¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Tayikistán y Uzbekistán harán plov y no la guerra el 2017?

Samarkand plov. Photo by FLickr user Robert Wilson.

Plov de Samarcanda. Foto por el usuario de Flickr Robert Wilson.

Unidos por un platillo aceitoso de arroz, carne y zanahorias pero divididos por cuestiones de acceso al agua, fronteras estatales delimitadas parcialmente y el título de la rica herencia de dos de las ciudades más famosas de la Antigua Ruta de la Seda; así es la compleja relación entre Tayikistán y Uzbekistán del Asia Central.

El “oshi palav” de Tayikistán y el “palov” de Uzbekistán (versiones de un platillo llamado comúnmente plov en Asia Central y pilau en Afganistán) fueron ambos inscritos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de UNESCO a principios de este mes, en la misma semana que los dos países decidieron restablecer un enlace aéreo que se utilizó por última vez casi un cuarto de siglo atrás.

¿Coincidencia? Completamente.

Y ahora algo importante. Amo cocinar plov.

Tanto Uzbekistán como Tayikistán postularon a la UNESCO para tener el plov, o pilau, admitido como herencia material cultural el último año. Pero probablemente lo hicieron así en espíritu de competición más que de camaradería, dado que sus aplicaciones separadas a UNESCO llegaron con semanas de diferencia uno del otro.

El hecho que UNESCO eligiera honrarlos como poseedores conjuntos de la herencia cultural del platillo es adecuado, sin embargo, dado que en tiempos recientes se dieron los pasos correctos para reparar la relación bilateral que se había envenenado a lo largo de la independencia.

Así que, si dos personas pueden unirse por cuenco de arroz y unos trozos de carne de cordero, ¿dónde está la carne de res?

1. ¡Las maldigo represas hidroeléctricas!

Probablemente la espina más importante en la relación bilateral de los vecinos es una represa hidroeléctrica potencial llamada Rogun que algún día podría ser la represa más grande del mundo y algún día podría llevar el nombre del hombre fuerte tayiko, el Presidente Emomali Rakhmon.

Como una página web enfocada en la región, Eurasianet se dio cuenta a principios de este año que, conseguir que se construya la represa es muy importante para el país con abundante agua, pero pobre en electricidad, de Tayikistán:

The government has sold Rogun on the basis of rash and extravagant promises of a prosperous and comfortable future. The intention is for Rogun to double electricity production, putting an end to power shortages and leaving large volumes left over for export to Pakistan and Afghanistan. In an address to parliament in 2009, President Emomali Rahmon promised that Tajikistan would attain energy independence within four years. Technically, Tajikistan is energy independent already insofar as it doesn’t import power, but that is only at the cost of enforcing rolling brownouts throughout the winter that plunge everybody beyond the country’s major cities into hours of darkness on a daily basis.

El gobierno vendió Rogun sobre la base de una serie de promesas extravagantes de un futuro próspero y acomodado. La intención es que Rogun duplique la producción eléctrica, poniendo fin a la falta de energía y dejando grandes volúmenes sobrantes para exportar a Pakistán y Afganistán. En un discurso al parlamento en el 2009, el Presidente Emomali Rahmon prometió que Tayikistán lograría la independencia energética dentro de cuatro años. Técnicamente, Tayikistán ya es autosuficiente energéticamente en tanto no importe poder, pero eso es sólo al costo de forzar caídas de voltaje ondulantes a lo largo del invierno que sumerge en horas de oscuridad a todos más allá de las grandes ciudades del país todos los días.

Todo eso hizo particularmente dolorosas las continuas objeciones a la construcción hechas por un Uzbekistán poderoso militarmente bajo su difunto presidente Islam Karimov:

Another elephant in the room is the constant objection to the project posed by Uzbekistan. Tashkent has expressed concerns that the dam could be ruptured by an earthquake and worries that filling the dam will deprive its agriculture sector of irrigation water — both potentially calamitous outcomes.

Otro elefante en la habitación es la objeción constante para el proyecto propuesto por Uzbekistán. Tashkent expresó preocupación que un terremoto pudiera romper la represa y las preocupaciones que llenar la represa privará su sector agrícola de agua de riego, ambos resultados potencialmente desastrosos.

En su parte más beligerante, Karimov, quien fue enterrado en setiembre después de un presunto ataque a la edad de 78 años, incluso insinuó que su país podría ir a la guerra por el acceso al agua en la región.

