¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“El final está cerca”. “Recuerden lo que hemos sacrificado”. Despachos desde el este de Alepo.

One of the many destroyed neighborhoods of Aleppo. Photo sent by Abdelrazzak Zakzouk to Global Voices.

Uno de los muchos barrios destrozados de Alepo. Foto tomada y enviada por Abdelrazzak Zakzouk a Global Voices el 29 de noviembre del 2016.

Mientras fuerzas leales al régimen de Assad hacen avances en el asediado este de Alepo controlado por los rebeldes, grupos de derechos humanos y las Naciones Unidas están haciendo sonar las alarmas.

Al momento en que se escribió este artículo original (30 de noviembre), más de 50,000 personas han sido desplazadas por el avance del régimen sirio, según las Naciones Unidas. Aunque es difícil determinar el número de víctimas debido al alcance de los bombardeos, se estima que son centenares. Cientos más son capturados por fuerzas del régimen mientras tratan de huir y al menos 500 hombres han han sido sometidos a desaparición forzada.

Otros han advertido que muchos de los más de 250,000 civiles atrapados en el este de Alepo ya enfrentan condiciones desesperadas por los efectos del asedio y el continuo ataque a hospitales y otras infraestructuras civiles por parte de las fuerzas aéreas del régimen de Assad y del gobierno ruso.

Méidcos sin Fronteras informó el 15 de noviembre del 2016:

Renewed intense conflict through late November in besieged areas near Damascus and Homs has led to significant increases in mass casualty influxes, says Médecins Sans Frontières (MSF). Multiple airstrikes hit east Ghouta again today; medics in the area are reporting many casualties, including women and children, but the tally of today’s war-wounded and war-dead is not yet complete.

El renovado e intenso conflicto desde fines de noviembre en zonas asediadas cerca de Damasco y Homs ha llevado a un significativo aumento en el flujo masivo de víctimas, dice Médicos sin Fronteras (MSF). Múltiples ataques aéreos golpean Ghouta de nuevo hoy; los médicos en la zona informan de muchas víctimas, incluidos mujeres y niños, pero la cifra de hoy de heridos y muertos por la guerra todavía no está completa.

El viernes 18 de noviembre del 2016, la Dirección de Salud del Este de Alepo anunció que todos los hospitales restantes estaban fuera de servicio:

لقد خرجت كل المشافي العاملة بمدينة حلب الحرة عن الخدمة نتيجة القصف الممنهج والمستمر لهذه المشافي خلال اليومين الماضيين من قبل قوات النظام والطيران الروسي. وهذا التدمير المتعمد للبنى التحتية الأساسية للحياة جعل الشعب الصامد والمحاصر بكل أطفاله وشيوخه ورجاله ونسائه بدون أي مرفق صحي يقدم لهم العلاج وفرص إنقاذ أرواحهم ويتركهم للموت الذي يسعى له النظام ولم ينفك يبحث عن وسيلة للقضاء على شعبنا الصامد.

مديرية صحة محافظة حلب

الدكتور عبد الباسط ابراهيم

Todos los hospitales que funcionan en el [este] Libre de Alepo están ahora fuera de servicio debido el bombardeo sistemático y continuo del régimen y de las fuerzas rusas en los últimos dos días.

Este deliberado ataque a infraestructura vital ha dejado al asediado y resuelto pueblo de Alepo, niños, mujeres, hombres y ancianos, sin instalaciones que ofrezcan servicios de salud ni un cambio que les salve la vida. Ahora enfrentan la muerte, que desde hace tiempo es lo que busca el régimen que no ha dejado de intentar métodos para eliminar a nuestro decidido pueblo.

Dr. Abdul-Baset Ibrahim
Dirección de Salud del Este de Alepo

La evidencia en esta declaración fue confirmada por la Organización Mundial de Salud (OMS) el sábado 19 de noviembre del 2016.

La complicada situación llevó a Jan Egeland del grupo de trabajo de acceso humanitario en Siria de las Naciones Unidas a decir que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha “fracasado totalmente” en proteger a los civiles.

Siria: le digo a ABC News que hay 193 países presenciando la peor guerra de nuestra generación. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas [fue] creado para proteger civiles. Ha fracasado totalmente.

Human Rights Watch (HRW) enumeró métodos usados por la fuerza aérea sirio-rusa sin negar que también han muerto muchos niños por el uso de los grupos de oposición de morteros, cohetes u otros ataques. Entre los métodos usados por el régimen sirio y el gobierno ruso está el infame método del ‘par controlado’ que en la práctica es:

They are killed by Syrian-Russian airstrikes in East Aleppo. We occasionally glimpse the results, like the two young boys filmed in an East Aleppo suburb, grieving after the death of their brother after an airstrike in August. Days later, Syrian aircraft bombed the funeral procession. And then they bombed people who came to the rescue.

