¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los clientes de pornografía también tienen derecho a la privacidad pero ¿quién va a defenderlos?

No Porn. Public Domain Photo from Pixabay.

No al porno. Foto de dominio público de Pixabay.

El pasado setiembre, un hacker no identificado obtuvo y difundió miles de direcciones de correo electrónico, nombres de usuario y contraseñas de usuarios registrados en una página web con contenido pornográfico explícito, lo cual supone una grave violación a los derechos de privacidad de los usuarios.

Según la BBC y otras fuentes, los datos fueron robados de la web conocida como Brazzersforum en 2013 pero no fue hasta setiembre del 2016 que el hacker publicó la información en línea, violando los derechos de privacidad de los usuarios.Con sede central en Canadá, Brazzersforum y Brazzers distribuyen legalmente fotografías y vídeos con contenido sexual a clientes de pago.

Los nombres de usuario y las contraseñas no han sido lo único que se ha visto comprometido. El periódico The Independent declara que el robo de datos hizo posible acceder a conversaciones privadas y a comentarios expresados en el foro relacionados con la naturaleza explícita del contenido de la web.

The exposure actually appears to have been leaked from the Brazzersforum site, where viewers discussed their favourite scenes and performers.

La filtración parece haber tenido lugar en la web de Brazzersforum donde los usuarios discutían sus escenas y actores favoritos.

Sin embargo la política de privacidad del sitio podría verse como indulgente y poco protectora de los derecho de los suscriptores. Como se observa en el siguiente extracto, la compañía se reserva el derecho de compartir «cualquier información personal» acumulada con «terceras partes asociadas o no»:

By the subscriber's use of the site, the subscriber expressly agrees that the site may, in its sole discretion share, disclose, transfer, rent, license or sell any of the personal information about subscribers that it has gathered or collected with affiliated or unaffiliated third parties.

Al hacer uso de esta página web, el suscriptor expresa su acuerdo con que el sitio web pueda, a su exclusivo criterio, compartir, divulgar, transferir, alquilar, licenciar o vender cualquier información personal sobre los suscriptores que haya sido acumulada o recolectada con terceras partes afiliadas o no.

Hasta ahora, ningún guardián de la privacidad—que nosotros sepamos—ha condenado públicamente la filtración o ha iniciado una investigación sobre el asunto.

La transferencia de datos personales sin consentimiento escrito, especialmente datos delicados sobre las preferencias sexuales, es ilegal en algunos países, como por ejemplo México. La Unión Europea también tiene leyes sobre el tráfico de datos personales e insta a tomar precauciones especiales cuando se realice la entrega de datos. En Canadá, donde se creó Brazzers, el Acta de Información Personal y Protección de Documentos Electrónicos exige a las compañías que almacenan datos personales que divulguen cómo se van a utilizar estos datos, y ofrece a los usuarios rutas claras para remediar las violaciones de su privacidad. Pero no regula estrictamente la transferencia de datos personales o delicados.

Apenas un año antes de la violación de privacidad de Brazzers, en julio de 2015, un grupo identificado como “The Impact Team” robó datos de la red social para adultos Ashley Madison—centrándose en aquellas personas casadas o en una relación seria que buscaban una aventura. Tom Lamont escribió a principios de este año en The Guardian que el hackeo a Ashley Madison significaba la filtración de los nombres de unos 30 millones de usuarios:

It’s six months since hackers leaked the names of 30 million people who had used the infidelity website Ashley Madison. Resignations, divorces and suicides followed.

Hace seis meses desde que los hackers filtraron los nombres de 30 millones de usuarios de la página de infidelidades Ashley Madison. La resignación, los divorcios y los suicidios han ido de la mano.

Más recientemente, el 14 de noviembre del 2016, The Guardian también ha informado del hackeo de más de 412 millones de cuentas de la página de pornografía y de citas sexuales Friend Finder Network, señalando el segundo hackeo que han padecido en solo un año, y una de las filtraciones de datos más grandes jamás registrada, según la empresa de supervisión Leaked Source.

¿Qué ocurre con los derechos de las estrellas del cine adulto?

En el 2011, la Fundación de Cuidado Médico de la Industria del Cine para Adultos, una organización con sede en Estados Unidos que ha hecho pruebas de VIH y otras ETS a actores pornográficos, investigó la posibilidad de que su base de datos de historiales médicos se hubiera filtrado para proveer información a una página web llamada Pornwikileaks.com. El sitio web ha estado facilitando nombres, fechas de nacimiento y direcciones de miles de estrellas del cine adulto, muchos de los cuales podrían sufrir represalias por parte de sus familias, amigos y de sus empresas actuales en el caso de que trabajen ahora en otras industrias.

Jeffery Douglas, abogado de la clínica, comentó en ese momento:

Accessing a database for improper purposes, violating medical privacy and extortion are all crimes in California.’

El acceso a una base de datos por un objetivo inapropiado, la violación de la privacidad médica y la extorsión son crímenes en California.

Además de exponer los datos personales de los usuarios de páginas web para adultos, las violaciones del derecho a la privacidad en Internet revelan también vacíos legales en la protección de los clientes de sitios web con presencia global. En casos como estos, los usuarios afectados pueden dudar en alzar sus voces, para así evitar una mayor exposición y vergüenza cuando sus interacciones en línea o sus preferencias sexuales hayan sido divulgadas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.