¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tras una feroz campaña, Macedonia lleva a cabo importantes elecciones el 11 de diciembre

New graffiti in Skopje painted during the election campaign: "Death to Albanians" and "Zaev is the favorite Greek and Albanian choice for Prime Minister." The graffiti are painted on the wall of public institution covered by several security cameras. Perpetrators of such felonies enjoy impunity. Photo by GV, CC BY.

Grafiti en Skopje pintado durante la campaña electoral. Dice “Muerte a los albaneses” y “Zaev es el griego favorito y la mejor opción albanesa para primer ministro”. Los mensajes aparecieron afuera de una institución pública vigilada por varias cámaras de seguridad. Los autores no han sido sancionados ni procesados. Foto de Global Voices.

Con mucha frecuencia, cuando se acercan elecciones en sociedades polarizadas se dice que son acontecimientos “históricos”. Las elecciones parlamentarias de Macedonia del domingo 11 de diciembre, de enorme importancia para el futuro del sistema político del país, ciertamente se sienten históricas. Los activistas dicen que los resultados pueden ayudar a resolver una severa crisis nacional, o paralizar las instituciones democráticas de Macedonia.

El gobierno y la oposición han descrito estas elecciones como un referéndum. El VMRO-DPMNE, populista partido de gobierno (parte del transnacional de derecha Partido Popular Europeo) dice que ganar las elecciones “exculparía” a su dirigencia de acusaciones de haber permitido que el crimen organizado capturara gran parte del gobierno, supuestamente cediendo el control de principales instituciones del estado a grupos delincuenciales (como es hecho notar en un reciente informe de la Unión Europea que explícitamente expresa ‘captura del estado’).

La oposición de Macedonia, sobre todo los socialdemócratas de centroizquierda SDSM, el mayor partido de oposición, encuadran las elecciones del domingo 11 como un momento de “todo o nada”, y advierten que el destino de la democracia misma del país está en juego.

Peter Vanhoute, exmediador de la Unión Europea que ayudó a forjar el acuerdo político antes de las elecciones, publicó un artículo en Medium con un mensaje a los macedonios:

Elections however are not the final point, but only the beginning of much needed changes. These elections can’t be a referendum for certain politicians or political parties to continue with undermining your democracy.

During my stay, I met members of your government, politicians and party representatives who blindly support serious crimes and as politicians are involved in corruption, steal your money and put it on their personal banks accounts abroad, have connections with organized crime, and don’t want to accept any responsibility for their deeds. This is the reason why they successfully control the judiciary to escape from prosecution and prison. Elections can never be a blank cheque for them to continue with such activities.

Sin embargo, las elecciones no eran el punto final, sino apenas el comienzo de cambios muy necesarios. Estas elecciones no pueden ser un referendum para algunos políticos o partidos políticos para continuar minando tu democracia.

Durante mi estadía, conocí a miembros de su gobierno, políticos y representantes de partido que ciegamente apoyan delitos graves y como políticos están involucrados en corrupción, roban tu dinero y lo ponen en sus cuentas bancarias personales en el extranjero, tienen contactos con el crimen organizado y no quieren aceptar ninguna responsabilidad por sus acciones. Esta es la razón por la que controlan con éxito el poder judicial, para escapar de los procesos y la prisión. Las elecciones nunca deben ser un cheque en blanco para que continúen con esas actividades.

Nenad Markovikj, analista político del Instituto por la Democracia, ha calificado estas elecciones como “más desagradables que nunca”. La retórica de la campaña ha incluido encendidos comentarios y discurso de odio, sin dejar de mencionar una apenas disimulada amenaza de muerte contra el líder de la oposición, Zoran Zaev, por parte del jefe del partido de gobierno de Macedonia, el ex primer ministro Nikola Gruevski.

VMRO-DPMNE ha hecho de la xenofobia un importante aspecto de su campaña, y llamado “traidores” y “mercenarios extranjeros” a sus oponentes. Los funcionarios del partido han descrito a Zaev como alguien que trata de desmembrar el país, y las insinuaciones de Gruevski sobre asesinato fueron apenas la punta de un esfuerzo mayor para movilizar la base del partido, personas de etnia macedonia y romaní que en gran parte trabajan para la burocracia estatal o dependen del gobierno para la seguridad social. La retórica de la campaña de Gruevski también exhortó las teorías de la conspiración según las cuales la oposición política de Macedonia, más multiétnica, tiene planes irredentistas de ceder partes del oeste del país a Albania.