Los matan ataques aéreos sirio-rusos en el este de Alepo. De vez en cuando echamos un vistazo a los resultados, como los dos muchachos filmados en un suburbio en el este de Alepo, lamentando la muerte de su hermano después de un ataque aéreo en agosto. Días después, la aviación siria bombardeó el cortejo fúnebre. Y luego bombardearon a las personas que fueron al rescate.

En otra palabras, el ‘par controlado’ significa bombardear un lugar, esperar la llegada de las unidades de rescate y luego volver a bombardearlo. Otros métodos para matar de las fuerzas aéreas sirias y rusas incluyen armas prohibidas internacionalmente, como bombas de racimo y armas químicas:

They are killed and injured by weapons used in air attacks by the Syrian-Russian coalition. Children have been hurt by cluster bombs, which are banned by the Convention on Cluster Munitions, and by their explosive remnants – like the four-year-old girl, killed when she picked one up thinking it was a toy. Children are victims of chemical weapons, used in violation of the Chemical Weapons Convention. They suffer incendiary weapons attacks that have started raging fires and cause excruciatingly painful burns.

Quedan muertos y heridos por las armas usadas por la coalición sirio-rusa. Hay niños heridos por bombas de racimo, que están prohibidas por la Convención de Municiones de Racimo, y por sus restos explosivos –como la niña de cuatro años que murió cuando recogió uno pensando que era un juguete. Los niños son víctimas de armas químicas, usadas en contravención de la Convención de Armas Químicas. Sufren por ataques de armas incendiarias que han iniciado voraces incendios y causado quemaduras terriblemente dolorosas.

El régimen y el gobierno ruso han lanzado panfletos en la ciudad con la siguente amenaza:

Esta es su última esperanza… Sálvense. Si no salen de estas zonas urgentemente, serán aniquilados […] Saben que todos los han abandonado. Los han dejado solos para que enfrenten su perdición y nadie les dará ninguna ayuda.
—-
El ejército de Assad dejó caer panfletos esta mañana en el este de Alepo. Salgan o los destruirán. Nadie los va a ayudar.
La última parte, trágicamente, es verdad.

Una activista de medios informó que las calles están llenas de cadáveres, que a menudo se quedan mucho tiempo ahí debido a los continuos bombardeos:

A los que preguntan por Alepo ahora: cadáveres de mujeres, niños y ancianos llenas las calles y nadie se puede acercar por los intensos bombardeos.

Los Cascos Blancos, Fuerzas de Defensa Civil de Siria, han publicado un video que muestra una de las masacres más recientes de las fuerzas del gobierno:

MÁS QUE TERRIBLE: video de las Fuerzas de Defensa Civil de Siria muestra cuerpos destrozados de civiles desplazados de Alepo luego del bombardeo de hoy del régimen dirigido contra Jub Al-Qubeh.

Los activistas en el este de Alepo están teniendo dificultades para contar las novedades al mundo exterior por los constantes cortes de energía. Un activista de medios sirio de 24 años y que prefiere mantenerse en el anonimato, dijo a Global Voices:

I won't lie to you. I gave up. I hate myself for it, they [the regime] killed my daughter and several friends of mine, but I can't go on. The end is near.

No te voy a mentir. Me rendí. Me odio por esto, [el régimen] mató a mi hija y a varios amigos míos, pero no puedo seguir. El final está cerca.

A Abdelrazzak Zakzouk, activista de medios de 23 años que trabaja como camarógrafo, Global Voices le preguntó si tenía un mensaje para los activistas y la comunidad internacional.

Dijo:

