¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las autoridades egipcias utilizan la prohibición de viajar para reprimir a los activistas de derechos humanos

photo shared on twitter by: @whrdmena. Link: https://twitter.com/whrdmena/status/753559358580162560

Foto compartida en Twitter por la Coalición Regional para Mujeres Defensoras de Derechos Humanos en la región de Oriente Medio y norte de África Link.

La prohibición de viajar impuesta a políticos y defensores de los derechos humanos es solo una de las muchas violaciones de derechos humanos cometidas por las autoridades egipcias en los últimos años, y la oleada de casos durante el mes de noviembre ha llevado esta cuestión a un primer plano.

Aida Seif El-Dawla, renombrada activista egipcia y cofundadora del Centro El Nadeem para la Rehabilitación de Víctimas de la Violencia, es una de las varias personas a las que se ha prohibido salir del país sin previo aviso. A finales de noviembre, se le prohibió viajar a Túnez cuando se disponía a embarcar para asistir a una conferencia sobre la rehabilitación de las víctimas de la tortura en el norte de África, según el diario egipcio independiente Mada Masr.

Las autoridades le informaron de que estaba imputada en un caso no especificado, sin ofrecer más información. En Twitter, el destacado periodista egipcio Hani Shukrallah ofrecía su teoría sobre los motivos de la prohibición:

Las autoridades egipcias prohíben viajar a la psiquiatra Aida Seif por su lucha contra la tortura y rehabilitación de víctimas de la tortura durante los últimos 23 años.

En declaraciones para Mada Masr, la propia Seif al-Dawla afirmaba:

هذه الخطوة تأتي في سياق الهجمة على الجمعيات، خاصة لو تم تمرير قانون الجمعيات الأهلية المزمع إصداره. يريدون إحكام الخناق علينا وعلى الناس جميعًا.

Esta medida forma parte de la represión de las fundaciones comunitarias y la ley de las ONG que [el Parlamento] quiere ratificar. Quieren eliminarnos a todos.

En septiembre del 2016, el Gobierno aprobó un nuevo proyecto de ley de ONG que “deja en manos de los aparatos de seguridad de Egipto el control del trabajo de las ONG, dado que forman parte del comité de coordinación”, según Mada Masr. La ley, que regularía las ONG extranjeras en Egipto y establecería un organismo para controlar las fuentes de financiación externa, fue aprobada a finales de noviembre por el Parlamento.

Negad al-Borai, abogado de derechos humanos y jefe de la unidad jurídica de la firma United Group, dijo a Mada Masr:

The government has been working for the last two years on restructuring the legislative system to violate the constitution. Even in the time of Mubarak we didn’t see this.

El Gobierno ha estado trabajando durante los últimos dos años en la reestructuración del sistema legislativo para violar la Constitución. Esto no se había visto ni en la época de Mubarak.

Aumentan las prohibiciones de viajes desde el derrocamiento del presidente Morsi

Las prohibiciones de viajar son parte de los intentos por parte del Gobierno de reforzar su control sobre la sociedad civil y los movimientos sociales.

En febrero, la plataforma de información independiente Daftar Ahwal analizó los 554 casos conocidos de prohibición de salida y entrada del país y arrestos en aeropuertos egipcios entre el 11 de febrero del 2011 y el 20 de febrero del 2016, vinculados al activismo del sujeto en el ámbito de la política, derechos humanos, periodismo, artes y cultura, o movimientos sociales. Según su análisis, el número de defensores de los derechos humanos a los que se les había impedido salir del territorio egipcio había aumentado de forma drástica desde los acontecimientos del 30 de junio y 3 de julio de 2013, que precipitaron el derrocamiento del presidente Mohamed Morsi.

El informe también desglosa el número de prohibiciones de viajes impuestas por los sucesivos gobernantes de Egipto desde la revolución egipcia de 2011 que derrocó al presidente Hosni Mubarak. Los datos muestran que Adly Mansour, presidente del Tribunal Supremo Constitucional de Egipto y presidente en funciones entre julio de 2013 y junio de 2014, y el actual presidente Abdel Fatah Al Sisi, que asumió el cargo en junio de 2014, son los principales responsables por un amplio margen, con 279 y 218 casos respectivamente.

Les siguen el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF, por sus siglas en inglés), que gobernó entre febrero de 2011 y junio de 2012, y el presidente Morsi, que gobernó entre junio de 2012 y julio de 2013, con 36 y 21 casos respectivamente.

Infographic from Daftar Ahwal, republished under a Creative Commons license.

Infografía de Daftar Ahwal, publicada bajo licencia de Creative Commons.

‘Una creciente lista de prohibiciones de viaje contra los defensores de los derechos humanos’

En noviembre de 2016, varios activistas de derechos humanos fueron sujetos a prohibiciones de viajar sin previo aviso. Ahmed Raghed, abogado y fundador de la Comunidad Nacional por los Derechos Humanos y el Derecho, fue informado en el aeropuerto de que no podía viajar a Marruecos para la Conferencia de las Partes (COP 22) de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, según Front Line Defenders.

Y Azza Soliman, fundadora y directora del consejo de administración del Centro de Asistencia Legal a la Mujer Egipcia (CEWLA, por sus siglas en inglés), no pudo viajar a Jordania el 19 de noviembre para un curso de formación sobre los derechos de las mujeres en el Islam. También se congelaron sus bienes y los de su bufete de abogados.

