¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zuma, presidente de Sudáfrica, lucha por su carrera política tras un informe de corrupción

Zuma's compound. Photo by John A Forbes. Released under Creative Commons.

La residencia del presidente Jacob Zuma, en Sudáfrica. Foto de John A. Forbes. Publicada bajo licencia Creative Commons.

Los sudafricanos han reaccionado con enfado, conmoción, y humor tras la publicación del informe de “La captura del Estado”, escrito por quien fuera Defensora del Pueblo, Thuli Madonsela. El informe explica que el presidente Jacob Zuma le permitió a una adinerada familia india que vive en Sudáfrica, los Guptas, usar recursos públicos para beneficio personal, e influenciar decisiones clave de gobierno.

Inicialmente, Zuma trató de impedir la publicación del informe, antes de, posteriormente, retirar su recurso.

La Oficina del Defensor del Pueblo es una institución estatal externa que investiga las irregularidades en todos los asuntos y las esferas de estado en el gobierno de Sudáfrica. La agencia opera de forma independiente del gobierno nacional.

Los alegatos de corrupción y mala administración han empañado la presidencia de Zuma, aunque se las ha arreglado para superar dos mociones de censura de los legisladores.

En el 2014, la ex Defensora del Pueblo, Thuli Madonsela, publicó un informe titulado “Seguro en comodidad”, que descubrió que Zuma y su familia lucraron indebidamente aprovechando unas mejoras en las medidas de seguridad de su residencia. Éstas incluían una piscina/almacén de agua en caso de incendio, un corral para ganado sagrado, un gallinero, un centro de invitados, y un anfiteatro.

En el 2016, el Tribunal Constitucional Sudafricano, el más importante del país, ordenó al presidente devolver el dinero utilizado para las mejoras no relacionadas con la seguridad, como dicta la Tesorería.

Bromeando sobre la posibilidad de que Zuma fuese a la cárcel, el autor y columnista sudafricano Max du Preez tuiteó:

Esperen que la cábala de Zuma y sus beneficiarios comience a hacer campaña para mejorar las instalaciones de nuestras prisiones.

Mpumelo Nkosi escribió:

Si Zuma sigue siendo presidente después de esta patética experiencia, somos un ridículo y pusilánime intento de democracia constitucional.

Trevor Ncube, un empresario y editor de periódicos zimbabuense con base en Sudáfrica, tuiteó:

Visitar a Robert Mugabe tras el Informe Captura Del Estado nunca fue una buena idea para Zuma.

Inmediatamente después de que el informe fuese publicado, Zuma viajó a Zimbabwe para copresidir la sesión inaugural de la Comisión Binacional de Sudáfrica-Zimbabwe.

En Twitter, Ranier Pretorius publicó la siguiente imagen con un ligero toque:

Buscando pruebas en el Informe Captura Del Estado. No Toquen A Brian Molefe

La mayoría de altos funcionarios en el actual Congreso Nacional Africano (CNA) estaban en el exilio durante la lucha por erradicar la discriminación racial en el país. Unathi Kwaza se preguntó:

Tras haber leído el Informe Captura Del Estado me estoy empezando a preguntar si estos buitres del CNA han luchado alguna vez por este país en el exilio como claman.

Cover image of State of Capture report.

Portada del informe Captura del Estado

Para muchos, las disculpas no son suficiente. Ulrich Vuuren, por ejemplo, dice que quiere que el informe de Madonsela lleve a un enjuiciamiento penal:

¡Aquellos que se consideren culpables no deben disculparse con Sudáfrica, deben ser llevados a juicio!

Refiriéndose a Jake Amo, una celebridad de las redes sociales en Ghana, Karabo Mokgoko sentenció:

Cosas Que Podrían Pasar Antes De Los 5
Jake ayudará al presidente a esbozar una carta de dimisión.

Como reacción a las declaraciones en las que Zuma dice no tener miedo de ir a prisión, Paul Claassen escribió:

LOL La última vez que Zuma estuvo en prisión estaba con los que luchaban por la libertad – la próxima vez estará con otros ladrones.

Tras las primeras declaraciones públicas de Zuma después de la publicación del informe, “Yonce” tuiteó:

Supongo que es bueno que el presidente Zuma se esté preparando mentamente para pasar el resto de su vejez en la cárcel.

Mientras, Andre Timotheus hacía la siguiente observación, refiriéndose al tiempo que Zuma pasó como preso político en la Isla Robben con Nelson Mandela durante el apartheid:

No temo ir a la cárcel, dice Zuma. Por supuesto los criminales, matones, e impostores no están asustados de la cárcel.

Otro usuario de Twitter quiso que los sudafricanos recordasen cómo los holandeses y los británicos capturaron el estado en los primeros años de la colonización de Sudáfrica:

No estoy defendiendo a Zuma, ¿pero recuerdan la Captura Del Estado de 1652 por los holandeses, y la de 1806 por los británicos?

Escribiendo en Black Opinion, Andile Mngxitama calificó al informe como “un desastre de documento”:

The hastily put together so-called state capture report by the former Public Protector is a mess of a document with illogical lapses, glaring typos and incomplete sentences. But the most shocking aspect of the report is that it is based on some obvious lies which Advocate Madonsela chooses to believe in her somewhat desperate quest to find the elusive smoking gun of state capture by the Guptas.

El precipitadamente redactado y mal llamado informe de captura del estado escrito por la ex defensora del pueblo es un desastre de documento con lapsos ilógicos, flagrantes errores tipográficos, y frases incompletas. Pero el aspecto más chocante del informe es que está basado en algunas mentiras obvias que la letrada Madonsela elige creer, en su un tanto desesperada búsqueda de pruebas irrefutables de la captura del estado de los Guptas.

La publicación también promete proporcionar un análisis detallado de ciertos aspectos problemáticos del informe:

In the coming days Black Opinion shall provide analysis of each troubling aspect of the report. Here we focus only on that piece of “evidence” from the star witness, Deputy Minister Mcebisi Jonas – yes, he who claims that some R600 million was offered to him in exchange for accepting the job of Minister of Finance by the Gupta family. Of course the man accused of stealing the funeral funds of the late Nelson Mandela refused the R600 million. Someone should ask Jonas, when did he stop being corrupt?

En los días venideros Black Opinion proporcionará un análisis de cada aspecto problemático del informe. Aquí nos concentraremos solamente en la parte de “pruebas” que vengan del testigo estrella, el Viceministro Mcebisi Jonas –sí, el que asegura que se le ofrecieron 600 millones de rands [más de 40 millones de euros] por aceptar ser Ministro de Economía como le ofrecía la familia Gupta–. Claro está que el hombre acusado de robar los fondos para el funeral de Nelson Mandela rechazó los 600 millones de rands. Alguien debería preguntarle a Jonas cuándo dejó de ser un corrupto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.