¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Desmantelando el patriarcado de raíz: caso por caso, con herramientas como videos y charlas

Indian Kids on the street wtih a cycle. Often traditional gender roles are imposed on them (not in this case). Image from Flickr by Harini Calamur . BY-NC-ND 2.0

Niños indios en la calle con una bicicleta. A menudo se les imponen roles de género tradicionales (no en este caso). Imagen de Flickr de Harini Calamur. BY-NC-ND 2.0

Este artículo apareció originalmente en Video Volunteers, una galardonada organización internacional de medios con enfoque comunitario establecida en la India. A continuación se muestra una versión editada como parte de un acuerdo de intercambio de contenidos.

En la India, las actitudes discriminatorias hacia hombres y mujeres han existido durante generaciones y siguen siendo un enorme problema en la sociedad. Modelos de roles patriarcales tradicionales relegan a la mujer a un estatus secundario dentro del hogar y del lugar de trabajo, lo que, desde una edad temprana, afecta a la salud de la mujer, su educación, independencia y estatus en la familia. En una encuesta a jóvenes realizada por Women Endangered [Mujeres en peligro] este año, casi el 87% de los participantes comentaron que la India es todavía una sociedad patriarcal. La toma de conciencia masiva y los debates sobre la materia son necesarios para eliminar los prejuicios y estereotipos y conseguir un cambio.

La campaña recientemente concluida #DismantlePatriarchy [Desmonta el patriarcado], de Video Volunteers, pidió a la gente que compartiera sus historias y sugerencias para ‘cambiar el juego’ del patriarcado a través de correo electrónico o Twitter. La campaña aceptaba historias de mujeres y hombres en la India, quienes compartieron, usando la etiqueta #KhelBadal, cómo sortean y desafían el patriarcado en su vida diaria, en el hogar, en el trabajo, en la escuela, en espacios públicos y culturales.

why-khelbadal

¿Por qué #KhelBadal? Para revertir el dominio del statu quo patriarcal en nuestra sociedad, necesitamos una estrategia de cambio (Badal) del juego (Khel). La etiqueta #KhelBadal está basada en establecer conversaciones que nos invitan a todos, al margen de nuestro género, sexualidad, clase social y etnia, para reflexionar sobre nuestro sexismo, internacionalizado de forma subconsciente, y ponerlo a prueba. Esta semana, únete a nuestras conversaciones para #DismantlePatriarchy (Desmantelar el patriarcado), un video, una conversación con cada caso.

La última vez que las mujeres salieron a las calles de la India en tales números fue para protestar por la violación de Jyoti Singh en un autobús de Delhi en diciembre de 2012. Pero, ¿qué pasa con los millones de pequeñas maneras en que se manifiestan el patriarcado y la discriminación por género en sus vidas diarias? Solo se producen conversaciones sobre estos asuntos cuando están relacionados con incidentes violentos, y raramente nos enfrentamos a los matices de las normas patriarcales en la rutina del día a día.

Clubs de debate de género en pueblos

Video Volunteers ha entrenado a 63 corresponsales de género a lo largo de 16 estados (desde Rajasthan a Bihar, de Odisha a Haryana) para hacer películas que capturen los matices de la discriminación de género normalizada y rutinaria, y para establecer clubs de debate de género donde se producen conversaciones animadas e introspectivas.

Estos son algunos ejemplos de las conversaciones que están teniendo lugar y del cambio que estos clubs de debate están trayendo:

changing-mindsets-in-up

“Cuando animo a las chicas a estudiar y a que se conviertan en profesionales, las madres dicen: ‘no todas las chicas tienen la mentalidad de salir y tener éxito’. Mi respuesta es: ‘Yo no nací con esta mentalidad. Tuve que trabajar duro para cambiar mi punto de vista y convertirme en una mujer independiente'”.

changing-mindsets-in-maharashtra

“He sido una activista feminista durante siete años, pero solo recientemente me di cuenta del número de normas y roles a los que nos ajustamos que, de hecho, son normas patriarcales disfrazadas de tradiciones. Desde entonces, he tomado el difícil camino de cambiar mi mentalidad. Sé que si no hago ciertas preguntas, nadie a mi alrededor va a hacerlas.”

Debates en internet

Video Volunteers creó debates en internet con sus trabajadores y seguidores en línea de varias maneras, incluyendo una charla por Twitter el 29 de noviembre de 2016. Se llevó a cabo para ayudar a acortar la brecha digital y permitir que mujeres rurales y urbanas puedieran intercambiar experiencias y aprender las unas de las otras:

Sangeeta ha compartido su historia de #KhelBadal Ahora es tu turno Contesta o escribe a khelbadal@videovolunteers.org

Para #khelbadal, he tratado de enseñar a la gente de mi entorno cómo ser mujer influye en mis decisiones diarias. #seeingisbelieving [ver es creer]

Me he rebelado y me niego a cocinar para nadie porque no me importa lo más mínimo su validación de mi feminidad. Es irónico, porque me encanta cocinar.