El discurso de odio dirigido a grupos étnicos o religiosos es ilegal en Macedonia, pero los observadores dicen que los políticos han eludido la prohibición hablando en mensajes “codificados”, diciendo a los votantes cosas como “debemos detener el bilingüismo” —una clara alusión al uso oficial del albanés, hablado por la segunda mayor comunidad étnica. Los partidarios amplían y exageran estos mensajes en grafitis y publicaciones en medios sociales, donde pintan afirmaciones casi delictivas como “¡Muerte a los albaneses!” y advertencia de que “el gobierno obligará a todos los hombres cristianos a hacerse la circuncisión, como en Estados Unidos, si la oposición gana, para crear una población más dócil que sea susceptible a la islamización”.

Desconocidos atacaron el Museo del Alfabeto Albanés en Bitola cuatro veces en las semanas previas al Día del Alfabeto Albanés el 22 de noviembre, lo que llevó a la Plataforma contra el Discurso de Odio a salir en defensa del museo.

Part of the performance of the action "We Decide! We Can Do Better!" in Strumica, aiming to motivate citizens to take part in the elections. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Parte de la actuación de “¡Nosotros decidimos! ¡Lo podemos hacer mejor!” en Strumica. Foto de Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Algunas organizaciones de la sociedad civil están tratando de resistirse a las crecientes tensiones de Macedonia. Por ejemplo, hay grupos que han coordinado campañas de vigilancia de las elecciones y de llegada a los votantes. La reserva de la cédula de elección también sigue siendo un aspecto importante, dada la presión sobre los votantes y la afición del gobierno de llevar a cabo vigilancia ilegal.

Según una encuesta de abril del 2016 ordenada por el Instituto Republicano Internacional, el 61 por ciento de los votantes aptos del país djieron que creen que su voto es secreto, el 28 por ciento dijo que no lo es y el 11 por ciento dijo que no sabe.

Organizaciones no gubernamentales han combinado iniciativas electorales para emprender campañas como el movimiento “¡Nosotros decidimos!”, pero esta actividad ha provocado atención no deseada de funcionarios tributarios del gobierno, que realizaron inspecciones sorpresa a una docena de diferentes grupos en la semana previa a las elecciones, exigiendo información financiera diversa.

Elecciones en Macedonia: la oficina de impuestos elige hoy para auditar a 11 ONG que ejercen observación de las elecciones.

Algunas personas han dejado sus organizaciones sin fines de lucro para participar directamente en política, postular a un cargo y hacer campaña en las calles. Muchos de los participantes más notorios de la llamada “Revolución Colorida” encajan con esta descripción, postulando en las listas partidarias del SDSM y el recién formado partido Levica (La Izquierda). Algunas de estas personas, como Pavle Bogoevski y Mareglen Demiri, están tratando de entrar al gobierno de Macedonia luego de largas historias de acoso judicial y audiencias judiciales penales largamente pospuestas.

Bogoevski, activista de derechos humanos, dice que se unió a la lista de la coalición de SDSM para promover los valores de la “Revolución Colorida”. En una serie de videos publicados en línea, explicó su decision de dejar el sector civil por una carrera en política —un cambio relativamente poco común en Macedonia.

¿Por qué hago todo esto?

Мојот живот застана на 9. февруари минатата година кога беше објавена првата бомба. Како криминалист, точно знаев што значи тоа за секоја држава која има барем некаков правен систем. „Готово е“, си реков, „фатени се со раката во теглата, нема каде да бегаат“. Леле, колку ги потценивме!

Од тогаш немам постирано ниту една песна на Фејсбук, немам постирано ниту еден статус кој не е на некој начин поврзан со криминалот и со политичката криза во која што се наоѓаме. Имав прилика од прва рака да го сфатам значењето на што значи тоа дека сè додека нема правда нема да има ни мир. Јас сум првиот дипломиран криминалист на Полициската академија на Факултетот за безбедност во Скопје. Јас тоа го учев со сето свое срце бидејќи сакав да и служам на нашата држава. Но тоа што го сфатив наскоро по дипломирањето, е дека нашата држава и нашата полиција не служи на ништо друго освен на партиските, финансиските и криминалните интереси на малата банда која што е во раководствата на партиите на власт. А кога на 12. април, Ѓорге Иванов со еден потпис на пенкалото, како со магично стапче, ослободи од одговорност 56 лица за 216 кривични дела и со тоа ни ја укина секоја можност која што ја имавме за институционална правда, јас сфатив дека ако сакаме да видиме правда мораме да ја земеме во свои раце. И тогаш сфатив дека нема да престанам, без оглед на цената, сè додека не ги видам како одговараат за своите постапки пред независен и непристрасен суд.

