¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La difícil lucha por proteger las reliquias sirias en medio de la guerra

Main Photo: Concert of the Symphony Orchestra of the (Russian) Mariinsky Theatre in Syrian Palmyra – 5-6-2016 (Kremlin.ru/CC BY 4.0 via Wikimedia Commons)

Foto principal: Concierto de la Orquesta Sinfónica del Teatro (ruso) Mariinsky en Palmira, Siria – 6 de mayo del 2016 (Kremlin.ru/CC BY 4.0 via Wikimedia Commons).

Este artículo se escribió originalmente para SyriaUntold. Lo tradujo al inglés Cristel Abou Anni y se publica aquí como parte de un acuerdo de colaboración. 

SyriaUntold entrevistó al doctor Cheikhmous ʻAli sobre las múltiples facetas del comercio ilegal de antigüedades y el esfuerzo actual por resguardar los objetos de Siria en esta delicada etapa.

‘Ali es un ayudante de investigación especializado en la arqueología del Medio Oriente de la Universidad de Strasbourg y director de la Asociación para la Protección de la Arqueología Siria (APSA), una red de científicos, periodistas y ciudadanos que documentan y difunden información sobre la destrucción y saqueo del patrimonio de Siria. ‘Ali es también un investigador del Instituto de Estudios Avanzados de París.

SyriaUntold: ¿Cuáles son las principales rutas que se usan para el contrabando de antigüedades sirias a los países vecinos? ¿Quiénes se dedican al contrabando (y quiénes son los intermediarios) a escala local, regional e internacional?

Dr. ʻAli: Prior to 2011, smuggling antiquities was an activity undertaken by a few people who had contacts with the [Syrian] authorities, such as intelligence and army officers, and it mostly took place via Lebanon.

As of the second half of 2011, several major archeological sites like Dura-Europos, Apamea, Palmyra, and Ebla were subjected to arbitrary excavations. Most of the artifacts looted from northern Syria were sent to Turkey, while those stolen from Homs and Damascus were smuggled into Lebanon. As for those found in the south, they were sent to Jordan. However, these countries are mere transit points; once the goods arrive there, merchants and mafias are soon contacted to smuggle the artifacts into Europe, America, the Gulf, or Asia via organized mafia networks that deliver the pieces to private collectors.

Inside Syria, smugglers of antiquities and residents of nearby villages do the excavations. When they stumble upon artifacts, they either sell them to local merchants or smuggle them directly into neighboring countries to be sold there. In some cases, the excavation first needs to be authorized by the military force in control of the region, like Daesh [also known as ISIS, ISIL or IS] in the countryside of Dayr az-Zawr and Raqqa. That way, they can get a piece of the cake.

Dr. ʻAli: Antes del 2011, el contrabando de antigüedades lo llevaban a cabo unas pocas personas que tenían contactos dentro de las autoridades [sirias], como los funcionarios militares y de inteligencia, y era principalmente a través del Líbano.

A partir de la segunda mitad del 2011, varios sitios arqueológicos importantes como Dura-Europos, Apamea, Palmira y Ebla fueron objeto de excavaciones arbitrarias. La mayoría de los objetos robados del norte de Siria se enviaron a Turquía, mientras que los robados de Homs y Damasco fueron contrabandeados hacia el Líbano. En cuanto a los objetos encontrados en el sur, todos fueron enviados a Jordania. Sin embargo, estos países son solo puntos de tránsito: una vez que los objetos llegan allí, enseguida contratan a los comerciantes y las mafias para traficarlos hacia Europa, América, el Golfo o Asia a través de redes de organizaciones mafiosas que entregan las piezas a coleccionistas privados.

Dentro de Siria, los contrabandistas de antigüedades y los residentes de los pueblos cercanos realizan las excavaciones. Cuando encuentran los objetos, o bien los venden a los comerciantes locales, o los contrabandean directamente a los países vecinos para su venta. En algunos casos, la excavación primero debe ser autorizada por la milicia que controla a la región, como Daesh [también conocida como ISIS, ISIL o IS] en las campiñas de Dayr az-Zawr y Raqqa. De esa forma, obtienen su tajada de la ganancia.

SyriaUntold: Hay quienes afirman que el régimen de Bashar al-Assad se vale del tráfico de antigüedades para financiar su guerra mediante una compleja relación con los principales contrabandistas. ¿Existe alguna pista o prueba de esto, o cree que es una simple acusación entre el régimen y la oposición?

