¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Recuperemos Twitter, por favor

Screengrab from the We Are Twitter campaign video

Captura de pantalla del vídeo de la campaña We Are Twitter (Somos Twitter).

Para muchos de nosotros, Twitter es la forma más rápida y fácil de compartir y enterarnos de lo que pasa a nuestro alrededor. Conecta comunidades locales y precipita conversaciones urgentes, distribuye información vital y energiza a movimientos en todo el mundo.

Sin embargo, Twitter, Inc. está bajo la seria amenaza de ser vendido y de traicionar a sus usuarios. Wall Street cree que la compañía es un fracaso porque no está aportando beneficios suficientes a los accionistas. Compañías ricas que crees que pueden haber considerado comparlo —Google, Salesforce, Disney, Microsoft— no han mostrado ningún interés.

Esta triste perspectiva es la razón por la que un movimiento global en aumento está instando a Twitter, Inc. para que trabaje con sus usuarios para ayudarles (ayudarnos) a encontrar una manera de comprar la compañía y transformarla en una plataforma de titularidad cooperativa. En vez de venderse al mejor postor, este movimiento quiere que la compañía comparta su futuro con aquellos cuya participación la hace tan valiosa: los usuarios.

Impulsado por un artículo del Guardian en setiembre escrito por Nathan Schneider, un periodista y académico residente en la Universidad de Colorado, Boulder, una campaña para que esto ocurra está actualmente en curso. Está basada en una petición multilingüe que, al momento de ser traducido esto, sobrepasaba por poco las 3.129 firmas, junto con las etiquetas #WeAreTwitter (somos Twitter) y #BuyTwitter (compremos Twitter). También hay un grupo abierto de Loomio donde se están tomando decisiones sobe los próximos pasos, y un canal de Slack para discusiones más en profundidad y la coordinación de proyectos ad hoc.

Herramienta clave para los eventos globales actuales

Twitter es como una navaja suiza para el activismo digital y la conversación global. Para los medios independientes ha sido una fuente de información especialmente importante, y ha contribuido a cambios drásticos en la forma en la que las noticias de última hora son comunicadas en todo el mundo —y en quién controla las noticias.

Global Voices fue pionera en el uso de Twitter para recopilar información, usándolo para seguir y cubrir eventos e incidentes mencionados primero por activistas locales durante, por ejemplo, el levantamiento árabe del 2011. Esto dio pie a una intrincada red de relaciones y conexiones entre usuarios tuiteando y retuiteando contenido, y la plataforma se convirtió en una herramienta efectiva para construir una comunidad.

En la misma linea, Andy Carvin —entonces estratega de medios sociales en NPR — empezó a usar Twitter creativamente, no solo para crear y compartir noticias y comprobación de datos en tiempo real, sino también para desenterrar historias íntimas de gente peleando por la libertad en las calles y en internet.

En ambos casos, Twitter proporcionó una nueva e innovadora manera de proporcionar actualizaciones de las noticias directamente desde el terreno a pesar de la falta de corresponsales locales o de enfrentarse a censura gubernamental, una narrativa a la que finalmente los medios convencionales occidentales prestaron mucha —en algunos casos demasiada— atención.

¿Una red de noticias de la gente?

Otro evento que estuvo definido por Twitter de más de una forma son las recientemente concluidas elecciones presidenciales estadounidenses. Desde el pasado agosto, los usuarios han producido más de un billón de tuits, con las cuentas de ambos candidatos generando un flujo constante de actualizaciones, para bien o para mal, a menudo contrarrestada con eventos de comprobación de datos y creación de memes.

Este paisaje diverso da sustancia a una declaración del CEO de Twitter Jack Dorsey, que llamó a la plataforma “la red de noticias del pueblo”, y la campaña a favor de la propiedad cooperativa de Twitter busca construir sobre esto. La carta introductoria se dirige a Twitter como una persona, preguntando:

“¿Y si de verdad fueras de la gente? ¿Por qué no encontramos una manera de que nosotros te compremos?

Queremos tener voz en los sistemas que modelan nuestras vidas y comunidades. Queremos encontrar una manera de generar valor juntos, y queremos que ese valor refuerce las comunidades que estaríamos creando, en vez de subastarse en Wall Street.

Nos gustaría hacer un trato para asegurar que puedes seguir siendo grande, y que la grandeza que consigamos juntos pueda ser tu propósito principal, en vez de simplemente alimentar la cartera de algún inversor”.

En este momento, el objetivo básico de la campaña es llegar a un trato justo —uno que recompensa e incluye a la gente que ayudó a crear el Twitter que amamos (aunque tenga defectos a arreglar, desde el discurso de odio hasta bots y ruido excesivo).

Es improbable, pero…

¿Es esto una idea totalmente disparatada? Puede. No solo porque transformar Twitter en una cooperativa propiedad de sus usuarios requeriría el consentimiento de la junta y de los accionistas. Eso significa decisiones difíciles y un montón de dinero. Por ahora, la discusión es sobre los tecnicismos de un trato así. Más importante, esta “idea disparatada” está iniciando un nuevo debate sobre modelos alternativos de propiedad para medios sociales y empresas en línea.

Hay una tendencia creciente a construir un internet más participativo y cooperativo, como parte de un movimiento de plataformas cooperativistas que está atrayendo a individuos, negocios y ciudades de todo el mundo. No todo en la red tiene que funcionar como Google o Facebook. La descentralización y la involucración de los usuarios serían elementos claves de un internet futuro –un internet de la gente, por la gente y para la gente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.