¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo las mujeres de una aldea de Georgia víctima de la guerra luchan contra los estereotipos de género

Women in Tirdznisi, Georgia. Screenshot from vide uploaded onto YouTube by Chai-Khana.org.

Mujeres en Tirdznisi, Georgia. Captura de pantalla del video subido a Youtube por Chai-Khana.org.

El siguiente artículo pertenece a uno de nuestros asociados y fue publicado originalmente en su sitio web Chai-Khana.org.

Tirznisi (también se escribe Tirdznisi) es un pueblo sito en la frontera que separa la ex república soviética de Georgia del territorio autoproclamado independiente de Osetia del Sur.

Durante el conflicto de 2008 que enfrentó a fuerzas militares a ambos lados de la frontera y vio a Rusia intervenir con fuerza excesiva en favor de Osetia del Sur, los pobladores locales se marcharon para escapar del conflicto.

A su regreso al pueblo, la residente de la zona Mariam Buchukuri encontró una comunidad acosada por problemas sociales y económicos pero con pocas soluciones a mano. En los asentamientos vecinos la situación era similar.

Ella decidió reunir personas de ideas afines para buscar soluciones a los urgentes desafíos que enfrenta la población local, especialmente las mujeres que sufren de manera desproporcionada en situaciones de conflicto. Se realizaron reuniones en los domicilios de los integrantes del grupo. Más tarde formaron una organización y alquilaron una oficina.

La oficina de Fondo comunitario para la Paz y el Desarrollo Shida Kartli se encuentra en la carretera entre Tirdznisi y Ditsi, otra ciudad en la tensa frontera que se convirtió en una zona de conflicto en los primeros años de la independencia de Georgia de Moscú. Mariam y otras miembros de la organización se reúnen allí todos los días.
En un primer momento, los vecinos la llamaron “la oficina de las mujeres solteras”, porque la mayoría de las mujeres que trabajan en el Fondo de la Comunidad no están casadas, y muchos lugareños creían que una mujer soltera no sirve para nada.
Pero ahora los aldeanos están más dispuestos a reconocer la ayuda que Mariam y la oficina le brindan a la comunidad, tanto con proyectos propios como trabajando con el gobierno local en asuntos relacionados con las mujeres.

A continuación le presentamos su historia, con subtítulos en ruso y en inglés:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.