مقيم في حي الأنصاري الشرقي الذي يقع بحلب المحاصرة
وضعي بشكل شخصي جيد حتى الآن
أما الوضع بشكل عام هو سيء جداً ، تعرض الحي للقصف اليوم مثل كل أحياء حلب ، أصبح القصف جزء من نمط حياتنا ، مشاهد الجثث بالشوارع و الأشلاء الناجمة عن الغارات و القصف المدفعي و المروحي الذي يعود مصدره لقوات النظام السوري و حلفاءه أصبحت اعتيادية .
اليوم بظل هذا القصف و الحصار علينا بوجه رسالتي للناشطين السوريين و للمهتمين بالثورة السورية و أطلب منهم إيصال رسالة الإعلام يلي ضحينا من أجلها و مستمرين بالتضحية ، أطلب منهم الحديث للأجانب عن الثورة السورية ، أولاً بحكم وجودهم ضمن المجتمع الغربي و ثانياً بسبب وجود وقت عندهم ليقوموا بذلك ، و أيضاً أطلب من الناشطين السوريين التأكيد ع مبادئ ثورتنا و صمودنا للاستمرار فيها .
للأسف لم يعد لدينا ثقة بالأشخاص المسؤولين ، أو من يسمّون صنّاع القرار ، بعد 6 سنوات من عمر الثورة و التي تضمنت مساعدتهم لنظام بشار الأسد بتقديم مساعدات لضمان بقاءه لم نعد نستطيع حتى توجيه الكلام لهم .
أقل شيء ممكن طلبه من الأمم المتحدة و حكومات العالم مراعات 300 ألف مدني متواجدين في حلب المحاصرة ، لم يعد اهتمامنا الاكل و الشرب رغم الحصار ، أصبح السؤال الذي يراودنا هل سنعود للمنزل لو خرجنا منه ؟ و لو بقينا فيه هل سنبقى أحياء؟ .
الصورة المرفقة قمت بتصويرها اليوم ، بعد سقوط 13 برميل على حي الأنصاري الشرقي – و الذي أسكن فيه – و تزامن سقوط البراميل مع قصف مدفعي على المنطقة

Vivo en el barrio de Ansari oriental, en la asediada Alepo. Personalmente, todavía estoy en buena condición. Sin embargo, la situación en general es complicada. El barrio ha sido sometido a bombardeos como todos los barrios de Alepo. Los bombardeos se han vuelto parte de la vida. Las escenas de cuerpos en las calles y partes de cuerpos, causadas por los bombardeos y fuego de artillería y ataques aéreos de parte del régimen y sus aliados se han vuelto comunes.

Hoy, bajo los bombardeos y el asedio, dirijo mi mensaje a los activistas sirios y quienes están preocupados por la revolución, les pido que envíen nuestro mensaje por el que nos hemos sacrificado y por el que seguimos sacrificándonos. Les pido que hablen con extranjeros sobre la revolución siria, dado que muchos viven en sociedades occidentales que tienen tiempo para hacerlo. Y también pido a los activistas sirios que afirmen los principios de nuestra revolución y nuestra perseverancia para poder continuar.

Lamentablemente, no confiamos en quienes están al mando ni en quienes toman las decisiones. Después de seis años de revolución, que incluyeron su asistencia al régimen de Bashar Al Assad ofreciendo apoyo para garantizar que se quedara, ya no podemos siquiera mirarlos a los ojos.

Lo menos que pedimos a las Naciones Unidas y a los gobiernos del mundo es que no olviden a los 300,000 civiles que hay en la asediada Alepo. Nuestra preocupación es que ya no hay comida ni agua. A pesar del asedio, la principal pregunta que tenemos en mente es “¿podremos volver a casa después de haber salido?” Y “si nos quedamos, ¿seguiremos vivos?”

Tomé la foto adjunta [arriba] hoy [29 de noviembre], después de que 13 barriles cayeron en el barrio de Ansari oriental, donde vivo. Las bombas de barril vinieron con bombardeo de artillería en la zona.

Los tuits de Bana, de siete años, y su madre Fatemah, profesora de inglés en el este de Alepo, se han vuelto virales. Estos son algunos tuits del 27 de noviembre.

El ejército entró, estos podrían ser nuestros últimos días, hablando en serio. No hay internet. Por favor, recen por nosotros. Fatemah.

Último mensaje, estamos bajo fuerte bombardeo ahora, ya no puedo estar viva. Cuando muramos, sigan hablando por los 200,000 que siguen adentro. Adiós. Fatemah.

Esta noche no tenemos casa, la bombardearon y entré en escombros. Vi muertos y casi muero. Bana.

Bajo fuertes bombadeos. Entre la vida y la muerte, por favor, sigan rezando por nosotros.

Mensaje, estamos huyendo pues muchos han muerto en este momento por fuertes bombardeos. Luchamos por nuestras vidas, seguimos con ustedes. Fatemah.

Ya no tenemos casa. Tengo una herida menor. No duermo desde ayer, tengo hambre. Quiero vivir, no quiero morir. Bana.

Esta es nuestra casa. Mis adoradas muñecas murieron en el bombardeo de nuestra casa. Estoy muy triste pero contenta de estar viva. Bana.

Aquí es donde leía, donde quería empezar a leer Harry Potter, pero lo han bombardeado. Nunca olvidaré. Bana.

LLAMADO al mundo: Bana y yo recibimos amenazas de muerte y estamos convencidas de que el Ejército Sirio nos tiene en la mira por nuestro relato y mensajes.

