¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El gobierno venezolano bloquea la ruta electoral y la oposición clama “dictadura”

"Peligro: Alta tensión". Foto del usuario Flickr Alejandro Forero Cuervo. Usada bajo licencia (CC BY 2.0)

“Peligro: Alta tensión”. Foto del usuario Flickr Alejandro Forero Cuervo. Usada bajo licencia (CC BY 2.0)

La agenda política venezolana a lo largo del año 2016 ha estado centrada en la posible convocatoria de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, camino que en días recientes se ha visto bloqueado – en apariencia de manera definitiva – por el gobierno, quien reiteradamente ha manifestado que no permitiría la realización del proceso electoral.

El camino preparatorio a la activación del referendo revocatorio se ha caracterizado por estar plagado de obstáculos: el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano ha puesto infinidad de trabas al proceso, alargado los lapsos de ley y creado requisitos que no estaban contemplados en la normativa. Sin embargo, finalmente se había logrado que el Consejo Nacional Electoral convocara el siguiente paso del proceso (la recolección de firmas del 20% de los electores) para la semana del 24 de octubre de 2016. Sin embargo, este proceso fue suspendido de manera inesperada cuando, tras la sentencia simultánea de seis tribunales, el órgano electoral anunciara su decisión de “acatar la medida cautelar” e interrumpir el proceso indefinidamente.

Esto se suma a la decisión unilateral del CNE de suspender hasta el 2017 las elecciones regionales – donde se deciden los cargos de gobernadores federales – a pesar de que, de acuerdo con los plazos constitucionales, debieran celebrarse este año.

Así comentó los hechos el periodista Alberto Rodríguez:

En un contexto de crisis social, política y económica, con las tasas de violencia e inflación más alta del mundo (se predice que la inflación cierre el año en 500%), y un grave y complejo contexto de desabastecimiento de alimentos y medicinas, para muchos la realización del referendo revocatorio era el único camino que permitiría al país recuperar la institucionalidad perdida y generar un pacto de gobernabilidad.

El líder opositor y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, calificó la decisión de frenar el referéndum como un “golpe de Estado”. Por su parte, poco antes de anunciarse la medida electoral y justo antes de salir a una gira por Irán, Azerbaiyán, Arabia Saudita y Qatar, el presidente Nicolás Maduro exhortó a sus seguidores en una alocución a no aceptar “otras elecciones donde la oligarquía tenga algún triunfo”.

Francisco Toro, editor de Caracas Chronicles, escribe para el Washington Post resaltando lo inesperado de la medida para la mayor parte del país:

Even for battle-hardened Venezuelans, it all came as quite a shock. A major signature-gathering drive to officially activate the recall vote was scheduled for next week. Opposition activists were busy preparing their plans to get out their voters to sign. No one, not even the military, seemed to have been expecting this.

Incluso para los venezolanos más aguerridos, todo esto vino como un shock. Una gran campaña de recolección de firmas para activar oficialmente el referéndum revocatorio estaba programada para la próxima semana. Los activistas de la oposición estaban ocupados preparando sus planes para sacar a sus votantes a firmar. Nadie, ni siquiera los militares, parecía haber estado esperando esto.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, declaró a través de su cuenta en Twitter:

Luego del anuncio de la medida, se presentaron protestas tanto el viernes 21 como el sábado 22 de octubre en distintos lugares del país. Por su parte, la Asamblea Nacional Legislativa, liderada por la oposición, convocó una sesión extraordinaria este domingo 23 de octubre, la cual se vio interrumpida tras el ingreso de grupos oficialistas al recinto del Congreso.

Varios de los partidos que lideran la coalición de oposición han hecho llamados a la población para plegarse a la desobediencia civil. En el contexto de este debate, los ciudadanos han manifestado la necesidad de que los líderes políticos se concentren en los temas de importancia para la nación:

Durante la sesión, la Asamblea Nacional decidió proceder a la designación inmediata de los nuevos rectores del CNE y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, primeros pasos en el proceso de un posible enjuiciamiento a Nicolás Maduro; no obstante, es pertinente recordar que el Tribunal Supremo de Justicia previamente declaró que toda medida tomada por la Asamblea Nacional sería considerada nula.

El acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional abarca una serie de puntos que pretenden restituir la institucionalidad en el país:

A pesar de las medidas tomadas, algunos ciudadanos continúan descontentos con lo que consideran es una respuesta insuficiente por parte de la Asamblea Nacional:

En respuesta a la sesión extraordinaria de la Asamblea, el líder oficialista y diputado Diosdado Cabello expresó:

La autoridad de la Asamblea Nacional, ganada por la coalición de oposición en las elecciones de 2015, ha sido desconocida por el partido de gobierno, quien controla los restantes cuatro poderes públicos e incluso, la semana pasada decidió aprobar el presupuesto nacional 2017 sin autorización del órgano legislativo.

En apariencia, el futuro inmediato de la política venezolana es un juego de ajedrez con muy pocos movimientos disponibles.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.