¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: Critican tácticas policiales tras la muerte de un adolescente a manos de agentes

A Trinidad and Tobago Police Service (TTPS) vehicle. Photo by Taran Rampersad, used with permission.

Un móvil del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago (TTPS por sus siglas en inglés). Fotografía tomada por Taran Rampersad con permiso de uso.

La República deTrinidad y Tobago se encuentra dividida por la muerte de un muchacho de 15 años llamado Josiah Ramsahai a manos de la policía el 17 de noviembre de 2016. Los agentes insisten en que el joven estaba armado y les disparó antes de que lo mataran en un enfrentamiento. Sin embargo, los parientes del muchacho afirman que fue un asesinato.

La policía presentó posteriormente un arma de fuego de 9 mm que, según informaron, la había portado Ramsahai (o “una lacra conocida” como ellos lo llaman) ya que tuvo nada menos que 13 acusaciones previas en su contra, que incluyen robo, tenencia de armas y drogas, y violación.

Los familiares del joven insisten en que se trató de acusaciones falsas y causas armadas. Ramsahai fue liberado bajo fianza del centro de detención de menores en el que estaba detenido menos de un mes antes de que lo mataran.

Además, la familia del joven expresó que presentaron una denuncia contra dos oficiales de policía, quienes, según ellos, habían estado amenazando a Ramsahai desde que fue puesto en libertad; sin embargo, la Autoridad Policial de Quejas (PCA, por sus siglas en inglés) indicó que los oficiales carecen de antecedentes penales.

Mientras tanto, ha habido informes contradictorios sobre el incidente. Algunos testigos oculares expresaron que Ramsahai nunca utilizó el arma; al contrario, decidió escapar de la policía. Otros testigos manifestaron que el muchacho sí disparó contra los agentes, quienes respondieron a los disparos y supuestamente le dispararon entre seis y 17 veces.

Con el asesinato resurgió el asunto de la desconfianza del público en la policía, que a menudo se considera que hace justicia por mano propia. El jefe de Policía del país, Stephen Williams, manifestó hace poco que nada menos que 150 oficiales deshonestos fueron suspendidos por estar bajo sospecha de una serie de actividades criminales, incluso asesinato. En el diario Wired868 se dijo a modo de broma:

You know your country’s crime problem is even more serious than you thought with the discovery that budding criminals are joining the police service to turn pro […] Mr Live Wire thinks a good way to curb crime might be to walk in to a random station and hold everybody on the Anti-Gang Legislation.

Sabes que la problemática del crimen en tu país es incluso más grave de lo que se pensaba a raíz de que los delincuentes principiantes ingresan en la policía para volverse profesionales […] Mr Live Wire piensa que se podría poner freno al crimen entrando en una comisaría al azar y detener a todos por la Ley antipandillas.

En Facebook la discusión se acaloró. Rhoda Bharath se refirió a la campaña Black Lives Matter de Estados Unidos y expresó:

In Trinidad, Black Lives does only Matter in the US.
Due process only exists there as well.
Here we have pests who look for what they get.
#DeViceCyahDone

En Trinidad, las vidas negras solo importan en EE. UU.
El debido proceso solo existe allí también.
Aquí tenemos a lacras que encuentran lo que buscan.
#DeViceCyahDone

Los comentarios de ese hilo de conversación iban desde un usuario de Facebook que expresaba que la sociedad se ha vuelto insensible a la violencia hasta otro usuario que no creía que las personas estuviesen preparadas para “sentarse y escuchar todo lo que dice Oprah acerca de un joven delincuente”.

En el mismo hilo, otro usuario opinó que “existe una diferencia entre ser inocente y ser criminal […] Si matan a gente inocente es asesinato…si matan a criminales es justicia”. Jere Blacks reaccionó de inmediato:

The problem is ‘who’ decides who is criminal and who is not.

El problema es “quién” decide quién es criminal y quién no.

Otro comentarista, Danielle Ifayemisi Frederick, indicó que el dinero y las conexiones también entran en juego en casos como este y agregó:

The police and media do the same thing….they blame the victim….this one had outstanding charges […] not convictions, charges….to us apparently the two are interchangeable and that justifies extra judicial killings….I am not saying either was right or wrong but excuse me if I DON'T take the word of the esteemed members of the TTPS as gospel!!

La policía y los medios hacen lo mismo; culpan a la víctima, la cual tiene acusaciones pendientes […] no son condenas, sino acusaciones. Nos parece que ambas se pueden intercambiar y eso justifica los asesinatos extrajudiciales. No quiero decir que esté bien o mal, pero ¡¡ discúlpenme si NO creo en lo que dicen los estimados miembros del Servicio de Policía como si fuera la palabra de Dios!!

El poco profesionalismo de calificar al joven de algo más que sospechoso implica además que muchos usuarios de los medios sociales se exasperen. Vernal Damion Cadogan explicó:

It's not the shooting that is the issue, the issues are the unprofessional and insensitive way the police diminish a human life to that of a ‘known pest’ and the citizenry's disgusting habit of applauding these killing before a probe has even been launched to verify whether the shooting was justified or any details about the shooting were made public to suggest such.

At this rate the TTPS simply has to shoot an Afro-Trini youth and brand him a ‘known pest’ and the public will be content with that because they are under seige [sic] by criminals.

I don't think there is any redemption for Trinidad with the caliber of citizenry that currently comprise it.

El problema no es el incidente con arma de fuego, sino la falta de profesionalismo y sensibilidad por parte de la policía para minimizar una vida humana a la de “una lacra conocida” y el hábito despreciable de los ciudadanos de aplaudir estos crímenes antes de que se investiguen a fin de constatar si el incidente fue justificado o si cualquier detalle que lo indicara así se hizo público.

A este paso, el Servicio de Policía simplemente tuvo que disparar contra un joven afrotrinitense y tildarlo de “una lacra conocida” y el público estará satisfecho con ello porque está bajo el asedio [sic] de los delincuentes.

No creo que haya ninguna solución para Trinidad por el calibre de los ciudadanos que actualmente la componen.

Más tarde, agregó:

The truly frustrating part about these discussions is that people will look at comments such as mine and construe them to be in support of the deceased and in opposition to the TTPS [Trinidad and Tobago Police Service].

La parte realmente frustrante de estos debates es que la gente va a mirar los comentarios, tales como los míos y lo interpretarán ya sea a favor de los fallecidos o en contra del Servicio de Policía del país.

Un comentarista, que se identificó como oficial de policía, respondió lo siguiente:

Neighborhood Pest is a term that has always been used, I find it strange that all of a sudden ppl has an issue with this because it's a 16yrs [sic] old kid. Do you know this kid personally? I do, myself and countless other officers within the district talked to him about the rd he was heading down, unfortunately the family never helped.

El término Neighborhood Pest (la lacra del barrio) siempre se ha usado. Me parece raro que de repente la gente tenga conflictos con este tema porque es un niño grande [sic] (16). ¿Conoces a este niño personalmente? Yo sí; yo y una infinidad de otros agentes dentro del distrito le hablaron acerca de la calle hacia donde se dirigía, pero por desgracia la familia nunca ofreció ayuda.

Desde entonces la Autoridad Policial de Quejas investiga el crimen.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.