¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Presidente de Nigeria: ‘el lugar de mi mujer es la cocina’

Nigerian First Lady Aisha Buhari. A Creative Commons image by Brendafash.

Primera dama de Nigeria, Aisha Buhari. Imagen en Creative Commons de Brendafash.

En una visita de estado a Alemania que empezó el 13 de octubre, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, hizo un comentario sexista sobre su esposa, la primera dama Aisha Buhari, y dijo: “No sé a qué partido pertenece mi esposa, pero su lugar es mi cocina, mi sala de estar y la otra habitación de mi casa”, dijo el presidente. Los comentarios los hizo en una conferencia de prensa a la que asistieron Buhari y la canciller alemana, Angela Merkel.

En una reciente entrevista con la BBC, Aisha Buhari criticó el mandato y las designaciones de su esposo, y dijo que podría no apoyar su reelección.

“El presidente no conoce a 45 de las 50 personas que ha designado y tampoco yo las conozco, a pesar de ser su esposa desde hace 27 años”, dijo. “Todavía no me lo ha dicho, pero he decidido como su esposa que si las cosas siguen así hasta el 2019, no volveré a salir a hacer campaña ni a pedirle a ninguna mujer que vote como hice antes. No lo volveré a hacer”.

Garba Shehu, el portavoz del presidente, trató luego de calmar las aguas, diciendo que el presidente Buhari solamente estaba bromeando:

Amigos, ¿es que acaso un líder ya no puede tener sentido del humor? El señor presidente se rio antes de hacer esa afirmación.

Sin embargo, muchos usuarios nigerianos de internet permanecen escépticos.

Kola Tubosun, que se describe como lingüista, se mostró particularmente desconfiado:

Amigos, ¿es que acaso un líder ya no puede tener sentido del humor? El señor presidente se rio antes de hacer esa afirmación.
———
ja, ja, ja. Eres un idiota. ja, ja, ja

Yomi dijo que la broma solamente reforzada estereotipos de género:

Los derechos de género siguen siendo un problema enorme en Nigeria. Los comentarios del presidente fueron peligrosos y refuerzan muchos estereotipos terribles, ¿Cuál broma?

El nombre del candidato presidencial republicano Donald Trump surgió debido a recientes revelaciones sobre sus propios comentarios sexistas pasados.

El presidente de Nigeria recibió advertencia de la primera dama, Aisha Buhari
La esposa del presidente de Nigeria Muhammadu Buhari le advirtió que tal vez no lo respalde en las próximas elecciones a menos que haga un cambio radical en su gobierno.
——–
Si estás aburrido de Trump, acá hay un líder mundial ACTUAL que dice que el lugar de su esposa está en la cocina.

El periódico en línea YNaija publicó un comentario aún más devastador:

Beyond the hard bigotry of his comments lies something even more worrisome because it lies up there with the kind of unrestrained crassness as defined Donald Trump’s political philosophy of ‘grab ‘em by the pu__y’.

The president, in trying to silence, and ultimately humiliate his wife, said this: “belongs to my kitchen and my living room and the other room”.

While Nigerians, trying to cope with this tragedy by laughing rather than crying, have turned #TheOtherRoom into a trending hashtag, every adult of common sense knows exactly what room the Nigerian President was referring to, thinking he was sharing a ‘’locker-room’ joke: the bedroom. We always suspected our president was un-evolved, unsophisticated, and probably unable to absorb both complex emotion and information. But who would have thought that he was also, at the base of it – this man who positions himself as a paragon of virtue, introspection and personal discipline – crass?

Más allá de la dura intolerancia de sus comentarios yace algo más preocupante porque conlleva esa clase de estupidez desbordante, como la define la filosofía poiltica de Donald Trump de agárrenlas por el co**.

El presidente, al tratar de silenciar y por último callar a su esposa, dijo: “mi esposa es parte de mi cocina y de mi sala de estar y la otra habitación”.

Aunque los nigerianos, en su afán de lidiar con esta tragedia con risas en vez de llantos, han convertido #TheOtherRoom [La otra habitación] en tendencia, todo adulto de sentido común sabe exactamente a qué otra habitación se refería el presidente nigeriano, pensando que compartía la broma del ‘’vestidor’: el dormitorio. Siempre hemos sospechado que nuestro presidente era involucionado, nada sofisticado y probablemente incapaz de asimilar emociones e informaciones complejas. Pero ¿quién hubiera pensado que en la base de todo –este hombre que se ubica como un modelo de virtud, introspección y disciplina personal– también era grosero?