Dr. ʻAli: In every military faction, including the regime’s army, you find a group involved in facilitating excavations and smuggling operations. Before the Palmyra site fell in the hands of Daesh, for instance, numerous smuggling operations were organized under the regime’s eyes. The same goes for Apamea; where there’s a checkpoint called Hajez al-Athar (the Antiquities Checkpoint), and excavations take place in broad daylight without any intervention from officers or soldiers.

In terms of facilitating smuggling operations, everyone knows that [Lebanon-based militant group and political party] Hezbollah and the Syrian Army control the borders between Syria and Lebanon. Nonetheless, there are often news of the Lebanese authorities arresting smugglers and traffickers and confiscating Syrian antiquities. The question is: how did these artifacts reach Lebanon in the first place? Syrian Army and Hezbollah officers undoubtedly have something to do with this.

Dr. ʻAli: En toda facción militar, incluso en el ejército del régimen, existen grupos que facilitan las actividades de excavación y contrabando. Por ejemplo, antes de que la locación de Palmira cayera en manos de Daesh, se organizaron numerosos contrabandos bajo los ojos del régimen. Lo mismo pasa en Apamea, donde existe un puesto de control llamado Hajez al-Athar (puesto de control de antigüedades) y las excavaciones se hacen en plena luz del día sin intervención alguna de funcionarios ni soldados.

En cuanto a facilitar las actividades de contrabando, todo el mundo sabe que [el grupo militante y partido político del Líbano] Hezbollah y el Ejército Sirio controlan la frontera entre Siria y el Líbano. No obstante, abundan las noticias sobre arrestos de contrabandistas y traficantes por parte de las autoridades libanesas y la confiscación de antigüedades sirias. La pregunta es: ¿cómo llegaron estos objetos al Líbano en primer lugar? Sin duda, el ejército sirio y los funcionarios de Hezbollah tienen algo que ver.

SyriaUntold: ¿Cuáles son las piezas más buscadas por los coleccionistas privados? ¿Se considera a los coleccionistas privados los principales compradores de las antigüedades robadas, o los museos internacionales también juegan un papel importante dentro del mercado negro?

Dr. ʻAli: The most popular artifacts are exceptional pieces, such as mosaics, funerary statues, etc., but that doesn’t mean that smaller pieces – like coins and clay sculptures – aren’t on demand as well.

Most buyers are rich antiquities collectors. I don’t believe museums would take part in such a trade, since they would be bound by the 1970 UNESCO Convention to return the pieces to Syria after the end of the war, if caught. At present, there are no recently smuggled goods in any museum, but some were confiscated after being smuggled into Turkey, Lebanon, Jordan, and France, and they are probably stored in museum warehouses, waiting to be shipped back to Syria.

Dr. ʻAli: Los objetos más buscados son piezas excepcionales, como mosaicos, estatuas funerarias, etc., pero eso no significa que las piezas más pequeñas, como las monedas y las figuras de arcilla, no tengan demanda también.

La mayoría de los compradores son coleccionistas de antigüedades muy ricos. No creo que los museos participen de ese tipo de comercio, dado que están comprometidos por la Convención de la UNESCO de 1970 a devolver las piezas que recuperen a Siria al terminar la guerra. Actualmente, no hay en ningún museo bienes que hayan sido contrabandeados recientemente, pero se confiscaron algunos que llevaron a Turquía, el Líbano, Jordania y Francia, y se encuentran probablemente almacenados en los depósitos de los museos en espera de ser enviados de vuelta a Siria.

SyriaUntold: ¿Las autoridades sirias cuentan con algún mecanismo para recuperar las reliquias en el futuro?

Dr. ʻAli: As far as I know, there isn’t any legal archaeological committee handling this issue at present. However, from time to time, the [Syrian] Directorate-General of Antiquities and Museums (DGAM) forms delegations to examine the confiscated items in Lebanon and oversees their journey back to Damascus.

Dr. ʻAli: Hasta donde sé, actualmente no existe ningún comité arqueológico legal que se ocupe de este problema. Sin embargo, de vez en cuando, la Dirección General de Antigüedades y Museos (DGAM) [de Siria] forma delegaciones para examinar los objetos confiscados en el Líbano y supervisa su trayecto de regreso a Damasco.

