¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un bengalí provee de comidas baratas a los niños pobres de Dhaka

Alumnos de Bidyanondo disfrutando su comida de un taka. Foto vía página de Facebook 1 Taka-Meal. Usada con autorización.

Alumnos de Bidyanondo disfrutando su comida de un taka. Foto vía página de Facebook 1 Taka-Meal. Usada con autorización.

El almuerzo está servido. Por sólo un dólar.¿Sorprendido? ¿Hemos vuelto a los tiempos en que un caballo costaba lo que cuesta hoy un trozo de pan? No, aún seguimos hablando del presente.

Una organización bengalí llamada Bidyanondo ha lanzado una iniciativa que busca distribuír alimentos entre los niños menos privilegiados de Dhaka y otras áreas sólo por un taka bengalí (0.013 dólares estadounidenses). Dicha iniciativa comenzó en mayo, y se está llevando a cabo en cinco distritos incluyendo Dhaka. La organización dice que 121.000 niños y ancianos han sido alimentados al 22 de setiembre del 2016, y el plan es repartir comida al menos a 300 niños carenciados por noche.

Bidyanondo es principalmente una institución educativa voluntaria para los menos privilegiados. Tiene cinco filiales por todo el país con más de 750 niños estudiando en sus escuelas. La mente detrás de esta iniciativa de un plato de comida por un taka es Kishor Kumar Das, quien actualmente vive en Lima, la capital de Perú. Cuando se le preguntó por el proyecto, le explicó a Global Voices que era personal:

নিজেই ছিলাম মন্দিরের সামনে ক্ষুধার লাইনে। তখন চিন্তা ছিলো, আমিও একদিন ফিরিয়ে দিবো এই খাবার। সেই চিন্তা থেকে করা। আমাদের ৫টা স্কুলে প্রতিবছর দরিদ্র ছাত্রছাত্রী ঝড়ে পড়ে, তাঁদের আটকানো একটা কারণ ছিলো। আরেকটা কারণ ছিলো খুবই দরিদ্র শিশুদের স্কুলে টানার জন্য।

Hubo una época en la que solía esperar en las filas afuera del templo por un poco de comida. Decidí que si alguna vez tenía la oportunidad, devolvería la misma generosidad a aquellos que la necesitasen. Hay niños pobres que abandonan nuestras escuelas año tras año. Una de las razones de la iniciativa fue que pudieran permanecer dentro de las aulas. Otra fue atraer a otros niños a nuestras escuelas.

Aunque la constitución bengalí establece que la alimentación es un derecho básico de todos, muchas personas se van cada noche a dormir sin haber cenado. Los niños son los más vulnerables.

Hay alrededor de 400.000 niños en tales condiciones en Bangladesh. La mayoría pasa las noches en las calles o en estaciones de tren y autobuses. Tienen muy poco que comer y no cuentan con dinero para comprar más comida. Es por ellos que Bidyanondo comenzó este proyecto.

"Ese día en la estación de trenes, les dimos a los niños arroz con vegetales. Se acercó un señor y dijo: ¿por qué comen esta comida barata? Vengan conmigo, les daré birivani (arroz frito con carne)". Un niño de 10 años respondió: " Estas hermanas nos traen comida desde muy lejos y no deberíamos rechazarla. Y usted no vendrá cada día por nosotros". De la página de Facebook de Bidyadondo. Usada con autorización.

“Ese día en la estación de trenes, les dimos a los niños arroz con vegetales. Se acercó un señor y dijo: ¿por qué comen esta comida barata? Vengan conmigo, les daré birivani (arroz frito con carne)”. Un niño de 10 años respondió: “Estas hermanas nos traen comida desde muy lejos y no deberíamos rechazarla. Y usted no vendrá cada día por nosotros”. De la página de Facebook de Bidyadondo. Usada con autorización.

“Quiero alimentar al menos a doscientos retoños”

Bidyanondo ha comenzado la iniciativa con un presupuesto de comida sobrante y el apoyo financiero de Kishor Kumar Das. Pero muchos se han sumado al proyecto de manera entusiasta desde entonces. Algunos donaron el dinero que habían estado ahorrando para su fiesta de cumpleaños, o han brindado su gratificación de Eid, mientras otros colaboraron con el proyecto por medio del dinero destinado a sus estudios.

No sólo se han unido individuos, sino también una organización llamada Serverghost Foundation, que donó todo el dinero que recibió de Google como parte de un premio para el proyecto Bidyanondo.

Alimentos distribuidos entre los niños menos privilegiados. Foto cortesía de la página de Facebook 1-Taka Meal. Usada con autorización.

Alimentos distribuidos entre los niños menos privilegiados. Foto cortesía de la página de Facebook 1-Taka Meal. Usada con autorización.

Una de las personas que ayudaron a que la causa sea un éxito publicó en la página de Facebook de Bidyanondo:

আমি খুব ছোট একটা চাকরি করি, সম্বল খুব নেই। তবে ঈদে যে বোনাস পাইছি তা দিয়ে ২০০টা কচি ফুলকে অন্তত এক বেলা খাওয়াতে চাই।

Tengo un trabajo pequeño y mis ahorros son pocos, pero quiero alimentar al menos a doscientos retoños con mi bono de Eid.

