¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Australia: ¿Hemos perdido la guerra contra las drogas?

Nimbin H.E.M.P. Embassy

La Embajada H.E.M.P. en Nimbin – Imagen cortesía de Nimal Skandhakumar, usuario de Flickr  (CC BY-NC-ND 2.0)

Muchos australianos estuvieron de acuerdo con Richard Di Natale, el líder de Los Verdes, cuando hace poco pidió terminar la guerra contra las drogas. El Partido Verde es un partido minoritario que está a favor de la justicia social, la conservación y el manejo responsable del medio ambiente (por ejemplo, apoya medidas relativas al cambio climático). También aboga por una política exterior más independiente en Australia.

Durante años, políticos nacionales, legisladores y profesionales de la salud han discutido estrategias en relación al uso recreativo de las drogas. “Simplemente decir no a las drogas” versus “la reducción de daños”; el estricto cumplimiento de las leyes versus la despenalización: todos caminos que ya se han recorrido muchas veces.

Está claro que el público en general no tiene solo un interés pasajero en este tema. El nuevo programa de los Verdes solicita la despenalización y apoya los kits de detección de drogas en los festivales de música. Estos kits les permiten a los que asisten a los festivales analizar las sustancias que han comprado para descubrir qué contienen. La campaña #JustOneLife, a favor del uso legal de estos kits, realizó una prueba este verano en forma privada que ha resultado muy controvertida.

Muchos representantes del área de salud han publicado su opinión en tuits. Otros han resaltado propuestas (tales como la última iniciativa en Tailandia para despenalizar la metanfetamina) que muestran una tendencia internacional en alza:

@AJEnglish @RichardDiNatale Se debe elogiar a Tailandia por adoptar valientemente un enfoque CONTRACULTURAL ante la SUPUESTA “guerra contra las drogas”…

La Asociación Médica Australiana, según su presidente Michael Gannon, rechaza la despenalización de las drogas ilegales como el cannabis, pero le gustaría que se tomaran más medidas:

La AMA acoge favorablemente el cambio de enfoque hacia la búsqueda de otra salida, la rehabilitación, el tratamiento. Cualquier flexibilización de la ley para el #cannabis debe incluir una campaña educativa con información precisa y los recursos necesarios

El periódico Age, uno de los principales de Australia, apoya esa iniciativa y sostiene que la guerra contra las drogas “debería reemplazarse por una estrategia de reducción de daños basada en la despenalización, la regulación y la educación”. Además dice: “Seguimos abogando por eso, y creemos que los recursos que se están malgastando en esta injustificable y desacertada “guerra” deberían ser trasladados del sistema de justicia penal al sistema de salud, ya que se necesitan más centros de tratamiento y apoyo para que los afectados por las drogas puedan recuperarse y mantenerse sanos”.

Muchos tuits tienen enlaces al editorial. Alex Wodak, usuario de Twitter y presidente de la Reforma de la Ley de Drogas, expresó su frustración ante la inacción política:

Hay un número creciente de editoriales y artículos de opinión en los medios que solicitan urgentes reformas en la ley de drogas, pero muchos políticos todavía niegan esa necesidad.

Harm Reduction Australia lanzó un comunicado en internet sobre lo que la organización denomina “la histeria de las drogas”:

There has been an ill-informed, and at times bizarre, response to the Greens’
announcement that their blanket opposition to legalising any drugs will be replaced with a more evidence-informed and regulatory approach to drugs.

…The lifelong consequences of arresting, charging and in some cases imprisoning tens of thousands of people every year are costly, counterproductive and harmful.

We are also experiencing a level of drug related overdose deaths that is once again escalating at alarming rates.

Ha habido una reacción desinformada, y por momentos extraña, ante la declaración de los Verdes que anunciaba que su oposición a la legalización de drogas iba a ser reemplazada por un enfoque más normativo e iba a estar basada en pruebas comprobadas.

…Las consecuencias a largo plazo del arresto, la imputación y la encarcelación de decenas de miles de personas cada día son contraproducentes, costosas y perjudiciales.

Además, la cantidad de muertes por sobredosis nuevamente está creciendo a una velocidad alarmante.

Hubo pocas respuestas en internet que criticaron la propuesta de los Verdes. Tal vez se trataba de una mayoría silenciosa. Es probable que los comentarios de Shooglebunny en un editorial del periódico Guardian sean representativos de esa opinión:

Yes its always time for a ‘grown up conversation’ that of course must conclude that legalisation of drugs will be the best thing since sliced bread.

Its essential that the middle classes can access weed and the lighter drugs easily, with no possibility of being criminalised and that some sort of quality control is imposed.

That way they can puff, snort and swallow to their hearts content. Never mind any negative social consequences for other less privileged people; they don't count anyway.

Sí, siempre es hora de una “conversación de adultos” que, claro, va a llegar a la conclusión de que la legalización de drogas es la octava maravilla del mundo.

Es fundamental que la clase media pueda tener acceso fácil a la marihuana y a las drogas suaves, sin ser criminalizada  y con la imposición de algún tipo de control de calidad.

De esa manera, pueden dar bocanadas, tragos y esnifadas hasta más no poder. No importan las consecuencias sociales negativas para otra gente menos privilegiada, de todas formas ellos no cuentan.

Puede que todo sea en vano por el momento, ya que los grandes partidos no han mostrado mucho interés en discutir las propuestas de los Verdes. La ministra de salud federal, Sussan Ley, rápidamente rechazó el pedido de cambio de los Verdes. Actualmente, el opositor Partido Laborista no respalda la despenalización, y en cambio solicita mayores opciones de tratamiento y el fortalecimiento de las estrategias de reducción de daños.

Los Verdes tienen nueve senadores y un miembro de la Cámara de Representantes en el Parlamento Federal. Como el Gobierno no tiene mayoría en el Senado, deberían poder mantener este tema en el programa político nacional.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.