¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El mundo intenta encontrarle sentido al «Trumpocalipsis»

Protesta Black Lives Matter. Foto de Pixabay, dominio público

Protesta Black Lives Matter. Foto de Pixabay, dominio público.

Una sorprendente victoria para unos, esperada por otros, y una enorme conmoción para muchos. El controvertido candidato de la extrema derecha Donald Trump ha ganado las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos de América celebradas el 8 de noviembre del 2016. Trump era popular entre sus simpatizantes sobre todo porque, a sus ojos, es totalmente diferente a la clase política en la que no tienen absolutamente ninguna fe.

Muchos expertos (y prácticamente todos los periodistas) pasaron por alto este hecho. Fuera del país, el mundo se pregunta cómo ha podido suceder algo así.

Esto. No. Son. Solo. Blancos. Pobres. Votando. Por. Trump. Es la América en la que siempre hemos vivido, solo que ahora se desnuda.

A Trump no lo ha elegido otro país. Lo eligió este. Lo han hecho nuestros vecinos y familiares y colegas de trabajo y amigos.

Latoya Peterson, una crítica sobre raza y cultura que coescribe el blog Racialicious, tuiteó:

No los temo [los resultados electorales]. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que causa el olvido total. Me enfrentaré a mi miedo.

La palestino-estadounidense Sara Yasin ilustró el temor que experimenta la comunidad musulmana de EE. UU.:

Una joven musulmana de Carolina del Norte reacciona a los resultados que llegan hasta ahora de las elecciones

[Texto de Rahma Hida: Me da verdadero miedo salir de casa mañana, en serio… Este es el tipo de hecho que envalentona y anima a la gente a actuar según le dicta su recién validado odio. Es escalofriante ver, en números y en rojo, cuánta gente se opone a tu existencia]

Esta es la reflexión de la escritora panafricanista Siyanda Mohutsiwa desde Iowa:

Cuando hablamos de radicalización en la Red, siempre hablamos de los musulmanes. Pero la radicalización de los hombres blancos en Internet está en niveles astronómicos.

Trevor Timm, defensor de la privacidad en la Red y fundador de Freedom of the Press Foundation tuiteó:

Estoy encantado de que los demócratas institucionalizaran un vasto y opaco sistema de seguridad nacional que pronto estará controlado por un loco.

Opiniones de todo el mundo

La escritora y fotógrafa Stacey Gonzalez, residente en Canadá, reunió sus observaciones sobre las elecciones bajo la etiqueta #Trumpocalypse:

Bueno, Estados Unidos, han votado contra los derechos de las mujeres, contra el medio ambiente, contra las minorías y a favor del racismo. Han votado Trumpocalipsis, ¡Bravo!

La periodista armenia Liana Aghajanian declaró:

Esto es EE. UU., sin tapujos. Parece como si todo este tiempo hubiéramos fingido conocer EE: UU., pero no podíamos estar más equivocados.

Desde Macedonia, Marko intentó explicar por qué los sondeos iban tan desencaminados:

¡Acabemos con los estereotipos! Las encuestas de EE. UU. eran erróneas porque mucha gente se avergonzaba de admitir públicamente que pensaba votar por Trump.

La doctora Siobhan O'Dwyer, residente en el Reino Unido, publicó esta reflexión de la antropóloga Sarah Kendzior:

«Imaginen el Brexit, pero con una burrada más de armas» – Sarah Kendzior lo ha clavado.

El palestino Mohammed Suliman, que trabaja por los derechos humanos, afirmó:

Primero el Reino Unido, después EE. UU.. Occidente ya no puede sostener que es moralmente superior. No puede ocultar su cara tras la máscara de la universalidad liberal.

Desde Belgrado, la asesora de comunicaciones corporativas y ex editora de Global Voices para Europa central y oriental, Danica Radisic, hizo este análisis en Facebook:

What fascinates me is that most people in the Western hemisphere still seem to think this US election is an isolated incident. Just as they thought Brexit was isolated and a surprise. Or Orban being re-elected in Hungary. Or Duterte's expletive-filled rise in the Philippines. Or Vucic and his nationalist, right-wing progressives in Serbia.

These are not flukes, my friends. This is a clear pattern. I tweeted the other day that “Right-wing ideologies grow and spread when economic & social change are necessary, but liberals & centrists are slow in offering solutions.” I didn't come up with that one all on my own. This has all happened before. It began in 1912 with the Balkan wars and ended with the rise of Hitler and World War 2. And if you don't get it, then you are among the very privileged and out of touch with the average human and with the rest of the world.

