¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La lucha de una madre por su hijo deja al descubierto el sexismo institucionalizado del Líbano

Activists marching to demand Fatima's freedom on November 7, 2016. Photo taken by Whard Sleiman.

Activistas marchan para exigir la libertad de Fatima el 7 de noviembre del 2016. Foto tomada por Whard Sleiman y reproducida con autorización.

Después de una semana de encierro en la cárcel, Fatima Ali Hamzeh se sigue negando a entregar la custodia de su hijo a su esposo, quien ahora está casado con otra mujer y rechaza divorciarse de Fatima. Fue él quien llevó a la policía, que rápidamente arrestó a Fatima, maestra de colegio, que “infringió la ley” cuando dijo que no cedería la custodia de su hijo.

El 5 de noviembre del 2016, mujeres y hombres marcharon juntos a través de Beirut para exigir la liberación de Fatima.

Rahal, que enseña en el mismo colegio que Fatima, contó a Global Voices que Fatima regresaba del colegio cuando encontró a su esposo esperando con la policía en su casa:

When she got home by the school bus, that day, her husband was waiting with the police, to arrest her.

Cuando el bus escolar la dejó en su casa ese día, su esposo estaba esperando con la policía para arrestarla.

Dos días después de la manifestación, Fatima fue liberada bajo fianza y quedó pendiente su presentación en la corte. La organización “Protegiendo a las mujeres libanesas” (PLW, por su nombre en inglés) filmó su liberación y publicó el material en Facebook, donde se ha visto más de 37,000 veces. En el video, Fatima le dice a la multitud: “Ahora he empezado una revolución contra la opresión de la mujer. Mi causa es la de todas las mujeres”.

Fatima and her son Ali. Photo by 'Protecting Lebanese Women' on Facebook.

Fatima y su hijo Ali. Foto de “Protegiendo a las mujeres libanesas” en Facebook.

La causa de Fatima es la campaña para reformar las leyes de estado personal en el Líbano. Como lo explicó Human Rights Watch en el 2015:

Lebanon’s religion-based personal status laws discriminate against women across the religious spectrum and don’t guarantee their basic rights […] Lebanon has 15 separate personal status laws for its recognized religions but no civil code covering issues such as divorce, property rights, or care of children. These laws are administered by autonomous religious courts with little or no government oversight, and often issue rulings that violate women’s human rights.

Las leyes del Líbano, que se basan en el estado personal, discriminan a las mujeres en el espectro religioso y no garantizan sus derechos básicos […]. Líbano tiene 15 diferentes leyes de estado personal para sus religiones reconocidas, pero no hay un código civil que abarque asuntos como divorcio, derechos de propiedad o cuidado de los hijos. Estas leyes son administradas por cortes religiosas autónomas con poca a ninguna supervisión del gobierno, que a menudo emiten resoluciones que violan los  derechos de la mujer.

El caso de Fatima es apenas el último ejemplo del impacto que esas leyes tienen en las personas comunes y corrientes. Su hijo Ali tiene cuatro años. Ella “debía” renunciar a su derecho de custodia cuando él cumplió dos años, pero se negó y sigue negándose a entregarlo, hasta que llegue a la edad adulta.

Balsam Haidar, colega de Fatima en el colegio, contó a Global Voices que ella ha estado sufriendo los últimos cuatro años:

She was a mother and a father at the same time. She takes care of her son and provides all his needs, while his father does not pay a penny for him.

Fue madre y padre al mismo tiempo. Cuida de su hijo y satisface todas sus necesidades, mientras que el padre no da un centavo para él.

En respuesta, PLW organizó una protesta que atrajo a miles de manifestantes libaneses que exigen reformas.

Nadyn Jouny, una de los organizadores, dijo a Global Voices que la protesta convocó a más personas de las que esperaban:

After four years of suffering and not being able to see my son, this is the first year that I'm able to scream and raise my voice. I had so much energy to let out all the pain inside me with a scream. For a second, I lifted my head to observe people's interaction with me, and I was surprised with the number of women crying painfully in front of my eyes.

Después de cuatro años de sufrimiento y de no poder ver a mi hijo, este es el primer año en que puedo gritar y elevar la voz. Tengo mucha energía para dejar salir todo el dolor dentro de mí con un grito. Por un segundo, levanté la cabeza para observar la interacción de la gente conmigo, y me sorprendí con la cantidad de mujeres llorando con dolor frente a mis ojos.