Nadeem AbdelGawad, hijo de Soliman y estudiante en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, escribía el 19 de noviembre en Facebook:

Today, Egyptian authorities have banned lawyer and women's rights’ defender Azza Soliman, who I am proud to call my mother, from traveling. It appears that my mother's name is the latest update to a continousely growing list of travel bans against human rights’ defenders. She was informed at the airport that she is banned from traveling because she has a case against her although there have been no official charges or pending cases, leaving her in a status of legal uncertainty. People like my mother have already been through a lot and they have managed to survive. This too shall pass.

Hoy las autoridades egipcias han prohibido viajar a la abogada y defensora de los derechos de la mujer Azza Soliman, a quien estoy orgulloso de llamar mi madre. Parece que el nombre de mi madre es la última actualización de una lista cada vez mayor de prohibiciones de viajar contra defensores de los derechos humanos. Se le informó en el aeropuerto de que se le ha prohibido viajar porque se han presentado cargos en su contra, aunque no hay acusaciones oficiales ni casos pendientes, lo que la deja en una situación de incertidumbre legal. La gente como mi madre ya ha pasado por mucho y ha logrado sobrevivir. Esto también pasará.

El 7 de diciembre de 2016, AbdelGawad anunció en Facebook que habían arrestado a Soliman, afirmando:

Police came to our house with an arrest warrant for my mother Azza Soliman. We are on our way to Masr Elgedida police station.

La policía vino a nuestra casa con una orden de arresto contra mi madre, Azza Soliman. Vamos de camino a la comisaría de Masr El Gedida.

CIVICUS, una red mundial de organizaciones y activistas de la sociedad civil, expresó su apoyo a Soliman en su cuenta de Twitter:

Azza Soliman se enfrenta a la prohibición de viajar y la congelación de activos por el gobierno de Egipto por su trabajo para mejorar los derechos de las mujeres. ¡Justicia para Azza!

Mozn Hassan, fundadora y directora ejecutiva de la organización egipcia Instituto de Estudios Feministas Nazra, escribía sobre la difícil situación de Soliman en el sitio independiente de noticias internacionales Open Democracy. Afirmaba que aunque ni Soliman ni ningún miembro de CEWLA habían sido acusados oficialmente o citados para una investigación, “se supone que estas medidas están directamente relacionadas con el caso nº. 173/2011 de las Investigaciones del Tribunal de Apelaciones de El Cairo”, en el que varios defensores de derechos humanos y dirigentes de organizaciones de la sociedad civil están siendo investigados por financiación extranjera.

La propia Hassan se había convertido en blanco en junio, cuando se le impidió asistir a la reunión del comité ejecutivo de la Coalición de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos (WHRD, por sus siglas en inglés) en Oriente Medio y Norte de África, que se celebró en Beirut.

#LetThemTravel (Permítanles viajar)

A lo largo de 2016 se ha prohibido viajar a muchas otras personas, entre ellas Hossam Bahgat, exdirector de Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales; Gamal Eid, director de la Red Árabe de Información sobre Derechos Humanos; y Mohamed Zarea, director del Instituto Cairota de Estudios sobre Derechos Humanos.

En respuesta a la nueva ley de ONG, 22 NGO y seis partidos políticos publicaron un comunicado el 24 de noviembre en el que condenaban el proyecto de ley “porque prácticamente erradica la sociedad civil y deja su administración en manos del Gobierno y su aparato de seguridad”. Un fragmento del comunicado dice lo siguiente:

لقد قطعت الدولة شوطًا بعيدًا في خطتها الهادفة لاستئصال المنظمات الحقوقية الدولية والمصرية، من خلال القضية 173 لسنة 2011 والمعروفة إعلاميًا بقضية التمويل الأجنبي، والتي على خلفيتها تم إغلاق مقار عدد من المنظمات الدولية، ومنعت بعض المنظمات المصرية ومديريها الحالين والسابقين من السفر ومن التصرف في أموالهم، إلا أن مشروع القانون المقترح من “نواب الشعب” سيمهد الطريق للقضاء على العمل الأهلي التنموي والخيري والخدمي، وسيصبح وجود جمعيات التنمية المحلية المنتشرة في القرى والنجوع و التي تقدم خدماتها لسكان تلك المناطق أمر شبه مستحيل.

El Estado ya ha tomado medidas reales para eliminar a las organizaciones de la sociedad civil egipcia mediante el procesamiento del caso nº. 173/2011 sobre financiación extranjera, y varias organizaciones y sus actuales y antiguos directores han sufrido prohibiciones de viajar y congelación de sus activos. Esta nueva ley, sin embargo, allanaría el camino para la erradicación de cualquier tipo de acción cívica orientada al desarrollo, actividades benéficas y servicios. Las operaciones de las asociaciones locales de desarrollo en los pueblos y aldeas egipcias, que proporcionan servicios a los residentes locales, serán prácticamente imposibles.

La etiqueta #LetThemTravel (Permítanles viajar) fue tendencia durante días en un intento por dar a conocer la cuestión a nivel internacional. Human Rights Watch y Amnistía Internacional se unieron al esfuerzo con un vídeo en el que preguntaban: “¿Por qué el gobierno de Egipto se siente amenazado por estas personas?”

Petición conjunta de Human Rights Watch y Amnistía Internacional para levantar las prohibiciones arbitrarias de viajar a los defensores de los derechos humanos en Egipto.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.