I read this Michael Moore piece a while back. And I never much liked the guy (okay, I think he's a whining douche), but I can't help but agree with him when he's right. And he's right.

From Green Bay to Pittsburgh, this, my friends, is the middle of England – broken, depressed, struggling, the smokestacks strewn across the countryside with the carcass of what we use to call the Middle Class. Angry, embittered working (and nonworking) people who were lied to by the trickle-down of Reagan and abandoned by Democrats who still try to talk a good line but are really just looking forward to rub one out with a lobbyist from Goldman Sachs who’ll write them nice big check before leaving the room. What happened in the UK with Brexit is going to happen here.”

And it will keep happening. As long as the failing upper classes are so out of touch with the growing working (or unemployed) classes, things are bound to get worse. One way or another, we will all go through this cleansing process. The more we ignore it, the uglier it will get.

That being said… boy, the next decade is going to be fun to watch! Well, for some of us. As long as you're not too attached to living and working in certain parts of the world.

Lo que me fascina es que la mayor parte del hemisferio occidental aún parece pensar que esta elección de EE. UU. es un incidente aislado. Igual que pensaban que el Brexit era algo aislado y sorprendente. O que se reeligiera a Orban en Hungría. O el ascenso aderezado con palabrotas de Duterte en Filipinas. O Vucic y sus progresistas de la derecha nacionalista en Serbia.

Estos hechos no son casualidades, amigos. Es un claro patrón. El otro día tuiteé que «las ideologías de derechas crecen y se difunden cuando se necesitan cambios económicos y sociales, pero los centristas y los liberales son lentos a la hora de ofrecer soluciones». Eso no se me ocurrió a mí sola. Ya ha pasado antes. Comenzó en 1912 con las guerras de los Balcanes y finalizó con el ascenso de Hitler y la II Guerra Mundial. Y si no lo pillas, es porque estás entre los muy privilegiados, aislado de la realidad del humano medio y del resto del mundo.

Hace un tiempo leí este artículo de Michael Moore. Y nunca me ha gustado mucho el tipo (vale, creo que es un idiota llorón), pero no puedo evitar estar de acuerdo con él cuando tiene razón. Y tiene razón.

«De Green Bay a Pittsburgh, esto, amigos, es el centro de Inglaterra: arruinada, deprimida, en apuros, las chimeneas esparcidas por el campo con la carcasa de lo que una vez llamamos la clase media. Gente trabajadora amargada, enojada, engañada por la riqueza de la época Reagan y abandonada por los demócratas, que aún intentan convencer, pero en realidad solo están deseando hacérselo con un lobista de Goldman Sachs que les extienda un buen cheque antes de marcharse. Lo que sucedió en el Reino Unido con el Brexit va a suceder aquí».

Y seguirá sucediendo. Mientras las fallidas clases superiores estén tan lejos de la realidad de las crecientes clases trabajadoras (o desempleadas), lo lógico es que las cosas vayan a peor. De una forma u otra, todos pasaremos por este proceso de limpieza. Cuanto más tiempo lo ignoremos, peor será.

Y dicho esto… ¡vaya, la próxima década va a ser muy divertida de ver! Bueno, para algunos de nosotros. Mientras no estés muy empeñado en vivir y trabajar en ciertas partes del mundo.

En referencia al reciente ascenso de la extrema derecha en todo el mundo, el mexicano Daniel Moreno, periodista y director de la web de noticias Animal Político se preguntaba:

Sobre el fracaso de las encuestas a la hora de predecir los resultados, la activista de derechos humanos mozambiqueña Zenaida Machado dijo:

Alguien tendrá que reinventar Datos, Probabilidad y Estadística después del disgusto causado por el Brexit y las elecciones de EE. UU. del 2016. Los números se equivocaron.

Y en cuanto al papel de los medios estadounidenses en las elecciones, Nwachukwu Egbunike, colaborador de Global Voices desde Nigeria, tenía algo que decir:

La próxima vez, den noticias. Por desgracia, los medios tradicionales enloquecieron durante las elecciones de EE. UU. – ¡Ellos fueron la noticia!

