios del Zambian Watchodog, advirtiendo a los lectores acerca de las mismas:

We would like to inform you that none of the pages “Zambian Watchdog 1, Zambian Watchdog Two and the so called Zambian Original are a true replica of the Mighty and Famous Zambian Watchdog.

Although all the three have been created by junior Zambian Watchdog Reporters…[they are] NOT being edited by Zambian Watchdog editors. People are hereby informed that the mighty Zambian Watchdog is yet to open a page. It is actually still closed.

Quisiéramos informarles que ninguna de las páginas, Zambian Watchdog 1, Zambian Watchdog dos, y la llamada Zambian Original son una copia del Famoso y Poderoso Zambian Watchdog.

del Zambian Watchdog … [no están] siendo editados por los editores del Zambian Watchdog. Se informa pues a la gente que el Poderoso y Famoso Zambian Watchdog aún tiene que abrir una página. En realidad, sigue cerrado.

El sitio ha mantenido su cuenta de Twitter aunque no ha habido actualizaciones desde el 23 de setiembre. Una visita a su nombre de dominio redirige a los visitantes a GoDaddy, una compañía de alojamiento web, demostrando que el dominio Zambian Watchdog está disponible para la venta.

El periódico The Post, que ha estado en desacuerdo con el Zambian Watchdog en el pasado, publicó una fuerte nota defendiendo el derecho del sitio a existir, a pesar de su postura controversial:

What is happening to the internet-based news media outlet – the Zambian Watchdog? A few years ago, the Zambia Information and Communications Technology Authority, in the worst form of media censorship, blocked Zambians from accessing the Watchdog’s website. One can only view this website from outside Zambia. The Watchdog had to resort to Facebook to service its readers based in Zambia. Now, it seems even this will not be tolerated. The Zambian authorities are trying very hard to destabilise their presence on Facebook.

We are not fans of the Watchdog. We actually have serious issues with them. Sometimes they have really taken journalism to the dogs. And we have raised issues with them for that doggish conduct. But our displeasure, or indeed the displeasure of all other Zambians, with them should not lead us to wipe them out, to annihilate them. As Nelson Mandela once aptly put it, “None of our irritations with the perceived inadequacies of the media should ever allow us to suggest even faintly that the independence of the press could be compromised or coerced. A bad, free press is preferable to a technically good, subservient one.”

¿Qué esá pasando con el medios noticioso basado en internet? –el Zambian Watchdog? Hace unos años, La Dirección de Tecnologías de la información y Comunicaciones, en la peor forma de censura a los medios, impidió a los zambianos acceder al sitio web. Sólo se puede acceder a él desde afuera de Zambia. Ahora, pareciera que incluso esto dejará de ser tolerado. Las autoridades zambianas están intentando desestabilizar su presencia en Facebook.

No somos admiradores del Watchdog. De hecho, tenemos serios problemas con ellos. En ocasiones, realmente han arrojado el periodismo a los perros. Y hemos planteado cuestiones acerca de su comportamiento. Pero nuestro descontento, o mejor dicho el descontento de todos los zambianos, hacia ellos no debería llevarnos a querer aniquilarlos o borrarlos del mapa. Como expresó Nelson Mandela: “Nuestra irritación hacia las deficiencias de los medios nunca debería llevarnos ni remotamente a sugerir poner en peligro o forzar la libertad de prensa. Una prensa libre y mala es preferible a una técnicamente buena y servil”.

Desde que el Frente Patriótico (FP) asumió sus funciones en el 2011, ha habido rutinarios intentos de silenciar los sitios web de medios de información ciudadana como el Zambian Watchdog y Zambia Reports. Ambos sitios han sido bloqueados en el país en varias ocasiones. El Zambia Reports, sin embargo, se ha inclinado hacia el gobierno desde entonces.

En el 2014, el ex secretario permanente de Información y Radiodifusión, Bert Mushala, dijo que el gobierno estaba elaborando una ley destinada a abordar los medios de comunicación en línea y combatir el “abuso y los crímenes cibernéticos”. Expresó que ciertos medios pasaban su tiempo insultando y difamando a expensas de informes objetivos y exactos y cuestiones de desarrollo.

En el mismo año, el ex ministro de Comercio e Industria, Miles Sampa, ofreció una recompensa de 2.000 dólares a quien desenmascarase la verdadera identidad de los individuos detrás del sitio web independiente Zambian Watchdog por escribir historias e imprimir imágenes alegando traición hacia ellos. En una contraoferta, el Zambian Watchdog ofreció iPads y tabletas a personas que tengan “valiosa información” sobre un supuesto romance extra-marital del ministro.

Un periodista que iba a ser juzgado en un caso que lo relacionaba con el Zambian Watchdog, Thomas Zgambo, fue golpeado y amenazado de muerte en el 2014 por el hijo del presidente zambiano Michael Sata, Kazim Sata. Los periodistas Wilson Pondamali, Thomas Zgambo y el académico en medios de comunicación Clayson Hamasaka han enfrentado varios cargos criminales por sus conexiones con el Zambian Watchdog desde que asumió el FP.

En el 2014, la fuerza policial de Zambia dijo que emplearán “disposiciones legales internacionales” para arrestar a los operadores del sitio web alegando que amenazaban la seguridad de estado. Esto fue después de que el sitio publicara un proyecto constitucional que había escrito el gobierno pero que olvidó hacerlo público.

Lea más acerca de la censura a los medios en Zambia

Zambia: Nuevos riesgos para periodistas en emisora nacional, abril del 2014

Zambia: Hijo del presidente amenaza a periodista, “te mataremos”, marzo del 2014

Policía zambiana persigue a ‘Watchdog’ por publicar proyecto constitucional, enero del 2014

Otro periodista detenido en Zambia, julio del 2013

Periodista acusado de sedición en Zambia, julio del 2013

Zambia: ISP enfrenta problemas por bloqueo de web de noticias, julio del 2013

Zambia: Vicepresidente “celebraría” cierre de Zambian Watchdog, julio del 2013

Zambia: Ministro acusa a periodistas del diario digital Watchdog con cargos de traición, enero del 2013

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.