¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Medios de comunicación independientes de Omán, suspendidos hasta nuevo aviso

Censorship graffiti image via Pixabay. CC0, public domain.

Graffiti sobre la censura, fotografía via Pixabay. CC0, dominio público.

Albalad, el primer periódico online independiente de Omán, puso fin a su actividad el 30 de octubre.

La dirección del periódico Albalad anuncia el cierre de su página web… adiós queridos lectores.

El periódico se creó en el 2012 y cubría una gran variedad de temas en Omán, como la política, la economía y la cultura. El equipo editorial no ha especificado la razón de su cierre.

En un mensaje dirigido a sus lectores, describen las presiones a las que se han enfrentado en el pasado, pero afirman que han decidido parar “por voluntad propia”.

تعرضت الصحيفة للكثير من الضغوط…وكانت كل تلك الضغوط تمر علينا، ونحتفظ بها لأنفسنا، لأنها جزء من مهنة الصحافة، ومن خصوصية العمل، بقت معنا خلال السنوات الماضية. لكننا نقف اليوم في لحظة صعبة، أن نتخذ قرار الإغلاق دون أن نكون تحت ضغط من أحد، إنه قرار نابع من إدارة وفريق هذا المشروع الذي عمل ليل نهار لأجل القارئ العزيز. إننا نعتذر بشدة للجمهور والقارئ العزيز عن هذا القرار … لكن الظروف الراهنة تقول: ” حان لها أن تتوقف بإرادة تامة”.

El periódico ha sido objeto de muchas presiones…Hemos mantenido esas presiones en privado, ya que forman parte de la profesión de periodista y es una característica de este trabajo. Nos guardamos esas presiones para nosotros. Sin embargo, hoy estamos ante un momento complicado: tomar la decisión de cerrar sin estar sometidos a ningún tipo de presión. Esta decisión la hemos tomado la dirección y el equipo que trabajábamos día y noche en este proyecto para nuestros queridos lectores… Queremos pedir nuestras más sinceras disculpas al público, pero la situación actual nos dice: “es hora de parar por nuestra propia voluntad”.

Luego del anuncio del cierre de Albalad, los omaneses se lamentaban en Twitter por la decisión y por el estado en el que se encontraba la libertad de expresión en el país.

Albalad cierra… Qué le está pasando al futuro de la prensa en Omán.

Por desgracia, no tenemos una voz libre o una plataforma para la libertad de prensa o de expresión. En pocas palabras, no hay libertad de expresión. Estamos en el siglo XXI, qué pena.

El cierre de Albalad coincide con una represión más amplia a la libertad de prensa en Omán. En el pasado mes de agosto, el gobierno cerró el periódico Alzamm y su página web por un informe sobre la interferencia del gobierno en el poder judicial. El informe del 27 de julio acusó a los funcionarios del gobierno de presionar a los jueces de la Corte Suprema del país para que anularan un veredicto en un caso sobre una herencia. Detuvieron a tres de los periodistas de Alzamn, incluido el redactor jefe, y los condenaron a prisión con cargos entre los que se incluían: “perturbar el orden público” y “desprestigiar al Estado”.

El cierre de Alzamn

El redactor jefe Ibrahim Al-Maamari fue declarado culpable por “desorden público”, “mal uso de Internet”, “publicar los detalles de un caso civil” y “desprestigiar al Estado”. Le pusieron una multa de 3.000 riales omaníes (unos 7.800 dólares) y le prohibieron trabajar como periodista durante un año.

El secretario de redacción Yousef Al-Haj fue declarado culpable por “desorden público”, “mal uso de Internet”, “desprestigiar al Estado”, “publicar los detalles de un caso civil”, violando así la prohibición de cobertura de medios, y calumnia. También fue condenado a tres años de cárcel, a una multa de 3.000 riales omaníes y le prohibieron trabajar como periodista durante un año.

El reportero Zaher Al-Abri fue condenado a un año de cárcel y multado con 1.000 riales omaníes (unos 2.600 dólares) por usar “una red de información para difundir material que puede ser perjudicial para el orden público”.

Fuente: Centro del Golfo para los Derechos Humanos

A principios de este año, otro medio de comunicación independiente, llamado Mowatin, dejó de publicar “hasta nuevo aviso”. En un breve comunicado emitido el 14 de enero, la revista hizo referencia a las “circunstancias ajenas a su control” y, en particular, a su deseo de “garantizar la seguridad” de sus periodistas y escritores. Según el Centro del Golfo para los Derechos Humanos, la revista se enfrentaba a un “acoso constante” por parte de los Servicios de Seguridad Interna (ISS por sus siglas en inglés), la agencia nacional de inteligencia de seguridad del país.

El sultanato de Omán es un país estable y pequeño de cuatro millones de habitantes, conocido por sus maravillas naturales. Sin embargo, “tiene uno de los marcos jurídicos más restrictivos” que controlan la libertad de prensa en la región árabe, según apunta el informe de Freedom on the Press de 2015. ¿Es el cierre de tres medios de comunicación independientes este año el golpe final a la libertad de prensa en Omán?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.