Emeka dijo que los comentarios expresan el punto de vista del presidente pero no representan la opinión del resto de los hombres nigerianos:

Estimada Angela Merkel: las opiniones de Buhari sobre su esposa no representan las [opiniones] de los hombres nigerianos de ninguna manera. Él está solo. Gracias.

Otros cibernautas discreparon, y dijeron que consideran que los comentarios de Buhari son típicos de la mayoría de hombres nigerianos:

En esta Nigeria donde hombres viejos se casan con niñas de 14 años y esposas que son parte de la cocina, ¿no ganaría Trump las elecciones en un segundo?

La opinión de Femke fue repetida por Amara Nwankpa:

No olviden que hay muchas personas importantes en este país que todavía creen que una chica de 14 años es parte de la otra habitación.

Recientemente, un gobernante tradicional en el noreste de Nigeria “se casó” con una muchacha de 14 años.

Rita expresó el mismo sentir sobre PMB (presidente Muhammadu Buhari):

¿Metió la pata el presidente Muhammadu Buhari?
¿Deberíamos molestarnos? No estoy segura.
Lo que el hombre hizo fue poner un amplificador y una lupa a los pensamientos de muchos hombres nigerianos.

Somi Ekhasomhi expresó que se debería hacer responsable al presidente por sus comentarios, en lugar de usarlos como excusa para reprender a otros:

Veo personas que no quieren criticar a Buhari. En cambio, lo usan como punto de contacto para “todos los hombres nigerianos”.

También hubo montones de bromas, por supuesto:

Señora Osibanjo: Yemi, ¿de qué soy parte?
PYO: De esto, a mi lado, querida.

(PYO es el profesor Yemi Osibanjo, vicepresidente de Nigeria.)

Otro usuario de Twitter se refirió a Atiku (Abubakar), exvicepresidente nigeriano:

Espero un tuit de Atiku mañana dentro de la cocina usando un mandil, diciéndonos que sus hobbies incluyen cocinar arroz jollof (N. del T. plato popular en todo el oeste de África).

Sam Hart dijo que lamenta que el comentario sexista eclipse los verdaderos beneficios de la visita a Alemania:

Lo triste es que esta historia eclipsará lo que sea que haya ido a hacer allá.

Por su parte, el presidente Buhari se ha negado a disculparse:

VIDEO | Buhari redobla la apuesta, insiste que su esposa Aisha es parte de la cocina.

El periódico YNaija califica el asunto como “verdaderamente aterrador”:

A journalist from Germany’s Deutsche Welle gave him an opening, and just in case we didn’t hear him clearly on Friday, Buhari responded by saying that the kitchen and living room are a woman’s responsibility even if she has a job – capping it off by saying Aisha Buhari’s responsibility is to look after him.

He did not attempt to play down his comments by calling them a poor attempt at humour, even though that is probably what his media team advised given the backlash. He did not think he needed to. Because he believes he, the wisest of them all, is right.

By confirming his initial remarks, Muhammadu Buhari has shown that he is exactly like America’s openly misogynistic presidential candidate, Donald Trump. And that is truly frightening.

Un periodista de la Deutsche Welle de Alemania le dio una oportunidad, y por si no lo hubiéramos oído claramente el viernes, Buhari respondió diciendo que la cocina y la sala de estar son responsabilidad de la mujer aunque tenga trabajo –y lo remató diciendo que la responsabilidad de Aisha Buhari es cuidarlo.

No intentó restar importancia a sus comentarios llamándolos un mal intento de humor, aunque eso es probablemente lo que su equipo de medios le aconsejó, dada la reacción. No pensó que lo necesitaría. Porque cree que, como el más sabio de todos, tiene razón.

Al confirmar sus comentarios iniciales, Muhammadu Buhari ha demostrado que es exactamente igual al abiertamente misógino candidato presidencial de Estados Unidos, Donald Trump. Y eso es verdaderamente aterrador.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.