Зошто го правам ова што го правам? Бидејќи јас одбрав да и служам на нашата држава. Бидејќи јас одбрав да понесам одговорност за случувањата во нашето општество. И бидејќи јас одбрав, кога утре, моето дете ќе ме праша „тато што направи ти за Македонија?“, да му одговорам гордо, а не само да ги кренам рамениците и да му речам „Сине, тоа е…“.

Mi vida se detuvo el 9 de febrero del 2015, cuando la primera “bomba” [grabación filtrada] se publicó. Como criminólogo, sabía exactamente lo que esto significa para un estado con siquiera un atisbo de sistema legal. “Se acabó”, pensé, “los atraparon con las manos en la masa, y no hay dénde esconderse”. Cómo los subestimamos [al partido de gobierno].

Desde entonces, no he publicado una canción en Facebook, ni escrito una actualización de estado que no esté relacionada con el delito o la crisis política que nos envuelve. Tuve oportunidades de ver de primera mano el significado de la noción de que no habría paz si no hay justicia. Soy el primer criminólogo graduado en la Academia de Policía en la Facultad por la Seguridad en Skopje. Estudié con toda mi alma porque quería servir a nuestro estado. Pero poco después de la graduación me di cuenta de que nuestro estado y su policía sirven solamente a los mezquinos intereses de partido, políticos, financieros y criminales de la pequeña banda que maneja los partidos de gobierno. Y cuando el 12 de abril, Gjorge Ivanov usó su firma para liberar de responsabilidad a 56 personas sospechosas de 216 delitos, negándonos toda oportunidad de justicia institucional, me di cuenta de que debemos tomar cartas en el asunto. También me di cuenta de que no debo parar, sin importar el costo, hasta ver a los responsables ante un tribunal independiente e imparcial.

¿Por qué hago lo que hago? Porque escojo servir a nuestro estado. Porque escojo tomar responsabilidad por lo que pasa en nuestra sociedad. Y porque elegí que cuando mañana mi hijo me pregunte: “Papá, ¿qué has hecho por Macedonia?”, responder con orgullo, en lugar de encogerme de hombros y decir: “Hijo, no había nada que pudiera hacer…”.

A lo largo de la temporada de campaña en Macedonia, los mayores partidos políticos del país organizaron manifestaciones masivas para indicar que gozan del apoyo de la mayoría de electores. Sin embargo, los críticos dicen que estas multitudes fueron llevadas en bus desde diversas ciudades, y la oposición sostiene haber llevado a cabo la mayor manifestación de la contienda en Skopje, donde la gente mostraba lemas asociados con la “Revolución Colorida”, como “¡Sin justicia no hay paz!”

Las elecciones de Macedonia del 11 de diciembre están muy cerca del empate, y el gran interés hace que esta contienda sea más fascinante. La situación política es tensa y todo parece ser posible.

Las últimas encuestas de opinión de los institutos fundados por el partido de gobierno dan a VPRO-DPMNE una ventaja de hasta 12 puntos porcentuales sobre su principal rival, los socialdemócratas. Estas cifras fueron citadas sin atribución por un informe de Reuters, escrito por un corresponsal que también es editor de una estación de televisión afín al gobierno. Una nota periodística de su estación nombró como fuentes a dos imprecisos comités de expertos que solamente aparecen en comunicados de prensa y ni siquiera tienen sitio web. Los periodistas que han visitado sus direcciones oficiales encontraron un departamento cerrado y una vivienda privada modesta cuyos habitantes se negaron a hablar con ellos.

Otra encuesta telefónica, del fiable Centro Macedonio para la Cooperación Internacional también muestra ventaja para el actual gobierno, pero de solamente cuatro puntos porcentuales. Además, el 16% de los encuestados se negaron a responder por quién votarían.

Los lectores interesados en seguir la cobertura electoral en inglés pueden sintonizar la Asociación Ciudadana MOSTCIVIL y OSCE ODIHR.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.