¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La crisis de la basura asfixia a los ancianos del Líbano

Adib Nouwar, a resident of Dekwaneh, Matn District, manages a smile from behind an oxygen mask, which has become his constant companion. | Source: NewsroomNomad/WassimNouwar

Adib Nouwar, un vecino de Dekwaneh, en la región de Matn, sonríe débilmente con una sonda nasal que se ha convertido en su compañera inseparable. Fuente: NewsroomNomad/WassimNouwar

Este artículo apareció por primera vez en NewsroomNomad.com el 28 de septiembre de 2016. Ha sido publicado aquí como parte de un acuerdo para el intercambio de contenidos.

Para Adib Nouwar, de 86 años, la crisis de la basura en el Líbano se ha convertido en una cuestión de vida o muerte. Cualquier irritación producida por la menor de las partículas, incluso el olor a frito o el polvo, puede ser suficiente para provocar un problema respiratorio, ya que sus pulmones sufren desde hace años la contaminación y el estrés. Debido al fuerte humo que a menudo invade su casa en Dekwaneh, un suburbio al norte de Beirut, Adib sufre cada vez que tiene que moverse de una habitación a otra mientras su familia cierra rápidamente puertas y ventanas. Sonríe débilmente para una fotografía, con una sonda nasal que se ha convertido en su compañera inseparable.

Wassim, el hijo de Adib, indignado y desesperado, se siente decepcionado por el ayuntamiento, el gobierno, y los propios libaneses, que, según él, tienen una actitud complaciente e indiferente. La crisis de la basura en el Líbano ha entrado en su segunda fase con el problema de la basura en los titulares una vez más después de una breve pausa. Y para familias como la Nouwar, no es una buena noticia.

Dekwaneh, como otros barrios de clase media-baja en los alrededores de Beirut y Monte Líbano, entre los que se encuentran Dora, Bourj Hammoud, y Jdeideh, se ha llevado la peor parte de la crisis de la basura. Empezó en 2015 cuando el vertedero principal del país fue cerrado y las autoridades no proporcionaron ninguna alternativa. Con las calles llenas de residuos, estallaron las protestas.

Por fin, las autoridades propusieron una solución a principios de año que estipula la apertura de dos vertederos en Bourj Hammoud y Costa Brava, en  la ciudad de Choueifat al sureste de Beirut. El Ministro de Agricultura Akram Chehayeb ha reiterado que esta opción es la única alternativa.

La apertura del vertedero de Bourj Hammoud fue polémica desde el principio. El partido local Kataeb, o el Partido de las Falanges Libanesas en español, junto con grupos de la sociedad civil protestaron en contra de su apertura debido a que es una “catástrofe medioambiental.” El breve enfrentamiento provocó el cierre del vertedero de Bourj Hammoud. Grupos ecologistas han estado abogando durante mucho tiempo por mejores alternativas para la gestión de residuos del país, “es decir a través de la descentralización del sector de la basura y la construcción de plantas de reciclaje y separación de residuos.”

Aunque se detuvieron las protestas tras las negociaciones, la basura permaneció en las calles. El ayuntamiento de Bourj Hammoud y el partido Tashnag, el partido político armenio más importante en el Líbano, cuyas sedes se encuentran en Bourj Hammoud, señalaron que ninguna clase de deshecho será permitido en dicho vertedero, dejando la gestión de residuos en manos de los ayuntamientos.

De acuerdo con el Ministro de Agricultura Chehayeb, ningún municipio está exento del cumplimiento de las leyes ambientales que prohíben la quema de basura, y aquellos que las infrinjan podrían enfrentarse a cargos por incumplimiento. Pero ante la acumulación de basura y la falta de medios para resolver el problema, muchos recurren a la incineración y a la acumulación temporal en puentes y carreteras.

Activists march to protest against Bourj Hammoud landfill on August 25, 2016. The Arabic and Armenian on the sign reads 'No to the landfill of death'. Source: LBC

Activistas durante una marcha de protesta contra el vertedero de Bourj Hammoud el 25 de agosto de 2015. En las pancartas puede leerse en árabe y armenio ‘No al vertedero de la muerte’. Fuente de la fotografía: LBC

Una imagen muy extendida de un ‘puente de basura’ en Jdeideh, aproximadamente a tres kilómetros de Bourj Hammoud, muestra las consecuencias materiales de la crisis de la basura.

Basura acumulada en un puente abandonado junto a un centro comercial en Beirut. A 3 km de donde yo vivía. Me alegra que ya no sea así.