2. La ruta dorada a Samarcanda (y Bujará)

Tayikistán también se imagina como el verdadero heredero de Samarcanda y Bujará, dos joyas a lo largo de la Antigua Ruta de la Seda Euroasiática, rutas de comercio que continúan atrayendo a miles de turistas a Uzbekistán anualmente, pese a que el país es un estado policial con un muy difícil régimen de registro extranjero.

Para ser justos, el tayiko (un lenguaje iraní como el farsi) aún es ampliamente hablado en ambas ciudades, y se puede decir que Tayikistán es un ex país soviético que consiguió el peor trato en términos de territorio, sólo se convirtió en una república soviética oficial en 1929 después de media década como territorio autónomo dentro de la República Soviética de Uzbekistán.

Además, si las citas atribuidas a Rakhmon y publicadas nuevamente por el blog Neweurasia son confiables, el problema se alzó en una manera agresiva con Karimov en el pasado:

Rakhmon: One time – professor Muhammadzhon Shukurov was there, he can confirm this – I was in Samarkand with [Karimov]. I asked a man standing nearby, ‘What is your nationality?’ He looked at Karimov with fear and said, ‘I’m from Samarkand.’ That’s the position Tajiks find themselves in over there.

I’ve argued many times [with Karimov]. We even fought twice. The first time, Nazarbaev had to drag us apart; the second time it was Kuchma (the current president of Kazakhstan and the former president of the Ukraine – Ed.). I said to him, ‘We’ll take Samarkand and Bukhara anyway!’

Rakhmon: Una vez (El profesor Muhammadzhon Shukurov estuvo allí, puede confirmarlo) estaba en Samarcanda con Karimov. Le pregunté al hombre que estaba cerca, “¿Cuál es tu nacionalidad?” Él miró a Karimov con miedo y dijo, “Soy de Samarcanda”. Esa es la posición en que los tayikos se encuentran allí.

Discutí muchas veces con Karimov. Incluso peleamos un par de veces. La primera vez, Nazarbaev tuvo que separarnos; la segunda vez fue Kuchma (el actual presidente de Kazajistán y el ex presidente de Ucrania, respectivamente -NdE.) Le dije, “¡Tomaremos Samarcanda y Bujará de todas formas!”

3. Esas fronteras problemáticas otra vez

Flickr image of barbed wire. Tico_24.

Imagen de Flickr de un alambre de púas . Tico_24.

Aunque ambos estados tienen peores relaciones fronterizas con Kirguistán que entre ellos (los conflictos a lo largo de la frontera de Tayikistán-Kirguistán y Uzbekistán-Kirguistán son más frecuentes que los conflictos en la frontera de Uzbekistán-Tayikistán) una pequeña parte de la frontera de Uzbekistán y Tayikistán permanece sin demarcar.

Además, el lado de Uzbekistán esta fuertemente minado, supuestamente para contrarrestar el tráfico de drogas desde Tayikistán, el cual es un nodo clave en el comercio de heroína euroasiática originada en Afganistán.

Otra característica de la mala relación de vecinos en su respectivo alejamiento de las infraestructuras transfronterizas heredadas de los tiempos soviéticos. Recientemente Uzbekistán abrió por ejemplo una vía férrea de $2 mil millones construida por China que permite a sus trenes hacer viajes cerca a la frontera del país con Tayikistán sin tener que cruzar ésta. Tayikistán está esperando que China le construya una carretera que les permita a sus transportistas conducir a Rusia vía Kirguistán y Kazajistán, evitando Uzbekistán.

¿Se ven mejores relaciones en el horizonte?

Uzbekistan's president-to-be, Shavkat Mirziyoyev. Russian government image, licensed to reuse.

El futuro presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev. Imagen del gobierno ruso, autorizada para reuso.

Podría ser que la relación cambie para mejor sin embargo, y la razón es la inminente elección de Shavkat Mirziyoyev como el nuevo presidente de Uzbekistán.

Como su primer ministro por más de 13 años, Mirziyoyev esta cortado por la misma tijera que Karimov cuando se trata de presidir sobre un régimen inflexible, pero podría tener algunas ideas nuevas en el reino de la diplomacia.

Indudablemente, Mirziyoyev es la razón que los dos países se preparen para establecer de nuevo los vuelos, y hay también indicios alentadores de que podrían estar preparados para permitir que avanze la construcción de la represa Rogun sin demasiado escándalo.

Con Mirziyoyev posicionado en un período de cinco años después de una elección en la cual no enfrenta competencia significativa, hay por lo tanto varias razones para los tayikos para cocinar plov como celebración.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.