¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: Una camioneta policial arrolla a manifestantes indígenas que clamaban por sus derechos

Screenshot

Escena de un video que muestra a la camioneta policial cuando embiste a los manifestantes.

Como se ve en un video que se hizo viral, una camioneta policial intentó en repetidas oportunidades embestir y atropellar a grupos de indígenas y minorías nacionales que se habían concentrado para protestar frente a la Embajada de los Estados Unidos ubicada en Manila la mañana del 19 de octubre.

La protesta era parte de la Pambansang Lakbayan ng mga Pambansang Minorya (Caravana nacional de las minorías nacionales) que trajo a 3.000 indígenas a la capital filipina para llamar la atención sobre los abusos a los derechos humanos y la militarización de sus tierras ancestrales. Las minorías nacionales exigen el retiro de las tropas militares de sus comunidades y el desmantelamiento de los grupos paramilitares financiados por el estado.

La manifestación también tuvo, en parte, el objetivo de expresar su apoyo al presidente Rodrigo Roa Duterte para alejar a Filipinas de su relación desigual con los Estados Unidos que ya lleva décadas, relación que los grupos indígenas consideran ha favorecido la instalación de empresas mineras y agroempresas extranjeras que han devastado sus tierras ancestrales.

Sin embargo, en lugar de encontrarse un santuario libre de violencia en la capital nacional, su marcha pacífica a la Embajada de los Estados Unidos se topó con la brutalidad, pues la policía dispersó violentamente la protesta con gas lacrimógeno y cachiporras justo cuando ya estaba por terminar.

El oficial 3 Franklin Kho empezó a dirigir su camioneta policial repetidas veces contra la masa de manifestantes y arrolló a varios indígenas y activistas.

A continuación, verán tres crudos videos grabados por la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos, Barry Dacanay y Mayday Media que muestran el mismo incidente desde distintos ángulos:

Los manifestantes aseguran que la despiadada represión se llevó a cabo bajo las órdenes del Superintendente principal Marcelino Pedrozo Jr. del distrito policial de Manila, aunque Pedrozo ha negado públicamente haber ordenado semejante acción. Otro vocero de la policía también negó que algún vehículo policial hubiese atropellado a los manifestantes.

Sin embargo, Pedrozo fue grabado en cámaras cuando decía a sus hombres que dispersaran a los manifestantes y crearan caos, de ser necesario, argumentando que era una vergüenza que los manifestantes estuvieran tan cerca de la Embajada de los EE. UU.:

Wala man lang kayong hinuli, ang dami-dami niyan… Magkagulo na kung magkagulo, pulis tayo rito e. Pwede ba tayong patalo sa mga yan? Anong mukhang ihaharap natin sa embassy? Kaya i-disperse mo ‘yan! Lumaban kasi kayo! Mga pulis kayo hindi kayo lumalaban!

No arrestaron ni a uno, son demasiados… Que haya caos si es necesario, somos la policía. ¿Vamos a dejar que nos golpeen esos manifestantes? ¿Qué imagen le vamos a mostrar a la embajada? Vamos, ¡dispérsenlos ya! Son la policía, ¿por qué no actúan?

El personal policial también brutalizó al infortunado conductor de un vehículo jeepney utilizado por los manifestantes y lo dejó en el piso cubierto de sangre por los reiterados golpes en la cabeza:

El 18 de octubre, un día antes de la protesta de Manila, un intento de las minorías nacionales por llevar su causa a las oficinas centrales de las Fuerzas Armadas de Filipinas, ubicadas en la ciudad vecina de Quezon, se encontró con cañones de agua y violentos actos de dispersión.

Una reciente alianza de minorías nacionales llamada Sandugo, que encabezó la protesta de Quezon, condenó la brutalidad policial y los prejuicios extremos contra los pueblos indígenas. También exigió al gobierno que haga rendir cuentas a los policías responsables de tal masacre.

