¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Irán, la lucha kurda sigue en las sombras

Kurdistan Republic of Mahabad, 1946 Source: Wikimedia Commons

República Kurda de Mahabad, 1946. Fuente: Wikimedia Commons.

En mayo del 2015, Mahabad, capital de la región kurda de Irán, se incendiaba mientras disturbios y protestas se esparcían luego de la misteriosa muerte de una joven kurda en la ciudad. Los activistas sostenían que se había caído de la ventana de un hotel mientras escapaba de un intento de violación de un funcionario de seguridad iraní. El incidente ganó atención internacional y fue el eje central de batallas de propaganda geopolítica.

Los disturbios de Mahabad eran indicativos de la rabia latente de la población kurda, y también un recordatorio simbólico de la llama que ha ardido desde hace tiempo en la ciudad de Mahabad.

En 1946, Mahabad se convirtió en la capital de la efímera república kurda independiente. El sueño de la independencia no duró mucho, y la república fue pronto destruida por el Sha de Irán en 1947, y el líder kurdo Qazi Muhammad fue condenado a la horca por su acto de desafío.

Kurdish Mahabad Republic was established in 1947. The President Qazi Muhammad In The Middle. Picture from Wikimedia Commons, part of Public Domains.

La República Kurda de Mahabad se estableció en 1947. El president Qazi Muhammad está en el medio. Foto de Wikimedia Commons, parte del dominio público.

Hoy, los activistas kurdos siguen estando en la mira del estado. Con los años, docenas han sido ejecutados por sus vínculos con grupos de resistencia kurdos. En abril del 2016, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní se enfrentó con militantes kurdos. Muchos de los que murieron eran miembros del PDKI (Partido Democrático del Kurdistán Iraní), la organización fundada por Qazi Muhammad en Mahabad en 1945.

Los enfrentamientos dejaron docenas de militantes muertos, tanto miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria como militantes kurdos, y reavivaron la perspectiva de lucha armada en el Kurdistán iraní. Mohammed Saleh, representante del PDKI en Erbil, Iraq, cree que una confrontación violenta no es una opción sino una realidad para muchos kurdos iraníes. En una entrevista que se realizó por correo electrónico, Saleh escribió que el “sistema de Irán es una dictadura religiosa brutal. No tenemos más opción que defendernos. No hay ámbito político en la dictadura teocrática de Irán. Esta es la única manera en que podemos defendernos. Es nuestro derecho”.

A pesar de las alianzas de corto plazo entre los kurdos y Occidente, el reconocimiento general de los derechos de los kurdos sigue siendo inicuo, si es que no está completamente ausente del discurso convencional. Las noticias que llegan a los titulares internacionales por lo general se refieren a lo siguiente: enfrentamientos kurdos con ISIS en Siria, aumento de soberanía kurda en Iraq, y los casi 40 años de resistencia kurda en Turquía.

¿Por qué los kurdos de Irán permanecen en las sombras?

Los kurdos de Irán —una población de más de 6 millones de personas— sigue ignorada en gran parte por la comunidad internacional a pesar de su constante actividad y presencia.

Ava Homa, escritora y periodista kurda iraní que vive en Estados Unidos, dice que el progreso hecho por los kurdos, particularmente en la región Rojava en el norte de Siria, es representativa del potencial de cambio positivo en la región y un caso de estudio en la hipocresía de Occidente.

“Sus decisiones se basan en el lucro, no se basan en la justicia”, dijo Homa sobre el apoyo de Occidente para los kurdos en una entrevista telefónica. Los derechos humanos para los kurdos en Irán siguen siendo un asunto serio, señaló Homa: “En el 2015, 93 personas fueron acusadas de Moharebeh [enemistad contra Dios], de las cuales 63 eran kurdos”.

Además, la causa kurda no recibe mucha atención dentro de Irán. “Muchos de los llamados activistas e intelectuales iraníes no reconocen las aspiraciones nacionales de los kurdos”, dijo Homa. “Para ellos, pedir independencia es un crimen y no una opción política. Existe esta preferencia entre tierra e integridad territorial sobre humanidad”.

Para los kurdos en Irán, la resistencia está enraizada históricamente. Aunque el movimiento ha pasado por muchos cambios y modificaciones, aún sigue vivo hoy.

Más allá del gobierno iraní, la geopolítica de la región sigue presentando nuevos desafíos, incluso de otros partidos kurdos. En mayo del 2016, un enfrentamiento mortal entre miembros del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) —principalmente en una lucha contra el gobierno turco— y el PDKI tuvo como resultado muchas bajas, lo que amenazó con exponer serias divisiones en la unidad kurda.

