¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Diseñador de carnaval se disculpa por la insensibilidad al trauma colonial de Trinidad, pero ¿fue suficiente?

"Madame Mille Fleur and Monsieur Mille Fleur" -- Costumes in the 2017 Mac Farlane Carnival band "Cazabon -- The Art of Living". Photo by Gary Jordan, used with permission.

“Madame Mille Fleur y Monsieur Mille Fleur” — Disfraces de la comparsa 2017 “Cazabon – El arte de vivir” de Mac Farlane. Imagen de Gary Jordan, usada con permiso.

El diseñador de carnaval de Trinidad y Tobago Brian Mac Farlane, el hombre detrás de la controversial comparsa “Cazabon – El arte de vivir”, emitió una disculpa con respecto a su presentación 2017, que algunas personas creen muestra una falta de sensibilidad a la turbulenta historia colonial del país.

Mac Farlane anunció también que retiraría la imagen que las personas consideraron como la más ofensiva – “La Belle Dame y Garçon de la Maison” (“La bella dama y el muchacho de la casa”).

Previo a la declaración que emitió el 25 de octubre, Mac Farlane realizó un evento en vivo en Facebook, al cual se incorporaron representantes de Ciudadanos por la Conservación, El Fondo Nacional y la Sociedad del Arte de Trinidad y Tobago.

En el video de casi una hora, él caracterizó la mitad del siglo XIX y principios del siglo XX – los años en que el renombrado pintor trinitense Michel-Jean Cazabon se realizó como persona – como “una época maravillosa y hermosa para nuestro país”, cuando el arte y la moda fueron vibrantes y la arquitectura estuvo “en toda su gloria”.

También dijo, en una declaración posterior, que al invocar a Cazabon en el título de su obra deseaba “ayudar a proteger y conservar nuestros espacios de patrimonio de la mejor manera que sabía – mediante el arte, interpretando la narrativa de esa época”.

“Al mismo tiempo quiero asegurarme siempre de reflejar fielmente nuestra increíble historia multidimensional”, continuó. “Entiendo que todavía hay mucho por explorar, descubrir, desaprender y aprender. Mi intención nunca fue ofender a alguien o dar la impresión de ser ignorante acerca de nuestra verdad, o idealizar la insensibilidad. Más bien, retratar la vestimenta de la época. Sin embargo, entiendo cómo y por qué lastimó a algunos de nosotros. Y es por esa razón que he decidido no seguir adelante con esta sección específica de la presentación 2017. Lamento profundamente el dolor que he causado”.

Mac Farlane dijo que acogió “el sano debate porque puede conllevar a un entendimiento más profundo de nuestro crecimiento como un pueblo conectado”, además, afirmó que había “aprendido mucho de esta experiencia”. Espera también que “esas conversaciones nos alienten a escucharnos mutuamente, a viajar con nuestros conciudadanos, a actuar como mensajeros de cambio y a educar generaciones futuras sobre la riqueza y naturaleza diversa de nuestra identidad y patrimonio”.

La disculpa de Mac Farlane y su decisión de retirar la imagen de “La Belle Dame y Garçon de la Maison” provocaron reacciones diversas.

Gary Jordan, el fotógrafo que capturó en imágenes los disfraces, quedó satisfecho con la declaración de Mac Farlane:

You sir are magnanimous in your response to a situation that if depicted in a movie or other medium, would have been praised for efforts showcasing our history. A complicated, skewed and cosmopolitan history, but it is who we are none the less. I salute you sir for standing up and dealing with the matter head on, even though I believe if we begin to sensor artists for the sake of the masses we are indeed going down the wrong path. Love and understanding is and will always be the only answer.

Señor, usted fue magnánimo en su forma de responder a una situación que si fuese retratada en el cine u otro medio, hubiera sido elogiada por el esfuerzo de exhibir nuestra historia. Una historia complicada, tergiversada y cosmopolita, sin embargo, es lo que somos. Lo saludo por enfrentar y lidiar con el asunto con la frente en alto; aunque creo que si comenzamos a censurar a los artistas por el bien de las masas, entonces, ciertamente vamos por el camino equivocado. El amor y el entendimiento es y será siempre la única respuesta.

Otros usuarios de Facebook consideraron que Mac Farlane no debió ceder a la presión ni retirar los diseños de los disfraces para nada.

En la opinión de la escritora y analista política Rhoda Bharath, las objeciones no se trataron solo por un disfraz. “Disculparse por el racismo es apoyarlo” Bharath agregó, “y apoyarlo es en esencia racismo”.

