¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“September”: una nueva plataforma para los izquierdistas de la ex Unión Soviética

Source: tetedelacourse, Flickr. CC 2.0

Fuente: tetedelacourse, Flickr. CC 2.0

A finales de setiembre, un grupo de activistas y académicos provenientes de Ucrania, Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Azerbaiyán lanzaron “September“, un sitio web que esperan será una plataforma para el discurso izquierdista en la ex unión soviética. El proyecto, que se originó de “Commons” en Ucrania, “Pravsvet” en Bielorrusia y demás iniciativas de izquierda regionales, tiene por objetivo ofrecer una perspectiva trasnacional sobre el izquierdismo postsoviético, e incluirá ensayos de escritores de toda la región.

Aliona Lyasheva, una editora del sitio web y estudiante de doctorado en la Universidad de Milan-Bicocca, afirma que la ausencia de voces de izquierda fuertes en Ucrania y en otras partes de la antigua unión soviética fue una de las fuerzas que impulsó este proyecto. El discurso público, afirma, es dominado por la política convencional y derechista, las cuales mantienen a las ideas izquierdistas al margen. “En Ucrania, por ejemplo, existen opiniones liberales y derechistas prominentes sobre la guerra en el este, pero ninguna de izquierda. ¿Por qué no?”

En la sección Sobre nosotros de la página September aparece el párrafo siguiente:

Во многих постсоветских обществах сегодня происходят активизация ультраправых движений, заражающих наши страны ксенофобией, неолиберальные реформы, умножающие бедность, и территориальные споры, ведущие к кровопролитию. Эти явления редко сопоставляются друг с другом и рассматриваются в межрегиональной перспективе. Такие глобальные тренды как влияние новых технологий на общества также редко подвергаются анализу в контексте постсоветского пространства.Сентябрь нацелен  на заполнение этих пробелов  посредством выстраивания связей и диалога поверх государственных границ и даже линий вооруженных конфликтов.

En muchas sociedades postsoviéticas hemos presenciado el nacimiento de movimientos de extrema derecha que contagian nuestros países con la xenofobia, asimismo, hemos visto reformas neoliberales que incrementan la pobreza y las disputas territoriales que conducen al derramamiento de sangre. Esos fenómenos raramente son discutidos de forma colectiva u observados desde una perspectiva interregional. Las tendencias mundiales, como la influencia de las nuevas tecnologías en la sociedad, son también raramente sometidas al análisis en el contexto del espacio postsoviético. September aspira a llenar ese vacío mediante la creación de conexiones y diálogo a través de las fronteras estatales, e incluso las líneas del conflicto armado.

El humorístico eslogan de September “Todavía no es octubre, pero se está acercando”, insinúa el comienzo de la siguiente revolución. Aún así, Lyasheva y sus colegas no guardan ninguna simpatía hacia el régimen totalitario que asumió el poder en octubre de 1917. Parte del problema para los izquierdistas contemporáneos, ella afirma, es que son inmediatamente asociados con la URSS: “Cuando hablamos de izquierda aquí, las personas nos relacionan con los antiguos comunistas y la Unión Soviética. Eso no es lo que somos… No queremos tener una estrella roja en nuestro sitio web”.

September, que se autofinancia totalmente, cubrirá varias temáticas: desde la política contemporánea y teoría política hasta ciencia y educación. Actualmente, 18 personas conforman la junta editorial y cuenta con una red de colaboradores de toda la región que, Lyasheva espera, se incremente.

Aliona Lyasheva. Source: Facebook

Aliona Lyasheva. Fuente: Facebook.

Por ahora, esta plataforma se publica únicamente en Rusia, aunque los editores planean traducir textos de publicaciones con tendencia izquierdista, como Jacobin y Open Democracy. Entre las publicaciones actuales del sitio se incluyen “Neoliberalismo con características rusas” escrito por Ilya Matveev, y “La niebla de la guerra híbrida: por qué es peligroso pensar híbrido” por Vladimir Artyukh.

Más que brindar una voz a las ideas izquierdistas, Lyasheva considera que September tiene una oportunidad para cambiar la manera en que las personas de occidente y en la región piensan sobre los países de la antigua Unión Soviética:

We understand that there are numerous commonalities and interconnections among the post-Soviet countries, in terms of economic interdependence and cultural commonalities. For example, even after two years of war, Ukraine's biggest trade partner is Russia (if we are not counting the EU as one country), and Russia's political and military presence is overwhelming in the region. This creates a basis for structural interconnectedness of the area, which is either ignored in [the West] or subsumed under more general categories of ‘post-socialism’, ‘transitional economies’, etc. If we want to know how to act in these circumstances, we need to have a clear shared idea of what is actually happening. But at the same time we do not dream about any sort of ‘pan-Eurasian’ unification on this post-Soviet basis, and do not have any Soviet nostalgia.

Comprendemos que existen numerosas similitudes e interconexiones entre los países postsoviéticos, en términos de interdependencia económica y semejanzas culturales. Por ejemplo, aún tras dos años de guerra, Rusia es el mayor socio comercial de Ucrania (si no contamos la UE como un país), y la presencia militar y política de Rusia es abrumadora en la región. Esto crea una base para una interconexión estructural del área, la cual es ignorada [en occidente] o absorbida en categorías más generales del ‘postsocialismo’, ‘economías de transición’, etcétera. Si deseamos saber cómo actuar en esas circunstancias, necesitamos tener una idea clara compartida de lo que está pasando realmente. Pero al mismo tiempo no soñamos con ningún tipo de unificación paneurasiático en esta base postsoviética, y no tenemos ninguna nostalgia soviética.

Vladimir Artyukh, un editor en September y estudiante de doctorado en la Universidad Central Europea (CEU) en Budapest, concuerda, diciendo que él desea que el proyecto desafíe ciertos marcos que occidente ha impuesto en el espacio postsoviético. Aún así, afirma, September es un proyecto que tendrá que lidiar con las similitudes de la región.

Octubre ya pasó y la revolución aún tiene que llegar. Por otro lado, September solo recientemente fue lanzado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.