Más tarde, la página anunció que se había alimentado a 203 niños con la contribución de esa persona.

Niños donando un taka. Foto vía página de Facebook 1 Taka-Meal. Usada con autorización.

Niños donando un taka. Foto vía página de Facebook 1 Taka-Meal. Usada con autorización.

“Quería eliminar la palabra ‘limosna’ del diccionario de los niños”

Cuando se le preguntó por qué las comidas valen un taka, Kishor Kumar Das dijo:

বিষয়টিকে যেন ভিক্ষা হিসেবে না দেখা হয় সেজন্য শিশুদেরকে এক টাকা দিয়ে খাবার কিনতে হয়। শুরুতে বিষয়টি নিয়ে অনেকে হাসাহাসি করেছে, কিন্তু এখন শিশুগুলোর মধ্যে অহংবোধ এসেছে। অনেকে আজ বাকিতে খাবার নিলেও কাল এসে টাকাটা দিয়ে যাচ্ছে। আমি এ জায়গাটাই বদলাতে চেয়েছিলাম, শিশুদের ভেতর ‘ভিক্ষা’ এবং দাতাদের মধ্যে ‘দান’ শব্দটি মোছার জন্য।

No queremos que esta iniciativa parezca caridad o lástima. Al principio hubo mucha burla, pero ahora los niños tienen cierto grado de orgullo. Incluso si algunos no pueden pagar su comida en el momento, nos darán el dinero al día siguiente. Quise eliminar la palabra ‘limosna’ del léxico de los niños y la palabra ‘donación’ de los donantes.

La comida generalmente consiste en arroz con curry de verduras. Pero cuando hay fondos suficientes, los niños disfrutan de platos tan queridos como pilaf y curry de pollo. Los platos son preparados por voluntarios de Bidyanondo.

Aquí hay un informe en video que fue subido a YouTube por el usuario Video Vubon sobre esta iniciativa:

Muchos de los proyectos de voluntariado en Bangladesh, después de un prometedor comienzo, no siguen en pie por diferentes razones. Cuando se le preguntó si el proyecto de comida por un taka permanecería activo a largo plazo, Das contestó:

বেশীরভাগ প্রতিষ্ঠান শুরু হয় আবেগি মাথায়, অনভিজ্ঞ হাতে, বাস্তবতার সাথে যুদ্ধ করতে গিয়ে দুর্বল হয়ে হারিয়ে যায়, বিশেষ করে পেশা আর সংসার শুরু করে। আমরা শুরু করছি এসব স্টেজ পার করার পর। আরেকটি ব্যাপার হলো, অর্থের সংস্থান। উদ্যোক্তাকে নিজেই স্বাবলম্বী হতে হবে প্রতিষ্ঠান চালাতে, বিনা অনুদানে প্রতিষ্ঠান কয়েক বছর চালানোর সক্ষমতা জরুরি। দীর্ঘমেয়াদী চালাতে আমি নিজের ব্যবসার মালিকানা এই বিদ্যানন্দকে দিয়ে দিয়েছি, এটা দিয়ে এর খরচের অনেকটা পূরণ করা যাবে।

La mayoría de iniciativas similares son comenzadas por gente inexperta y manejadas con más corazón que cerebro. Al enfrentar la realidad, muchas de estas iniciativas se disuelven. Las obras de beneficencia se tornan inmanejables cuando debes dedicarle tiempo a tu familia o trabajo. Nosotros hemos comenzado después de finalizar estas etapas. Las finanzas son otro aspecto. La gente a cargo del proyecto debería ser capaz de manejar la organización por sus propios medios, sin donaciones o ayuda externa por algunos años. Yo he transferido la titularidad de mi negocio local a Bidyanondo, para asegurar las finanzas a largo plazo.

Se incorporaron furgonetas repartidoras de comida al proyecto para manejar mejor el proceso de distribución. Los voluntarios lleva estas furgonetas cargadas de comida a estaciones de tren y hacen el reparto entre los niños más necesitados. Los líderes del proyecto sueñan con que un día se puedan hallar estos vehículos con alimentos o tiendas alrededor de todo el país, y que vendan sus productos por un taka a aquellos que más lo necesitan.

Huéspedes en el hotel de Das ayudando a cocinar para los niños menos privilegiados en Lima. Foto vía página de Facebook 1-Taka Meal. Usada con autorización.

Huéspedes en el hotel de Das ayudando a cocinar para los niños menos privilegiados en Lima. Foto vía página de Facebook 1-Taka Meal. Usada con autorización.

Traspasando fronteras

Una iniciativa similar ha empezado en la capital de Perú, Lima. Cada semana, se distribuyen alimentos entre los niños que viven en los barrios marginales de la ciudad. Kishor Kumar Das administra un hostal cuyas ganancias son utilizadas para financiar este proyecto. La comida se prepara en la cocina del hotel, siendo un trabajo de equipo donde participan tanto huéspedes como turistas. .

Das sueña con que este proyecto se expanda por el mundo y ningún niño tenga que pasar hambre, porque recuerda aquellos momentos en los que se paraba en la fila afuera del templo, y porque sabe lo que es el dolor del hambre. Es por estas razones que quiere ayudar a los niños más necesitados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.