Hoy estamos haciendo un llamado al mundo, para que todos hagan algo por mí, Bana, mi familia y las personas que quedan en el este de Alepo…

…para estar seguros de que salgamos de Alepo seguros y sin daño de las fuerzas armadas sirias. Fatemah.

JK Rowling, autora de ‘Harry Potter’, hizo llegar a Bana libros electrónicos algunos días antes. Rowling respaldó una petición instando al Parlamento británico a que arroje desde el aire ayuda de supervivencia a las ciudades asediadas de Siria.

Petición: Envíen ayuda de supervivencia a las ciudades de Siria que mueren de hambre.
Como deben saber, la situación en Siria se ha tornado crítica esta semana. La ayuda está bloqueada y no puede llegar a las principales ciudades pues las fuerzas de Assad y rusas han incrementado mucho sus ataques aéreos, y han destruido el único hospital que queda en Alepo. El momento de actuar es ahora.
FIRMA ESTA PETICIÓN
6,376 firmas
Con 10,000 firmas, el gobierno responderá a esta petición.
Con 10,000 firmas, esta petición será considerada para debate en el Parlamento
.
——
Apoyemos a Alepo.

Abdulkafi Alhamdo, activista de medios y profesor en el este de Alepo, tuiteó un breve video suyo en Periscope dando una lección de inglés a sus alumnos, donde destaca que quieren seguir aprendiendo a pesar del asedio.

Estudiantes asombrosos en vivo desde Alepo. Apoyemos a Alepo.

Ahmad Alkhatib, otro activista de medios, tuiteó una foto de un hombre huyendo con su hijo:

Corre, trata de sobrevivir. No importa que tengas ropa o no, lo importante es que sigues vivo. Alepo hoy después de la masacre.

También anunció que su amigo Anas, que trabajaba como payaso, murió a causa del régimen de Assad:

Otro amigo que hacía sonreír a los niños del este de Alepo, acaba de morir hoy por las bombas de Assad en el barrio de Almashhad. QEPD Anas.

Leila Al Shami autora británico-siria y colaboradora de Global Voices, tuiteó:

Los ciudadanos de Alepo huyen de la arremetida fascista e imperialista, tal vez nunca regresen a su hogar.

Por su parte, muchos activistas fuera de Siria han estado usando medios sociales no solamente para destacar el sufrimiento en el lugar sino para recordar a sus seguidores cómo empezó la Revolución Siria.

La artista y escritora estadounidense Molly Crabapple tuiteó:

“Los hombres de mi generación tuvieron a España en su corazón”, escribió Albert Camus. “Fue ahí que aprendieron… que se puede tener la razón y aun así ser golpeado, que la fuerza conquista el espíritu y que hay veces que el coraje no tiene recompensa”.
———
Por el este de Alepo, y por la revolución siria original.

El activista y escritor sirio @DarthNader tuiteó una serie de videos de las primeras protestas del 2011 al 2013. Acá vemos algunas:

Retroceso a un tiempo diferente: 30 de diciembre del 2011. Enorme protesta en el plaza central de Homs. Siria.

Mayo del 2012: banderas kurdas y sirias libres en esta protesta en la región de Kobane.

Abril del 2013: Raqqa (después de Assad, antes de ISIS) inicia un festival de rap revolucionario.

Junio del 2012: intensa protesta nocturna en Kafrsousheh, Damasco.

Explica la razón para esto:

Por lo general, los ganadores escriben la historia, pero ya tenemos un archivo. No dejemos que olviden. Esta es nuestra historia colectiva.
———–
Walter Benjamin nos informa por qué debemos recordar y archivar la revolución siria incluso después de su derrota:
Articular lo que ha pasado no significa reconocer “cómo fue realmente”. Significa tomar control de un recuerdo, como se muestra en un momento de peligro. Para el materialismo histórico, es cuestión de aferrarse a una imagen del pasado, como si se hubiera impuesto inesperadamente en un momento de peligro al asunto histórico. El peligro amenaza la reserva de tradición y a sus receptores. Para los dos son lo mismo: entregarse como la herramienta de las clases gobernantes. En toda época, se debe intentar llevar la tradición de nuevo, desde el conformismo que es el punto de superarlo. Porque el Meísas llega no solamente como el Redentor; también llega como el vencedor del Anticristo. El único escritor de la historia con el don de prender fuego a la chispa de esperanza en el pasado es el que está convencido de esto: que ni los muertos estarán a salvo del enemigo, si es vencedor. Y este enemigo no ha dejado de ser vencedor.

Elias Abou Jaoude y Sarmad Al Jilane colaboraron con este artículo.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.