¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una gran boda tayika esconde un nido de intrigas en Asia Central

Screenshot from YouTUbe video uploaded by Uzbekistan 24 news agency.

Captura de un video de YouTube publicado por la agencia de noticias Uzbekistan24.

Este es un artículo del sitio web asociado EurasiaNet.org. Se reproduce con autorización.

Una espléndida boda en Moscú ha atraído suspiros de envidioso asombro hasta de rusos habituados a llamativas muestras de prosperidad.

Sin embargo, los observadores del funcionamiento interno de la política de Asia Central tal vez estén más interesados en la identidad y antecedentes del padre de la novia, de quien poco se sabe públicamente.

Pero veamos la boda primero. Madina Shokirova ha provocado celos por todos lados con su vaporoso vestido de $600,000 diseñado por la casa británica de modas de alta costura Ralph & Russo. Como informó el tabloide en línea life.ru, el vestido estaba hecho de varias capas de tul, bordado con hilos metálicos e incrustado con varios miles de perlas y cristales Swarovski.

Como se acostumbra en estas ocasiones, una serie de celebridades rusas alquiladas concurrieron para entretener a los invitados.

El hombre que pagó por todo esto fue el padre de Shokirova, Ilhom Shokirov. Su riqueza se deriva ostensiblemente de los varios hoteles de los que es propietario —el Grand Hotel de alta categoría en la capital de Uzbekistán, Taskent, y varios hoteles fuera de Moscú. El sitio life.ru informó que también tiene una participación del 65 por ciento en el centro comercial Demir y en un complejo de entretenimiento en Taskent.

Y se especula que existen algunas dimensiones dinásticas y políticas en estas nupcias.

Aziz Rustamov, escritor de ferghana.ru, que vive en Khodjent, la segunda ciudad más poblada de Tayikistán, informó recientemente sobre rumores según los cuales Shokirov ofreció a su hija en matrimonio a un pariente del actual presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev. No queda completamente claro, pero es posible que esta fuera una alusión a la boda que acaba de celebrarse en Moscú.

Y ese no es todo el alcance de las artes de casamentero de Shokirov. Como lo notó life.ru, en el 2010 Shokirov casó a su hijo con la hija del vice primer ministro de Uzbekistán, Rustam Azimov, que en ese tiempo se pronosticaba como un posible futuro presidente. Azimov parece listo a continuar jugando un importante papel en Uzbekistán, a pesar de la predominancia del primer ministro y actual presidente interino Shavkat Mirziyoyev.

Rustamov, el escritor de ferghana.ru, alude a otra boda reciente en la ciudad de Isfara, al norte de Tayikistán, también organizada por Shokirov. Es probable que fuera la primera etapa de la boda de Madina Shokirova, pues los centroasiáticos adinerados a menudo van escalando en grandes nupcias por muchas etapas y diferentes lugares.

Por deducción, es posible suponer que esta boda fue organizada bajo la apariencia de una visita sorpresa a la región tayika de Sughd por una delegación de importantes hombres de negocios uzbekos y “miembros de la intelectualidad” el 16 y 17 de octubre. Como dijeron funcionarios de la región de Sughd a Radio Ozodi, el servicio tayiko de RFE/RL, los hombres de negocios visitaron Khodjent e Isfara para “familiarizarse con las actividades de empresas industriales, compañías e instituciones culturales en la zona”.

“La visita fue inesperada pero placentera”, dijo Muzaffar Yunusov, portavoz de la administración regional de Sughd, a Radio Ozodi.

Aunque Shokirov tiene la mayor parte de sus intereses comerciales en Uzbekistán y Rusia, también tiene raíces en Tayikistán, de donde aparentemente proviene, aunque también es evidente que hace tiempo que está establecido en Rusia. Es más, Shokirov tuvo problemas en Tayikistán, lo que podría explicar el elemento de treta en la boda de Isfara.

Una curiosa anécdota llega cortesía del periódico ruso Novaya Gazeta, del 2002. Aunque fue lejos del momento en que el presidente tayiko Emomali Rahmon hubiera vuelto a postular al cargo, ya estaba buscando posibles rivales, informó el periódico.

“Un ejemplo es la historia de Ilhom Shokirov, quien por cierto es un funcionario de alto rango del gobierno ruso (!). Se le metió en la cabeza el afán de que quería regresar a su patria histórica a visitar a sus padres”, escribió el periódico.

Pero a su llegada a Tayikistán, Shokirov fue recogido por los servicios de seguridad y detenido sin tener acceso a un abogado.

“¿Por qué lo recogieron? Solamente, según creyeron, Shokirov planeaba participar en las entonces próximas elecciones presidenciales. O quería apoyar a otro que quería tomar el lugar [de Rahmon]”, afirmó el periódico, y nunca reveló la fuente de su información.

Novaya Gazeta continúa afirmando que Shokirov esperó en Tayikistán al menos cinco meses, virtualmente sin una palabra del gobierno ruso.

“Dicen que el presidente [Rahmon] está muy orgulloso de tener un ruso en sus calabozos: ‘Todos creen que somos títeres del Kremlin, pero tenemos a un alto funcionario ruso en nuestras cárceles. Y han debido tolerarlo’”, escribe Novaya Gazeta, citando a un supuesto Rahmon en lo que parece ser un relato falso en gran parte.

En cualquier caso, Shokirov debe haber sido puesto en libertad posteiormente y emprendido grandes cosas, pero es difícil imaginar que no guarde recor hacia su antiguo captor, lo que hace que la boda en Isfara sea más notable.

Por todo eso, poco se sabe sobre esta intrigante telaraña de verdades y medias verdades, hay mucho de lo que se puede especular. ¿Un hombre de negocios inmensamente rico con supuesto vínculos con el gobierno ruso, cercanos lazos familiares con los hombres más influyentes de Uzbekistán y un pleito con el líder de Tayikistán? ¿Podría ser más prometedor?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.