¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo un “espía estadounidense” puede haber expuesto el fraude en las elecciones rusas

“Spies Like Us.” Edited by Kevin Rothrock.

“Espías como nosotros.” Editado por Kevin Rothrock.

Desde que los rusos votaron en las elecciones para el Parlamento, ha habido tiempo suficiente para que circulen por la red acusaciones de fraude electoral general. La revelación más irrefutable parece proceder del bloguero y físico Sergei Shpilkin, quien publicó pruebas estadísticas que sugerían que casi la mitad de los votos obtenidos por Rusia Unida, el partido político gobernante, eran falsos.

Shpilkin, que compartió pruebas estadísticas similares de fraude electoral general en el 2011, argumenta que la participación electoral era en realidad un 11 por ciento más bajo que lo que afirmaban los funcionarios, lo que significaba que millones de votos eran simplemente inventados. Según la interpretación de Shpilkin de los datos electorales, el número que montó Rusia Unida el pasado domingo 18 de setiembre trasgrede los supuestos de los politólogos de elecciones libres y abiertas.

Gran burla de Rusia Unida a la distribución gaussiana. Imagen: Sergei Shpilkin / LiveJournal.

El día de las elecciones, unos periodistas que informaban desde las mesas electorales de toda Rusia proporcionaron una gran cantidad de anécdotas que confirmaban la tesis de Shpilkin. La agencia de noticias Reuters, por ejemplo, seleccionó aleatoriamente 11 mesas electorales y envió periodistas por la parte central y occidental de Rusia con el fin de contar el número de votantes y observar las posibles transgresiones.

El informe electoral de Reuters, «Votantes fantasmas: el contrabando de papeletas sugiere juego sucio en la votación rusa», describe las numerosas irregularidades, incluido el relleno de papeletas, personas que votaban más de una vez e incluso la queja de que el contador mecánico portátil de un periodista era en realidad “un objeto de naturaleza radiactiva”.

El 22 de setiembre, el bloguero ruso Alexander Kireev, establecido en EE. UU., decidió comparar los resultados de diferentes distritos electorales en Ufá para juzgar los posibles efectos de la supervisión realizada por periodistas de Reuters en las mesas electorales de la región. Kireev descubrió que la presencia del corresponsal Jack Stubbs (a quien se le ha tachado de “espía estadounidense” a pesar de ser británico) en la Mesa Electoral 62 tenía correlación con el resultado de votos que difería radicalmente de todas las demás mesas electorales de la zona.

En una publicación en LiveJournal titulada «Cómo un espía estadounidense salvó los votos de los habitantes de un pueblo de Baskiria», Kireev demuestra en un gráfico (decorado con un humorístico emoticono de espía) que la Mesa Electoral 62 fue uno de solo dos distritos electorales en toda la región de Ufá con un número de votantes inferior al 30 por ciento. Más misterioso aún: Rusia Unida gozó de mucho menos apoyo que la media calculada en cualquier otra parte, y el minúsculo y aparentemente impopular partido anti-Kremlin “Yabloko” ganó un porcentaje de votos más de 20 veces mayor que en todas las demás áreas de Ufá.

En las columnas de abajo dice, de izquierda a derecha: porcentaje de votantes, Rusia Unida, Partido Liberal-Demócrata de Rusia, Yabloko, Partido Comunista, y Rusia Justa. Cada fila desde la segunda representa una mesa electoral distinta.

Resultados del distrito electoral de Ufá.

Los números, como siempre, están sujetos a interpretación, y puede que la Mesa Electoral 62 fuera meramente un caso atípico frente a la tendencias predominantes en la votación del domingo. No obstante, si ese no es el caso, es posible que un periodista de Reuters consiguiera revelar la verdad sobre las elecciones en Rusia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.