¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activista iraní encarcelada se enfrenta a nuevos cargos después de interponer una queja por maltrato

Atena. Image from ICHRI, and used with permission.

Aetna Daemi, defensora de los derechos humanos iraníes, quien cumple una condena de siete años en la prisión de Evin en Teherán por su activismo pacífico, enfrenta nuevos cargos luego de presentar una queja contra los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica por usar la fuerza excesiva. Imagen de ICHRI y usada con permiso.

Una versión de este artículo fue publicada originalmente en la página web de la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.

Atena Daemi, defensora de los derechos humanos iraníes, quien está cumpliendo una condena de siete años en la prisión de Evin en Teherán por su activismo pacífico, enfrenta nuevos cargos luego de presentar una queja contra los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica por usar la fuerza excesiva.

Demi fue arrestada inicialmente el 21 de octubre del 2014 por la Organización de Inteligencia de la Guardia Revolucionaria y detenida durante 16 meses por presuntamente reunirse con los familiares de prisioneros políticos, criticar la República Islámica en Facebook y condenar la masacre de prisioneros políticos cometida por el Estado en 1988.

“Luego de que mi hija fue detenida [para empezar la pena en prisión], ella y su padre presentaron quejas por separado contra las Guardias Revolucionarias por allanar y entrar en la casa y llevarse a Atena sin mostrar una citación”, dijo la madre de Daemi, Masoumeh Nemati, a la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán, el 20 de diciembre del 2016.

“Extrañamente, sus quejas no han sido investigadas, pero la queja se ha convertido rápidamente en cinco nuevos cargos contra mi hija”, añadió.

“Actuaron como si hubieran venido a arrestar a un fugitivo peligroso”, escribió Daemi en una carta abierta desde la cárcel sobre su detención por agentes del cuartel general de Sarallah de las Guardias Revolucionarias, el 26 de noviembre. “Cuando pedí que mostraran una orden judicial, me atacaron. Uno de los agentes, que me da vergüenza decir que era una mujer, comenzó a golpearme. Luego, cuando mi hermana menor intentó intervenir, la golpeó en el pecho”.

Daemi, de 29 años, se presentó en el Tribunal de Shahid Moghaddas en la prisión de Evin el 19 de diciembre y fue acusada de “insultar al líder supremo”, “insultar a los funcionarios estatales”, “mentir”, “resistirse al arresto” y “agredir al agente que la arrestó”. Su juicio está programado para principios de enero del 2017, dijo Nemati.

Nemati contó a la Campaña que los interrogadores de su hija mostraron a Daemi una grabación del día de su arresto que se hizo a escondidas como evidencia de que habían entrado legalmente a su casa sin el uso de la fuerza. Al notar que Daemi pretende demandar a las Guardias Revolucionarias por grabar “ilegalmente” sin su permiso, Nemati agregó que la grabación contradice sus reclamos sobre el comportamiento de su hija.

“Atena dijo que está siendo ahora acusada de resistirse al arresto, pero la grabación muestra que no se resistió”, dijo Nemati. “Está siendo también acusada de agredir al agente, pero la grabación muestra lo contrario”.

El Tribunal de Apelaciones reafirmó los veredictos de culpabilidad contra Daemi y tres otros activistas el 29 de setiembre del 2016 por “reunión y colusión contra la seguridad nacional” e “insulto al líder supremo”. Daemi y Omid Alishenas fueron condenados a siete años de prisión, mientras que Aso Rostami  y Ali Nouri fueron sentenciados a dos años.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.