SyriaUntold: Con frecuencia, los medios se centran en las acciones de Daesh y su hostilidad hacia el patrimonio arqueológico. ¿Quiénes cree que son los mayores responsables de demoler y saquear las reliquias sirias desde el 2011? ¿Existen cifras confiables al respecto?

Dr. ʻAli: The first party to be held accountable for the destruction is the Syrian regime. Its aircrafts have shelled Homs, Qalʻat al-Madiq, the Krak des Chevaliers castle, and the Old City of Aleppo, and they continue to do so. Second comes Daesh, which has destroyed a great number of cemeteries and Sufi shrines, as well as other religious monuments in the countryside of Aleppo, Raqqa, and Dayr az-Zawr. After that, we have some opposition brigades that bombed tunnels under historical buildings to target entrenched Syrian Army soldiers in the Old City of Aleppo, near the Citadel.

Archeological sites are sabotaged with bulldozers to build barricades and dig trenches to protect the machinery and soldiers. All military forces in Syria do this, in addition to the illegal excavations often led by smugglers. However, there are no official figures that can determine the exact number of damaged buildings, museums, and archeological sites.

Dr. ʻAli: El principal responsable de esta destrucción es el régimen sirio. Sus aviones bombardearon Homs, Qalʻat al-Madiq, el castillo Krak des Chevaliers y el casco histórico de Aleppo, y lo siguen haciendo. En segundo lugar está Daesh, que ha destruido una gran cantidad de cementerios y santuarios sufíes, así como otros monumentos religiosos de las zonas rurales de Alepo, Raqqa y Dayr az-Zawr. Después, tenemos algunas brigadas opositoras que bombardearon túneles debajo de los edificios históricos para buscar soldados del ejército sirio atrincherados en el casco histórico de Alepo, cerca de la ciudadela.
Sabotean los sitios arqueológicos con topadoras para construir barricadas y cavar trincheras para proteger la artillería y a los soldados. Todas las fuerzas militares de Siria lo hacen, lo que se suma a las excavaciones ilegales que llevan a cabo los contrabandistas. Sin embargo, no existen cifras oficiales que determinen la cantidad exacta de edificios, museos y sitios arqueológicos dañados.

SyriaUntold: Desde que la Asociación para la Protección de la Arqueología de Siria dejó de registrar los daños arqueológicos ocurridos en las regiones dominadas por Daesh debido a la seguridad de sus miembros, ¿cómo han hecho el seguimiento del estado de las antigüedades dentro de estos territorios?

Dr. ʻAli: Given the dangerous situation, there are no groups directly involved in monitoring or documentation. We mostly rely on what some individuals, or even the terrorist group, publish. For example, the latter shares news of demolished cemeteries and shrines on social media, in addition to videos of citizens and activists being executed, such as the one published on December 2, 2015, thanks to which we were able to determine the condition of al-Mayadin’s ar-Rahba Citadel.

Dr. ʻAli: Dada la peligrosa situación, no hay grupos destinados directamente al seguimiento o la documentación. Principalmente, nos apoyamos en lo que publica alguna persona, o incluso un grupo terrorista. Por ejemplo, estos últimos comparten en las redes sociales información sobre los cementerios y santuarios demolidos, además de los videos de ciudadanos y activistas ejecutados, como el publicado el 2 de diciembre del 2015, mediante el cual pudimos constatar el estado de la ciudadela de al-Mayadin’s ar-Rahba.

SyriaUntold: ¿Cuáles son las mayores iniciativas locales de Siria para salvaguardar las reliquias?

Dr. ʻAli: Several local initiatives have been launched in certain regions [that are located outside of regime control] through organizations and centers, such as those in Bosra (the Departement of Archeology in Bosra Sham City), Idlib (Idlib Archeological Center), Aleppo (the Free Aleppo Governorate’s Department of Archeology) and al-Hasakah (the Authority of Tourism and Protection of Antiquities). These institutions organize documentation, restoration, and awareness campaigns at the local level. As for regime-held regions, the DGAM undertakes such actions.

Dr. ʻAli: Se llevaron a cabo varias iniciativas locales en algunas regiones [que están fuera del control del régimen] a través de centros y organizaciones, entre ellas Bosra (el departamento de Arqueología de la ciudad de Bosra Sham), Idlib (Centro Arqueológico Idlib), Alepo (el departamento de Arqueología de la gobernación Libre de Alepo) y al-Hasakah (la Autoridad de Turismo y Protección de Antigüedades). Estas instituciones se ocupan de la documentación, la restauración y las campañas de concientización a escala local. Y en cuanto a las regiones bajo el dominio del régimen, estas actividades están a cargo de la DGAM.

