¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una propuesta de impuesto al azucar para las bebidas enciende la mecha del debate en Australia

Sugar Tax report

Informe del impuesto al azúcar – Imagen cortesía del Grattan Institute (CC BY-NC-SA 3.0)

Los australianos se encuentran divididos ante la propuesta del Grattan Institute de imponer una supuesta tasa al azúcar en las bebidas para ayudar a combatir la obesidad. El grupo de reflexión independiente ha publicado un informe con el siguiente título “Una tasa sobre las bebidas azucaradas para amortizar los costes de la obesidad en la sociedad”. Ellos hacen la siguiente recomendación:

Australia should introduce a tax on sugary drinks to recoup some of the costs of obesity to the community.

The best option is an excise tax of 40 cents per 100 grams of sugar, on all non-alcoholic, water-based drinks that contain added sugar.

Australia debería introducir una tasa sobre las bebidas azucaradas para recuperar algunos costes debidos a la obesidad en la sociedad.

La mejor opción es un gravamen de 40 céntimos por cada 100 gramos de azúcar en todas aquellas bebidas no alcohólicas a base de agua que contengan azúcar añadida.

El vice-primer Ministro Barnaby Joyce ha rechazado inmediatamente la idea, la cual ha calificado con la tautología “chaladura loca”. Esta afirmación no ha complacido a la dietista Miranda Blake:

El gobierno ha tratado de acabar con el “parar de comer tanto” durante décadas. ¿El resultado? Un importante nivel de obesidad global.

Joyce es diputado en el parlamento y líder de The Nationals (Los Nacionales), un partido próximo al sector de la agricultura.

Si usáramos una metáfora futbolística algunos en los medios de comunicación podrían ser acusados de “hacer daño sin jugar con el balón” (un ataque personal):

¿Es muy pronto para pronosticar que las ideas de Barnaby en contra del programa de pérdida de peso se convertirán en un éxito viral global?

Las acusaciones de hipocresía ante las altas tasas sobre el alcohol y el tabaco han sido inevitables. En respuesta al tuit de Joyce en el que dice que la Oficina de Tasación Australiana “no resolverá nuestro problema con el peso”, Christian Peterson tenía la siguiente opinión:

Pero aparentemente va a resolver vuestro problema con la nicotina y con empinar el codo. Existe una razón hipócrita y los políticos son un cliché en nuestra cultura.

El objetivo de Adam Cleave, trabajador del sector comercial de Imperial Tobacco, era un viejo enemigo:

El balance presupuestario podría equilibrarse si se reduce el número de grupos de presión subvencionados que existen, simplemente para prohibir cosas que no les gustan.

Aaron Lane publicó un enlace a su propia investigación para el grupo de reflexión liberal El Instituto de Asuntos Públicos (@TheIPA). Este último es partidario de un gobierno pequeño y se opone a un “estado niñera”:

La tasa al azúcar está ya en la lista de malas ideas que no funcionan. Mi investigación de @TheIPA del 2014:

Muchos usuarios de Twitter mostraban una postura cínica sobre el motivo real detrás de la propuesta:

La tasa al azúcar es como el timo de la tasa sobre el carbón para conseguir más dinero de la población.

Otros, como Caitlin Syrett, rechazaron la idea de responsabilidad individual:

“Yo creo en la libertad individual”. Estadísticas: “Mira a donde nos ha llevado eso”.

El experto en salud pública dental, Matthew Hopcraft, como se podría esperar, tiene a los dientes en la cabeza:

He oido muchas cosas en oposición a la tasa al azúcar como parte de la lucha contra la obesidad, las caries, la diabetes. Pero no oigo ninguna alternativa creíble.

El redactor del periódico económico Sydney Morning Herald, tiene una visión bastante solida sobre la tasa:

Hablar de un “Estado Niñera” es un pretexto para proteger los beneficios de las industrias que venden productos que dañan a la salud.

Mientras, otros han estado pensando de manera innovadora:

En vez de pensar en una tasa al azúcar, sería más útil si existiera un subsidio para fruta fresca y vegetariana para aquellos con sueldos bajos y pensionistas.

Entonces, ¿Cuáles son exactamente los costes de la crisis de obesidad y cómo podría marcar la diferencia una tasa al azúcar?

El coautor del informe, Stephen Duckett, ha abordado el tema en este podcast, incluído por cortesía de la licencia Creative Commons (CC BY-NC-SA 3.0):

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.