La periodista independiente Amy Mackinnon, que cubre Europa central y del Este, publicó esta foto desde Rusia:

La imagen del día. Alguien ha dejado flores ante el Consulado de EE. UU. en Moscú con un letrero que dice «Je suis USA».

En contraste, el periodista y escritor chileno Pedro Cayuqueo concluye en su columna «Trump, ¿Apocalipsis ahora?»:

Si decimos creer en la democracia, poco y nada que lamentar. Felicitaciones al vencedor y que sea, en la medida de lo posible, un no tan mal gobierno. Mientras tanto la vida sigue.

¡Sigamos adelante!

El autor y cineasta Mark Frost tuiteó:

Esta noche es una tragedia. Duerman un rato. Mañana es el primer día de la resistencia.

El ex director legal adjunto de American Civil Liberties Union, Jameel Jaffer, urgió a los estadounidenses a no abandonar el país:

Dejen de decir que se van a mudar a Canadá. Merece la pena defender lo que tienen aquí.

Willow Brugh, activista de la igualdad entre sexos y la tecnología abierta, tuiteó:

La gente protesta, [y también] es justa y amable de mil pequeñas formas todos los días. Hagan lo mismo ahora. Defiendan a los demás. Amen a los que no están de acuerdo con ustedes.

El bloguero sirio residente en EE. UU. Anas Qtiesh, también colaborador de Global Voices, ofreció un poco de consuelo canino a los que aún les queda algo de sentido del humor:

Creo que todos necesitan unos perritos ahora mismo.

Danny O'Brien, director internacional de Electronic Frontier Foundation, hizo un llamamiento a la solidaridad en Facebook:

Shout out to all my friends and all my heroes across the world: in Thailand, in Pakistan, in Hong Kong and the mainland, in Russia, Venezuela and Cuba, all across the MENA from Morocco to Bahrain. Chiranuch Premchaiporn and Nighat Dad and Esra'a Al Shafei and Rami Nakhla and Alaa and Oiwan Lam and Nassir and shit I'm so bad at listing everyone. Also shoutout to my Brexit buddies, Tom Steinberg et al.

I'm sitting in the Electronic Frontier Foundation offices in San Francisco running through the disaster scenarios with all of us at 10PM, and trying to channel all the things I've seen you do and act and say in far worse situations.

We're going to have lots of time tomorrow to work out the details, but here's what I'm going to argue for, if it goes the way I think: that our day job here is, to defend /everybody/ from what could happen here, anybody and everybody around the whole world.

We'll need help, and y'all are so good at solidarity and experience and just making me laugh and keep positive and keep going even in the worst of situations. Not everyone here has quite grokked what's going on, but when they do, I'm going to BORE YOU SO MUCH with my questions and begging for advice.

Solidarity, everyone. We're going to build a home for freedom, we're going to create such awesome tools, we're going to win everyone over and then WE'RE GOING TO MARS.

Un saludo a todos mis amigos y a todos mis héroes del mundo: en Tailandia, Pakistán, Hong Kong y China, Rusia, Venezuela y Cuba, de toda la región MENA de Marruecos a Bahréin. Chiranuch Premchaiporn y Nighat Dad y Esra'a Al Shafei y Rami Nakhla y Alaa y Oiwan Lam y Nassir y mierda qué mal se me da listar a todo el mundo. También saludo a mis amigos del Brexit, Tom Steinberg y los demás.

Estoy sentado en las oficinas de la Electronic Frontier Foundation de San Francisco a las 10 de la noche repasando todas las opciones desastrosas, e intentando canalizar las cosas que les he visto hacer y decir en situaciones mucho peores.

Mañana vamos a tener montones de tiempo para concretar los detalles, pero esto es lo que voy a argüir, si las cosas van como creo que van a ir: que nuestro trabajo diario aquí es defender a todo el mundo de lo que podría pasar aquí, a cualquiera y a todos en cualquier parte del mundo.

Necesitaremos ayuda, y a ustedes se les da muy bien la solidaridad y la experiencia y hacerme reír y mantenerse positivos y seguir adelante incluso en la peor de las situaciones. Aquí no todo el mundo se ha enterado de lo que está pasando, pero cuando lo hagan, voy a ABURRIRLES MUCHÍSIMO con mis preguntas y pidiendo consejo.

Solidaridad, gente. Vamos a construir un hogar para la libertad, vamos a crear herramientas tan impresionantes que vamos a convencer a todo el mundo, y después VAMOS A LLEGAR A MARTE.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.