SyriaUntold: ¿Quién apoya estas iniciativas en el ámbito internacional? ¿Qué opina de los esfuerzos de las grandes organizaciones como UNESCO para proteger las reliquias de Siria?

Dr. ʻAli: Some international actors have supported local initiatives, like the University of Pennsylvania that implemented restoration projects in the Maʻarrat al-Nuʻman Museum. As for international organizations, all they did was sign agreements with neighboring countries to fight trafficking, as well as holding a number of conferences, and organizing training sessions that targeted DGAM employees only. Meanwhile, non-governmental organizations in regions that are not controlled by the regime have not received any support from these institutions.

Dr. ʻAli: Algunos actores internacionales apoyaron las iniciativas locales, como la Universidad de Pensilvania que puso en marcha unos proyectos de restauración en el Museo Maʻarrat al-Nuʻman. En cuanto a las organizaciones internacionales, lo único que han hecho fue firmar acuerdos con los países fronterizos para combatir el tráfico, así como realizar conferencias y organizar sesiones de capacitación destinadas únicamente a los empleados de la DGAM. Sin embargo, las organizaciones no gubernamentales de las regiones no controladas por el régimen no han recibido apoyo alguno de estos organismos.

SyriaUntold: ¿Los arqueólogos cuentan con alguna alternativa institucional a la gestión de la DGAM por parte del régimen? ¿O cree que la DGAM estaba bien manejada a pesar del despotismo del régimen y, por ende, debería continuar con su trabajo mejorando el desarrollo?

Dr. ʻAli: There aren’t any tangible alternatives for the time being. The Directorate has 50 years of scientific heritage. This cannot be simply disregarded because it’s a government institution, but several of its regulations certainly ought to be changed, and it needs to be entirely restructured to keep up with other scientific organizations.

Dr. ʻAli: Por el momento, no existen alternativas tangibles. La Dirección cuenta con un legado científico de 50 años. Eso no se debe desestimar simplemente por ser una institución gubernamental, pero ciertamente, deben cambiarse algunas de sus regulaciones y es necesario reestructurarla por completo para estar a la altura de otras organizaciones científicas.

SyriaUntold: Una de las principales funciones de la Asociación para la Protección de la Arqueología Siria es documentar las infracciones. ¿Existe algún precedente de procesamiento judicial a los contrabandistas en el ámbito internacional que los haya animado a continuar con sus esfuerzos?

Dr. ʻAli: Extremists who destroyed Sufi shrines in Timbuktu, Mali, were recently prosecuted in The Hague and the main criminal involved was sentenced to nine years in prison.

Syria’s problem relies in the fact that it did not sign the UNESCO’s Convention on the Means of Prohibiting and Preventing the Illicit Import, Export and Transfer of Ownership of Cultural Property in 1970, which makes it impossible to ensure the prosecution of criminals who committed these violations under the present circumstances.

These circumstances might change in the future and a special tribunal could be established even though Syria hasn’t signed the 1970 Convention. We are therefore documenting all the acts of destruction committed by certain people, organizations, or states and gathering all information about these incidents, hoping to have a tribunal established one day – a tribunal where each person who harmed the Syrian heritage would be held accountable.

Dr. ʻAli: Hace poco procesaron en el tribunal de La Haya a los extremistas que destruyeron los santuarios sufíes de Timbuktu, Mali, y el principal imputado por el delito fue sentenciado a nueve años de cárcel.

El problema de Siria radica en el hecho de que no firmó el Convenio de la UNESCO sobre las medidas para prohibir y prevenir la importación, exportación y transferencia de propiedad ilícita de bienes culturales de 1970, lo que hace imposible asegurar el enjuiciamiento de los sujetos que cometieron estos delitos bajo las circunstancias actuales.

Las circunstancias pueden cambiar en el futuro y podría establecerse un tribunal especial aunque Siria no haya firmado el Convenio de 1970. Es por ello que documentamos todos los actos de destrucción cometidos por algunas personas, organizaciones o gobiernos, y reunimos toda la información sobre los incidentes, con la esperanza de establecer un tribunal algún día, un tribunal en el que toda persona que dañe el patrimonio de Siria responda por sus acciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.