Volviendo a Manila, la violenta represión dejó 50 heridos, de los cuales, al menos 10 llegaron a los hospitales cercanos en estado grave. Al menos 29 manifestantes fueron también arrestados, incluso algunos de ellos heridos. Finalmente, los liberaron tras la protesta de los participantes de la marcha organizada frente a la jefatura policial.

A continuación verán un video del líder indígena y vocero de Sandugo, Piya Macliing Malayao, uno de los que fue golpeado por la camioneta policial, del grupo de video independiente Tudla Productions:

We were about to end and disperse by ourselves. We were only waiting for the last speaker to finish talking. But the police moved forward and one of their vehicles even drove back and forth. That is the reason for my wounds. And now that I should be given first aid by our colleagues from the medical team… they were forcibly arrested by the police. All of us were to be charged, the police said. What charge? Defending the sovereignty of the Philippines. We are here to protest for a foreign independent policy and end to the domination of US imperialism over the Philippines. The Filipino people have a long experience of being subjected to violence and plunder because of the rule of US imperialism and the neoliberal policies they impose on the country, the US bases and the US troops that are here. This is what we are protesting about when we were violently attacked by the police.

Estábamos a punto de terminar la marcha y dispersarnos solos. Sólo esperábamos a que el último orador terminara de hablar. Pero la policía avanzó y uno de sus vehículos se movió de adelante hacia atrás. Así fue que resulté herido. Y ahora nuestros compañeros del equipo médico deben prestarme los primeros auxilios… la policía los arrestó usando la fuerza. Dijeron que estamos todos imputados. ¿Con qué cargos? Defender la soberanía de Filipinas. Estamos aquí para defender una política exterior independiente y para terminar con la dominación del imperialismo de los EE. UU. sobre Filipinas. El pueblo filipino lleva demasiado tiempo sometido a la violencia y los saqueos debido al imperialismo estadounidense y las políticas neoliberales que imponen a nuestro país, y las bases y tropas estadounidenses que están aquí. Contra eso protestábamos cuando la policía nos atacó violentamente.

Dulping Ogan, secretario general la alianza indígena Kalumaran, ubicada en Mindanao, dijo que la brutal represión demuestra la continua y poderosa influencia de los Estados Unidos en el país, donde la policía está dispuesta a causar daño a las minorías nacionales con tal de mantener a los manifestantes lejos de la embajada:

Here in Manila, our calls are met with water cannons, and now teargas and brute force. In our ancestral communities, the attacks are far worse: we all know of the repeated cases of murders against our kin. Everywhere we turn, we Lumads and other national minorities are brutalized. Yet we will remain defiant.

En Manila, nuestros reclamos se encuentran con cañones de agua, y ahora con gas lacrimógeno y fuerza bruta. En nuestras comunidades ancestrales, los ataques son mucho peores: todos conocemos los reiterados casos de asesinatos a miembros de nuestro pueblo. Donde quiera que miramos, los lumad y otras minorías nacionales somos brutalizados. Aun así, seguiremos de pie y desafiantes.

El presidente Duterte, que se encontraba en China en un viaje oficial como parte de su estrategia para una política exterior más independiente, prometió investigar el incidente y hacer un pronunciamiento oficial a su regreso el 21 de octubre. Nueve oficiales de policía involucrados en la sangrienta represión han sido destituidos de sus cargos.

Por desgracia, el maltrato a las poblaciones desfavorecidas de Filipinas no es nada nuevo. A comienzos de este año, los agricultores que pedían arroz en Kidapawan, Mindanao, fueron violentamente dispersados por la policía. Y los indígenas Tumandok de la isla de Panay serán desplazados por la construcción de una mega represa.

El año pasado, los pueblos indígenas lumad de Mindanao también organizaron una caravana a Manila para expresarse contra los abusos. A continuación verán unos videos de su recorrido:

Este año, los pueblos indígenas y los grupos de minorías nacionales que conforman la Lakbayan de las minorías nacionales se encuentran albergados en el campus Diliman de la Universidad de Filipinas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.