¿Cuál es normalmente el rol de las mujeres en los hogares indios?

¿Por qué se abordan de forma tan diferente las aspiraciones de las chicas en relación a las de los chicos? ¿Por qué se prepara a las chicas para el trabajo doméstico desde una edad temprana, mientras que a los chicos se les permite que pasen su infancia jugando y estudiando? Este video de Uttar Pradesh resalta esta división con claridad:

Mientras que Khushboo, de 11 años, comienza el día a las 5 de la mañana, su hermano de 8 años tiene una existencia comparativamente despreocupada. Cada día, ella cocina, limpia y cuida de sus hermanos pequeños antes de ir a la escuela, y tiene multitud de tareas por la tarde, que no le dejan tiempo libre para jugar. Sin embargo, el día del chico solo está dividido entre la escuela y el tiempo de jugar. Las aspiraciones de Khushboo de convertirse en una doctora cualificada son exactamente las mismas que las de su hermano; pero, ¿le estamos dado ni tan siquiera algo parecido a una oportunidad de luchar?

A menos que seamos capaces de hacer que nuestros espacios privados sean más igualitarios en términos de género, nunca vamos a terminar con la discriminación y el sexismo en el ámbito público.

Los modelos de rol de género están mal vistos

Hay una percepción general de que ciertos trabajos en el hogar y en el trabajo están divididos de acuerdo al género. Así que cuando Rohit, de 16 años, empezó a compartir las tareas de la casa con su madre y su hermana, la gente se burló de él y le ridiculizó por hacer ‘trabajo impropio de hombres’. Pero este intrépido joven está preparado para responder: ‘Les contesto de forma apropiada, de manera que ya no me dicen nada’. Él cocina, limpia, lava la ropa y ayuda a sus dos hermanos pequeños con sus estudios.

Rohit muestra que cambiar nuestra percepción es simple, pero que lo realmente difícil es ser coherente con el cambio. Es el momento de seguir su ejemplo y preguntarnos cómo estamos perpetuando y normalizando los roles patriarcales en nuestras vidas diarias.

Diferentes ritmos: una mujer tocando el tabla

El campo del arte está tan sujeto al género como cualquier otro. Al igual que los hombres se abstienen de ser bailarines mientras que se anima a las mujeres a que lo sean, también los músicos tienen prejuicios, por ejemplo en que ciertos instrumentos están considerados más apropiados para hombres.

Mithu Tikadar ha elegido un instrumento inusual: el tabla. Tradicionalmente visto como el dominio de músicos masculinos, Mithu se enfrenta constantemente a discriminación en su campo. Lo peor fue cuando su tía le dijo a una joven Mithu que era una desgracia para todas las mujeres. Impertérrita, Mithu decidió elegir el tabla como materia para sus exámenes de escuela secundaria y construir una carrera alrededor del mismo.

Desde entonces, Mithu ha recorrido un largo camino. Hoy, es autosuficiente económicamente y es la única mujer Dalit (miembro de la casta inferior) en haber aprobado el examen nacional en instrumentos musicales, lo que la convierte en apta para ser profesora. Pero su lucha con las normas patriarcales continua.

Rosa es el color de la resistencia: la historia de una resuelta madre soltera

Después de la brutal violación colectiva de Jyothi Singh en Delhi, se introdujeron rickshaws rosas con motor en Ranchi en 2013, como manera de asegurar un transporte público más seguro para las mujeres. El escepticismo sobre la habilidad de las mujeres para conducir no supuso ningún impedimento para Shanti Lakra, que fue abandonada por su marido y vive con sus hijas. Se apuntó al curso, y ahora es una de las 35 conductoras de rickshaw que transportan a mujeres a través de la ciudad en su vehículo rosa.

A pesar de que sus allegados se mostraron escépticos sobre su habilidad para conducir o incluso la utilidad de que una ama de casa aprendiera a conducir, Shanti perseveró.

Hoy, su determinación ha traído frutos. Se preocupa de que sus hijas vayan a la escuela, con la esperanza de ver cómo se convierten en mujeres capaces y autosuficientes. Los rickshaws con motor no solo han asegurado una forma de transporte público segura para mujeres, sino que también han desmantelado los estereotipos de género al empujar a personas como ella hacia una profesión que estaba principalmente dominada por hombres.

Los corresponsales de comunidad de Video Volunteers proceden de comunidades marginadas de la India y producen videos sobre historias sin representación en los medios. Estas historias son “noticia para aquellos que las viven”. Ofrecen un contexto hiperlocal a la cobertura de derechos humanos globales y desafíos al desarrollo.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.