El PKK dejó constancia de que la lucha armada en Irán no beneficiaría a los kurdos, y en cambio exhortó poner la atención en “movimientos civiles y culturales”.

Mohammed Saleh ha criticado esta postura por socavar la resistencia de los kurdos iraníes, y por ser en gran parte un reflejo de las propias alianzas cambiantes del PKK en la región:

The Kurdish movement has distinct characteristics, whether in Iran, Iraq, Turkey or Syria. We don't interfere with PKK's struggle in Turkey, and PKK shouldn't interfere with our struggle in Iran. This is the voice of our people. We are fighting for a cause.

El movimiento kurdo tiene distintas características, ya sea en Irán, Turquía o Siria. No interferimos con la lucha del PKK en Turquía, y el PKK no debería interferir con nuestra lucha en Irán. Esta es la voz de nuestro pueblo. Estamos luchando por una causa.

Saleh también ha sostenido que los conflictos regionales en Siria e Iraq son una oportunidad y a la vez un obstáculo para el reconocimiento de los kurdos como un socio igualitario en el futuro de la región:

All the players involved are benefiting in some way, except for the Kurds. And the Kurds are not just fighting for their own stability. But they hope to bring peace to the entire region, and it can be possible because we are inclusive.

Todos los jugadores implicados se están beneficiando de alguna manera, excepto los kurdos. Y los kurdos no están luchando solamente por su propia estabilidad, sino que esperan llevar paz a toda la región, y puede ser posible porque somos inclusivos.

La influencia de los kurdos iraníes en el extranjero

La lucha por el cambio también está en la mente de los kurdos iraníes que viven fuera del país. Samira Ghaderi, kurda iraní y exactivista del Gobierno Regional de Kurdistán (KRG) en Washington DC, cree que promover el cambio no es responsabilidad exclusiva de quienes viven en Kurdistán. En una entrevista telefónica, Ghaderi dijo:

I feel responsible for the Kurdish people. Given our unfortunate situation, I think it is the responsibility of every Kurd and every friend of a Kurd to spread awareness about our century long struggle.

Me siento responsable por el pueblo kurdo. Dada nuestra desafortunada situación, creo que es responsabilidad de todo kurdo y de todo amigo de un kurdo difundir el conocimiento sobre nuestra lucha centenaria.

Women's Protection Units Fighters, August, 4 2015 Source: Wikimedia Commons

Luchadoras de unidades de protección femeninas, 4 de agosto del 2015. Fuente: Wikimedia Commons.

Ghaderi es una de los muchos jóvenes kurdos en Estados Unidos que han encontrado un sentido de fortalecimiento por medio de adoptar una postura en asuntos kurdos y de promover la causa:

As an American-Kurd. I know I have been granted an opportunity that most can only dream of. And I take this very seriously.

Como kurdo-estadounidense, sé que se me ha concedido una oportunidad con la que muchos solamente pueden soñar. Y la tomo muy en serio.

No es de sorprender que muchos de los activistas kurdos, ya sea en Siria, Irán o el extranjero, sean mujeres. Como expresa Ghaderi: “A lo largo de la historia, las kurdas han estado en la primera línea de la lucha”.

Según Ava Homa, las mujeres kurdas han debido superar el racismo y la represión del estado, el patriarcado y el machismo dentro de la cultura kurda, todo mientras Occidente las ve como exóticas:

Even though the West likes to fetishize the Kurdish women’s struggle, focusing on girls with guns, what is happening in Rojava is really far beyond any of that. This is the first time in Kurdish society, and really any society in the middle east where women have so much power and control. Where they are respected as individuals.

Aunque a Occidente le gusta venerar la lucha de las mujeres kurdas, poniendo atención solamente en niñas con pistolas, lo que está pasando en Rojava en realidad está muy lejos de eso. Es la primera vez que la sociedad kurda, y en realidad en cualquier sociedad en Medio Oriente, que las mujeres tienen tanto poder y control. Donde se les respeta como personas.

El feminismo y el fortalecimiento de las minoría étnicas es un componente central de lo que está ocurriendo en Rojava y en todo Kurdistán. Es una de las pocas novedades positivas ante un terrible conflicto regional que ha engendrado movimientos misóginos y fundamentalistas.

Continúa la pregunta de si este tipo de movimiento también puede enraizarse en Mahabad, y servir para inspirar ideas, no solamente ideas sobre igualdad de género, sino un movimiento mayor por la dignidad, justicia y tal vez independencia para los kurdos de Irán.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.