¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El activista macedonio Pavle Bogoevski enjuiciado por participar en una protesta de la “Revolución Colorida”

Pavle Bogoevski (foreground) speaking at anti-mafia protest in March 2016. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Pavle Bogoevski (en primer plano) hablando en una protesta anti mafia en marzo del 2016. Foto de Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Pavle Bogoevski, uno de los activistas más visibles en las protestas de la “Revolución Colorida” de Macedonia, fue a juicio en la Corte Penal el 5 de octubre en Skopje.

Las autoridades de Macedonia han acusado a Bogoevski de “tomar parte en una muchedumbre que iba a cometer actos criminales” el 18 de abril, cuando el edificio que alberga el Ministerio de Cultura fue salpicado de pintura durante una protesta contra el indulto de los sospechosos de corrupción policial. Los manifestantes exigieron el fin de los intentos de obstruir el trabajo de la Fiscalía Especial (SPO).

Aunque lanzar pintura se considera un delito menor en Macedonia, el caso ha atraído la atención del país y se ha convertido en una gran controversia. Los fiscales estatales afirman que el edificio del Ministerio de Cultura forma parte del “patrimonio cultural”, aunque el gobierno no haya publicado ningún documento que confirme ese estatus como dicta la ley. Los funcionarios han usado tácticas legalistas similares para presentar cargos contra manifestantes prominentes recientemente, amenazando a los activistas con un posible encarcelamiento.

"We demand persecution of government crimes." April 18, 2016 'Colorful Revolution' protest in Skopje, Macedonia. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

“Exigimos que se castiguen los crímenes del gobierno.” 18 de abril del 2016, Protesta de la “Revolución Colorida” en Skopje, Macedonia. Foto de Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Bogoevski fue partícipe en dos “arrestos espectaculares” durante las protestas que tuvieron lugar entre abril y junio. En ambas ocasiones, los arrestos provocaron más protestas y la policía lo liberó pronto.

Las protestas contra la corrupción, denominadas “Revolución Colorida”, fueron manifestaciones no violentas que incluían marchas, actuaciones y mucho color. Los manifestantes de más de 20 ciudades de todo el país llevaban cubos de pintura y pistolas de agua que usaron para salpicar las estructuras que según ellos simbolizan la “impunidad y mala gobernabilidad” del régimen actual.

Miles de personas participaron en la manifestación del 18 de abril, la cual incluía una marcha por las calles de Skopje desde la sede del SPO hasta el parlamento, pintando el Arco del Triunfo y arrojando jabón en la fuente de Alejandro Magno. A continuación, el grupo se dirigió al edificio del Ministerio de Cultura y la sede del gobierno. La policía solo escogió a algunos manifestantes, marcándolos por “justicia selectiva”.

Durante años, los informes de derechos humanos han documentado la injerencia del gobierno de Macedonia en la judicatura y la fiscalía.

Macedonian police guarding Ministry of Culture in Skopje on April 18, 2016. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Policía macedonia protegiendo el Ministerio de Cultura en Skopje el 18 de abril del 2016. Foto de Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Otros participantes de la “Revolución Colorida” mostraron su apoyo moral a Bogoevski anunciando en el Facebook “oficial” del movimiento” su intención de protestar frente al tribunal antes del inicio del juicio. El mensaje también fue compartido en Twitter.:

Tuit: “Apoyemos a nuestro compañero y camarada Pavle Bogoevski. ¡No hay justicia! ¡No hay paz! ¡Protesto!”
Publicación en Facebook de la Revolución Colorida: “¡Uno para todos y todos para uno!

El miércoles, 5 de octubre de 2016, a las 10:45 nos reuniremos con nuestro camarada Pavle Bogoevski frente a la Corte de Skopje 1. Les invitamos a unirse a nosotros.

Las presiones contra la gente que protestó diariamente y continua protestando contra el régimen no cesan. ¡Someten a juicio a los ciudadanos que critican al gobierno mientras los criminales se pasean libremente, destruyendo las pruebas y rastros de sus antiguos crímenes para cometer otros nuevos!

La Fiscalía Pública, liderada por Zvrlevski, culpa a Pavle de ser partícipe en una muchedumbre con intenciones criminales. Ésta es la primera acusación penal por dañar los símbolos del régimen criminal de Skopje en otro intento de los fiscales y el poder judicial nombrados en el cuaderno de Gorde [antiguo ministro de Interior y alto funcionario del partido gobernante VMRO-DPMNE, Gordana Jankuloska].

¡Pueden juzgar a Pavle, pero antes Gruevski [antiguo Primer Ministro y líder de VMRO-DPMNE Nikola] se debe someter a juicio en una sala adyacente, frente a una corte independiente e imparcial!

Hasta entonces, ¡si NO HAYJUSTICIA, NO HABRÁ PAZ!”

En una entrevista con el portal de noticias independiente Slobodna Makedonija (“Macedonia Libre”), Pavle Bogoevski denunció al fiscal Marko Zvrlevski, el cual “no movió ni un dedo contra la cancerígena mafia que estaba destruyendo nuestro estado”. Bogoevski afirma que no se arrepiente de sus acciones, pero está listo para enfrentarse a la justicia “cuando haya justicia para todos”.

Но, не мислам дека сум обвинет само поради „штетата“ нанесена врз Министерство за култура. Уверен сум, дека овие процеси имаат една цел – режимот на груевски да испрати порака со која вели дека се уште е непобедлив и дека „правдата“ ќе биде брза, строга и ефикасна за сите кои нема да му се покорат. Уште повеќе, тој дрско го користи кривично-правниот систем во Република Македонија за да може официјално да ги етикетира сите кои се осмелуваат да го кренат гласот против него како „осудени криминалци“ и „сторители на кривични дела“.

No creo que se me acuse por los “daños” al Ministerio de Cultura. Estoy convencido de que estos juicios tienen un solo propósito: el régimen de Gruevski quiere hacernos creer que siguen siendo invencibles y que su “justicia” será rápida, dura y eficiente contra aquellos que no se sometan. Además, aún utilizan el poder judicial en la República de Macedonia para calificar a aquellos que se atrevan a levantar sus voces contra ellos como “criminales convictos” y “perpetradores de actos criminales”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.