El resultado de la acumulación de basura en las calles es la creciente desconfianza entre representantes locales y el gobierno. En el video se puede ver como montañas de basura son quemadas cerca del área de Dora el 25 de Septiembre de  2016, un amigo y yo casi tuvimos un accidente por un contenedor en medio de la carretera. Aquí se puede ver el video:

 

En el vídeo se pueden ver quemándose montañas de basura cerca del área de Dora el pasado domingo, casi tuvimos un accidente por un contenedor dejado en medio de la carretera. En el Líbano, la carretera al infierno está asfaltada con cubos de basura.

“Hay días en los que andar de mi casa al coche es un reto,” dice Wassim. “Es difícil por los gases tóxicos, y a menudo incluso vemos nubes de insectos, como moscas y garrapatas mientras se acumula la basura.”

La crisis de la basura en el Líbano empezó en julio de 2015, y tras los acuerdos con el gobierno sobre el problema, muchos creyeron que la situación estaba bajo control. Pero no fue el caso puesto que la basura se volvió a acumular en las calles en los meses de agosto y septiembre, los más calurosos del verano, empeorando aún más la situación.

Wassim expresa su falta de confianza hacia su ayuntamiento:

I haven’t filed any complaints simply because I do not trust my municipality; they run the place like gangsters and eliminate dissent mafia style. They shoot stray dogs and at one point even launched a crusade against homosexuals, beating them openly. This is why many suffer in silence.

No he presentado ninguna queja sencillamente porque no confío en mi ayuntamiento; lo dirigen como gángsters y eliminan a sus opositores como si de mafias se tratara. Sueltan a sus perros callejeros, hubo un momento en el que incluso emprendieron una cruzada contra los homosexuales, golpeándolos abiertamente. Esta es la razón por la que muchos sufren en silencio.

Los médicos en el Líbano observan un aumento en las enfermedades respiratorias graves relacionado con la basura, que se sigue acumulando en las calles. La crisis ya ha pasado factura a muchos, sobre todo a niños, ancianos, afectados por enfermedades respiratorias graves y personas con un sistema inmunológico debilitado. El pasado julio Rozine Moughalian, de 56 años, vecina del barrio de Bourj Hammoud, y su familia, se vieron obligados a recaudar cientos de miles de dólares a través de financiación colectiva para un trasplante de hígado, que según los médicos está relacionado con la exposición a toxinas en la zona. Otros muchos casos han sido denunciados.

Hay muchos que siguen sufriendo esta crisis, como Adib, un jubilado para el que el simple hecho de descansar en su propia casa se ha convertido en un lujo que no puede permitirse. Wassim insiste en el precio que está pagando su padre:

My father should be able to at least breathe normal city air and not to be surrounded by smoke from open waste incineration … This morning I woke up before my alarm set off because of the smell. I rushed into his room and it was filled, like the entire house, with fumes. It’s unbearable! If the smell of fried food can kill him, what chance does he have against this? We moved him around and closed all doors and windows to prevent as much smoke as we can from entering.

Mi padre debería ser capaz al menos de respirar con normalidad y no el humo proveniente de la quema de basura en plena calle … Esta mañana me he levantado antes de que sonara el despertador por el olor. Corrí a su habitación y estaba llena de humo como el resto de la casa. ¡Es insoportable! Si el olor a frito puede matarle, ¿qué posibilidades tiene contra esto? Lo movemos de un sitio a otro y cerramos puertas y ventanas para evitar que entre humo.

Open incineration continues in and around Beirut. Here a photo of Mkalles, a town in the Matn district. Photo by NewsroomNomad/WassimNouwar

Continúan las incineraciones de residuos al aire libre en Beirut y alrededores. Esta es una fotografía de Mkalles, ciudad de la región de Matn. Foto de NewsroomNomad/WassimNouwar

¿Qué podemos esperar de un gobierno que de lo único que se ha preocupado durante esta crisis ha sido de llenarse los bolsillos, cómo es posible que nadie sea capaz de ver quiénes son los responsables? Al parecer es una pregunta sin respuesta.

Como contó Wassim a Newsroom Nomad:

I returned home late one night around 3 am only to find a huge fire in a nearby makeshift factory dumpsite. In an attempt to identify the culprits I drove to the location of the blaze only to find municipality police vehicles all over the place. I don’t know why but they were just there; some parked, while others were roaming. So, I thought it wasn’t a good idea for me to be noticed while taking pictures.

Volvía a casa alrededor de las 3 de la madrugada cuando vi una gran hoguera cerca de un vertedero improvisado. En un intento por dar con los responsables conduje hasta allí y vi que había coches de la policía municipal por todas partes. No se porqué pero estaban ahí; unos aparcados, otros dando vueltas. Pensé en hacer alguna foto pero luego me di cuenta de que no era buena idea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.