Repitió uno de los cánticos que se oyeron en la protesta, “¡No nos rendiremos!”, y agregó:

All the tears that we shed will turn into hope, in the eyes of my mother, siblings, everyone fighting for this cause, and especially my son, Karam

Todas las lágrimas que hemos derramado se convertirán en esperanza, en los ojos de mi madre, mis hermanos, todos los que luchan por esta causa, y sobre todo mi hijo, Karam.

Otra activista feminista que ha estado defendiendo los derechos de la mujer durante años, explicó por qué esta protesta fue única:

I think that this protest was one of the most important protests when it comes to women's rights in Lebanon, since it has been organized and led by women from the Shiite sect, and since it was led by women who have been excluded from the activism scene in Lebanon.

Creo que esta protesta fue una de las más importantes en lo referente a derechos de la mujer en el Líbano, pues ha sido organizada y dirigida por mujeres de la secta shiíta, y por haber sido liderada por mujeres que han sido excluidas de la escena de activismo en el Líbano.

La joven activista agregó:

For the first time, we saw women and men talking about patriarchy in a way they have never did before. We heard women and men defending women's rights, and talking about how religion has stopped women from getting their rights.

Por primera vez, vimos mujeres y hombres hablando sobre patriarcado de una manera que nunca antes habíamos visto. Escuchamos a mujeres y hombres defendiendo los derechos de la mujer y hablando sobre cómo la religión ha impedido que las mujeres obtengan sus derechos.

Fuentes cercanas al caso dijeron a Global Voices el miércoles 16 que debería haber un acuerdo final para todas las partes:

Tomorrow, on Thursday the 17th of November, Fatima will be facing her husband at the court, and the judges have suggested a “conciliation.”

Mañana jueves 17 de noviembre, Fatima enfrentará a su esposa en la corte, y los jueces han sugerido una “conciliación”.

Según se informó a Global Voices, Fatima está preparada para renunciar a sus derechos monetarios luego del divorcio de su esposo, con el fin de conservar a su hijo. Según la fuente, esto equivale a un chantaje, pues exonera al esposo de sus responsabilidades financieras hacia ella y su hijo.

Otra fuente, que también preferió mantenerse en el anonimato, dijo a Global Voices que Fatima ha pedido una cantidad muy pequeña por alimentos, pues ella se ha encargado de todos los gastos desde hace varios años. La fuente agregó:

Why doesn't the father take care of his son?… Is it enough to cry on a TV show only and say that he misses him?

¿Por qué el padre no se hace cargo de su hijo? ¿Es suficiente llorar en televisión y decir que lo extraña?

La corte no ha emitido ninguna decisión relacionada con los gastos de la pareja desde el 2015. Además, a través de los años, la corte ha ignorado diversos pedidos de Fatima.

This left her lost, not knowing whether she will get divorced or not. Just as her husband wanted her to be

Esto la deja perdida, sin saber si se divorciará o no. Tal como su esposo quería que fuera.

Al momento de escribir este artículo, se había programado la primera comparecencia de Fatima ante la corte. Según su hermana:

In the court session which was supposed to be for conciliation today, neither Fatima nor her husband attended. Only their lawyers were at the court. The session was postponed for next Thursday, and Fatima and her husband are expected to attend it to find a final solution. Today, however, the husband's lawyer proposed a solution to the dispute regarding the part related to the child only, while Fatima's lawyer (her sister Fadia Hamza) demanded that the conflict is fully resolved, including the part related to the father's responsibility in providing the mother and the child's financial expenses. The husband's lawyer demanded that the boy stays for three days with the father and 4 days with the mother, while the judge suggested the child stays for five days with the mother, and two days with the father. However, the mother sees that the boy would be lost if this solution was implemented, especially since he must go to school.

A la sesión judicial que se suponía que era para conciliar hoy, ni Fatima ni su esposo asistieron. Solamente los abogados estaban en la corte. La sesión se pospuso para el próximo jueves, y se espera que Fatima y su esposo concurran para encontrar una solución final. Sin embargo, hoy el abogado del esposo propuso una solución a la disputa con respecto a la parte relacionada con el niño solamente, mientras que la abogada de Fatima (su hermana, Fadia Hamza) demandó que el conflicto se resuelva totalmente, incluida la parte relacionada con la responsabilidad del padre de aportar con los gastos financieros de la madre y el hijo. El abogado del esposo demandó que el niño se quede tres días con el padre y cuatro con la madre, mientras el juez sugirió que el niño se quede cinco días con la madre y dos con el padre. sin embargo, la madre siente que el niño estará perdido si esta solución se implementa, sobre todo porque tiene que ir al colegio.

Todavía no se sabe cómo se desarrollará este caso. ¿Estamos presenciando el nacimiento de un nuevo movimiento a favor del derecho de la mujer en el Líbano?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.