En los comentarios de una publicación que realizó la activista y aficionada del carnaval Tillah Willa, un usuario de Facebook sugirió que Mac Farlane necesitaba “volver a empezar“, mientras que otro se preguntaba si retirar la sección era suficiente.

Otro usuario, sin embargo, comentó lo siguiente:

Wow. He withdrew the portrayal with such grace and this is the response of you all? Be careful that fighting for the cause becomes more about the fight. Then we all lose.

Increíble. Él retiró de manera agraciada la imagen y ¿esta es la respuesta de todos ustedes? Tengan cuidado, que luchar por la causa se vuelve más la pelea. Entonces todos perdemos.

Tillah Willah estuvo en desacuerdo, clamando la “falta de conocimiento histórico que provocó esta debacle en primer lugar”:

if he had done his research before he would have avoided creating such a tone-deaf presentation. and if he had done his research he would have been able to stand by the design, regardless, without apology. that was not the case and I am terribly bored of making concessions for everyone when the same courtesy is not extended the other way.

Si hubiese investigado antes, hubiera evitado crear una presentación tan desentonada. Y si se hubiera informado, habría sido capaz de defender el diseño, pese a todo, sin ofrecer una disculpa. Ese no fue el caso y estoy terriblemente aburrida de hacer concesiones para todos cuando la misma cortesía no se da de manera recíproca.

En otra actualización de estado ella explicó:

Our history is complicated and troubling and painful and horrendous. Our history is red blood fertilising black soil. Our history is beauty out of ugliness.
Asking that those complications be acknowledged is not censorship. It is a cry against the continued erasure, not just of African contributions to this society but also to the largely ignored and denied Indigenous presence.
Stop whitewashing our history.
It is wrong
It is inaccurate
It is disrespectful

Nuestra historia es complicada, problemática, dolorosa y horrenda.
Nuestra historia es la sangre roja que fertiliza el suelo negro. Nuestra historia es belleza que nació de la fealdad.
Pedir que esas complicaciones sean reconocidas no es censura. Es un llamado en contra de la continua supresión, no solo de las contribuciones africanas a esta sociedad sino a la presencia indígena que en gran parte ha sido ignorada y negada.
Dejen de encubrir nuestra historia.
Es ofensivo.
Es incorrecto.
Es irrespetuoso.

Comentando sobre la controversia en la prensa, los descendientes de Cazabon expresaron su inquietud por la recepción negativa que tuvo la interpretación de Mac Farlane sobre los temas del artista, puesto que podría tener un efecto adverso en la reputación de Cazabon. Dijeron que Mac Farlane debió haber consultado previamente con los miembros de la familia.

Kevin Browne, un académico trinitario que enseña en los Estados Unidos, también interpretó la presentación de Mac Farlane como una “acto” de “supresión”. De acuerdo con Browne, “No es el desconocimiento de que sus vidas dependan de aquellos que oprimen. Simplemente prefieren no ver…”:

This ‘unseeing’ is a performance that we, the unseen, find both baffling and familiar. So much so that while we may justifiably rail and agitate for recognition, we often find the performances so convincing that we struggle to see ourselves.

Colonialism is real.
Empire is real.
Trauma is real.
Racism is real–even here, where so many still deny it.
The joy and beauty and pleasure are real, as well. We dare not forget that–it keeps us alive.
But the struggle? The struggle is real.
And if ‘past is prologue’, we should not only find the portrayal of suffering unsurprising in these times–in Mas or in politics. More importantly and more usefully, we should be just as inclined to recall and enact the different forms of resistance to the cause of that suffering.

Esta ‘invisibilidad’ es una actuación que nosotros, los ignorados, encontramos desconcertante y familiar. Tanto es así que mientras despotricamos de manera justificable y realicemos campaña a favor del reconocimiento, con frecuencia descubrimos que las actuaciones son tan convincentes que luchamos por verlo nosotros mismos.

El colonialismo es real.
El imperio es real.
El trauma es real.
El racismo es real – inclusive aquí, donde muchos aún lo niegan.
La alegría, la belleza y el placer son reales también. No nos atrevemos a olvidarlo – es lo que nos mantiene vivos.
¿Pero la lucha? La lucha es real.
Y si el ‘pasado es el prólogo’, no deberíamos considerar solo el retrato de sufrimiento como algo predecible en esos tiempos – en el carnaval o en la política. Algo que sería más relevante y útil es que deberíamos estar dispuestos a retirar y promulgar las diferentes formas de resistencia que causa ese sufrimiento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.