¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodistas apelan a primer ministro de Timor-Leste para que retire demanda por difamación contra reporteros

Raimundos Oki en el tribunal del distrito Dili, 07 de octubre, 2016. Imagen publicada con el permiso de Raimundos Oki.

Periodistas de todas partes del mundo intentan disuadir al primer ministro de Timor-Leste (Timor oriental) para que abandone la demanda penal en contra de dos reporteros del Timor-Post, quienes afirman que él estuvo involucrado en actos de corrupción estatal.

La Federación Internacional de Periodistas (IFJ, por sus siglas en inglés) ha lanzado una petición en línea con la cual apelan al primer ministro Rui Maria de Araujo para que desista de la causa. Si prueban su culpabilidad, Raimundos Oki y Lourenco Martins podrían ser condenados a tres años en prisión y acreedores de una multa considerable.

A principios de este año, Araujo afirmó que no desistiría de seguir con la demanda, pese al apoyo internacional que han recibido Oki y Martins; su juicio estuvo originalmente programado para dar inicio el 7 de octubre del 2016. No obstante, debido a tecnicismos, este ha sido reprogramado para el 2 de diciembre.

Oki y Martins enfrentarán cargos de “denunciación difamatoria” por una historia que se publicó hace un año aproximadamente, el 10 de noviembre del 2015, la cual reveló que hubo corrupción en los contratos de adquisición del estado. El primer ministro Araujo, quien fungió anteriormente como asesor principal en el Ministerio de Finanzas, presuntamente participó en uno de los contratos en cuestión – una orden gubernamental para adquirir los servicios de tecnología de información.

Una semana después de que publicaran el artículo, Araujo convocó una rueda de prensa con el fin de anunciar su intención de “presentar ante la Fiscalía los hechos de una falsa acusación que se diseminó públicamente” en su contra. Dos días después, el 18 de noviembre, el primer ministro presentó formalmente su demanda.

Varias organizaciones mediáticas internacionales, entre estas FIP, Freedom House, el Comité para la Protección de los Periodistas, y el Sindicato de Periodistas del Sureste Asiático, han instado a Araujo para que la retire.

Araujo publicó una carta abierta en abril, con la cual brindó una respuesta al respecto, asimismo, juró mantenerse firme y seguir adelante con la causa.

En julio, FIJ de Asia Pacífico, CPP, y Freedom House contactaron nuevamente a Araujo, argumentando que los cargos constituyen “un ataque a la libertad de prensa y al derecho a la información en Timor Oriental”, además, indicaron que “las persecuciones penales de periodistas no pueden ser toleradas… por cuestión de principios”.

Periodistas particulares de la región Asia-Pacífico también han expresado su opinión al respecto. Petrus Suryadi Sutrisno, un veterano periodista indonesio con más de 40 años de experiencia en el campo, colaboró entre otros para Suara Timor Timur Daily, afirma que los periodistas de Timor Oriental no deben seguir el ejemplo de Indonesia y otros países de no revisar y verificar las fuentes antes de publicar. También añade que publicar historias sin seguir un procedimiento puede causar daños tanto al profesional que ejerce en el campo como al sujeto de quien escriben:

Timor-Leste should learn either from Indonesia or from other countries by making a systematic observation and studying how media organizations can exist within the frame of “news engineering” and “orchestrated media” for real systematic character assassination to some one. First by publishing the news without ethic and check and recheck mechanism procedures hit the target then the law consequences are followed later. But what's most important is that the target now is the victim of defamation. The lawsuit is really the last straw.

Timor Oriental debería aprender, ya sea de Indonesia o de otros países, a observar sistemáticamente y estudiar cómo las organizaciones mediáticas pueden existir dentro del marco de “la estructuración de noticias” y “Orchestrated Media” para llevar a cabo una verdadera difamación sistemática de una persona. Primero, se publica el artículo sin ética, se revisan y verifican que los procedimientos del mecanismo golpeen al objetivo, a continuación, prosiguen las consecuencias legales. Aquí lo más importante es que el objetivo es ahora la víctima de difamación. La demanda es realmente la última gota que colma el vaso.

El director de Tempo Semanal Jose Antonio Belo comentó acerca de la petición:

I'm signing this Petition because the East Timor Prime Minister is still living with the spirit of the former Indonesian General Dictatorship.

Firmo esta petición porque el primer ministro de Timor Oriental aún vive con el espíritu de la antigua dictadura general de Indonesia.

Ted McDonnel, un periodista australiano, también escribió:

I believe in Freedom of the Press & Freedom of Expression. This case brought by the PM of Timor Leste is all about silencing the media.

Creo en la libertad de prensa y la libertad de expresión. La demanda promovida por el primer ministro de Timor consiste en silenciar a los medios de comunicación.

La petición de FIP está dirigida formalmente al primer ministro Araujo, así como al ministro de justicia y al fiscal general de Timor Oriental. A los simpatizantes se les motiva que compartan la misma utilizando la etiqueta #FreeTimorJournalists [liberen a los periodistas de Timor].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.