¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La decepción de los taiwaneses por la respuesta de los medios extranjeros al tweet de Donald Trump

Trump and Tsai

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen. Crédito de la fotografía: Taiwan's Central News Agency.

Donald Trump, próximo presidente de Estados Unidos, sorprendió a los taiwaneses el 2 de diciembre cuando publicó un tuit sobre una llamada de felicitación que recibió de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen.

La presidenta de Taiwán ME HA LLAMADO hoy para felicitarme por lograr la presidencia. ¡Gracias!

Debido a la política de «una sola China» en diplomacia, Taiwán se ha visto aislado del escenario internacional durante décadas, al menos oficialmente. Tras el tuit de Trump, el número de búsquedas en Google sobre «Taiwán» se disparó en todo el mundo, triplicándose en algunas regiones. Además, para mucha gente, la decisión de Trump de referirse a Tsai como «presidenta de Taiwán» indica el reconocimiento de EE. UU. hacia Taiwán como nación democrática independiente.

Con un toque sarcástico en The Atlantic, Isaac Stone Fish escribió: «La isla tuvo una vez un asiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Ahora una simple llamada de teléfono de su líder es noticia internacional».

En una entrevista con el presentador de Fox News, Chris Wallace, Trump mostró su postura acerca de China y Taiwán:

I don't know why we have to be bound by a “one China” policy, unless we make a deal with China having to do with other things, including trade.

No sé por qué tenemos que estar de acuerdo con la política de «una sola China», a no ser que hagamos un tratado con China que tenga que ver con otros asuntos, incluyendo el comercio.

Esto sorprendió de nuevo a los taiwaneses. Durante décadas, Beijing ha llevado a cabo la política de «una sola China» para romper los lazos oficiales de otros países con el gobierno taiwanés mientras quieran establecer relaciones diplomáticas con la República Popular de China.

Los cibernautas taiwaneses mostraron su preocupación de que el presidente electo Trump esté utilizando a este país solo como moneda de intercambio con China. Sin embargo, algunos dicen que el programa del próximo presidente de EE. UU. podría conceder a Taiwán la oportunidad de mejorar su papel internacional.

Algunos cibernautas taiwaneses se quejaron por el acoso de la comunidad internacional luego de la respuesta de la saliente administración de Obama y medios internacionales al tuit, la cual avisaba de que Beijing podía enfurecerse y de que podía mermar las relaciones entre Estados Unidos y China (todo después de que el gobierno chino emitiera incluso un comunicado formal acerca del comentario de Trump).

Trump and Tsai

Muestra de los titulares justo después del tuit de Trump.

Los cibernautas taiwaneses criticaron a los medios internacionales por centrarse tan rápido en las relaciones diplomáticas con Beijing sin hablar de las voces procedentes de Taiwán.

Lin Fei-fan, co-fundador del grupo activista «Taiwan March» y uno de los estudiantes líderes durante el Movimiento Girasol, escribió en Facebook después de que The Washington Post publicara su artículo:

我們在行文最後想表達的本意其實很簡單:這通電話的意義是正面的,它提供了重新檢視台美關係的機會。[…]令人遺憾的是,美國大多數一向傾向自由派的主流媒體,包括《紐約時報》、《CNN》,在第一時間,就搶在中國都還沒回應之前,就大幅度警告「此舉將會觸怒中國」。乃至近幾日的報導也環繞著中國學者、民眾的反應,卻少見來台訪問台灣人自己的看法。

Lo que queremos expresar al final de este artículo es muy simple: El significado de esta llamada de teléfono es positivo, ya que ofrece la oportunidad de revisar las relaciones entre Taiwán y EE. UU. […] Es una lástima que muchos medios de comunicación liberales, incluyendo The New York Times y CNN, se apresuraran a advertir a todos de que «esto enfurecería a China» (incluso antes de que China respondiera por el incidente. Hasta el momento, solo hemos visto noticias sobre la respuesta de estudiantes y ciudadanos chinos, y muy pocas con entrevistas a taiwaneses acerca de su opinión.

Michael Turton, popular bloguero en Taiwán, también mostró su preocupación por la reacción de los medios extranjeros al tuit de Trump:

One way to read the media brouhaha is to observe how incompetent the media is, and how it does Beijing's work for it in referring to tensions that don't exist. […] But there's another way to think about it: the media are also signaling China about how it could/should react. If China doesn't react strongly, the media won't be validated (they will then say nothing about their failure). […] In other words, congratulations, media, you just gave China permission to go to its limit. […] China chooses actions that play the western media for publicity, but have little concrete effect. They've learned well from the international media…

Un modo de leer el barullo de los medios es observar lo incompetentes que son y cómo hacen el trabajo de Beijing al referirse a tensiones que no existen. […] Pero hay otro modo de pensar en ello: los medios también están indicando a China cómo podría/debería reaccionar. Si China no reacciona enérgicamente, los medios perderán credibilidad (entonces no dirán nada sobre su error). […] Dicho con otras palabras: felicidades a los medios, le acaban de dar a China permiso para llegar al límite. […] China escoge actos que los medios occidentales utilizan como publicidad, pero cuyo efecto es limitado. Han aprendido bien de los medios internacionales…

Al final, Beijing reaccionó como los medios previnieron, aunque con un pequeño giro: la respuesta del gobierno chino a la Casa Blanca fue contenida, y ni siquiera se molestaron en discutir con el presidente electo de EE. UU.; en lugar de ello, culparon por lo sucedido a Taiwán. El 10 de diciembre, aviones chinos de combate sobrevolaron el este del Mar de China y dieron vueltas por el espacio aéreo internacional que rodea a Taiwán.

La Fuerza Aérea de China llevó a cabo maniobras similares el año pasado, pero el momento en que esta última operación ha tenido lugar parece ser una respuesta clara a la llamada de teléfono entre Trump y Tsai. Los expertos en finanzas, por ejemplo, se apresuraron a unir ambos sucesos. Una periodista financiera residente en China, Emmy Hu, señaló el 5 de diciembre:

早盤滬指大跌1.3%,只有軍工股集體上漲。有趣的是,所有人都知道為什麼漲,但是沒有一家股評敢做真相君,連「深港通導致軍工股大漲」這種理由都掰出來了。
#大型南海軍演就要出動

Esta mañana, el índice Shanghai Stock Exchange Composite cayó un 1'3 %, con un aumento solo de los valores de la industria militar. Es interesante señalar que todo el mundo sabe por qué han subido, pero ningún analista se ha atrevido a decir la verdad. Algunos incluso intentaron buscar una razón como por ejemplo: «el Shenzhen-Hong Kong Stock Connect dejó que aumentaran los valores relacionados con el mundo militar». Van a comenzar maniobras a gran escala en el sur del Mar de China.

Además de la amenaza militar, el diario chino Global Times sugirió que Beijing debería castigar a Taiwán por obligar a sus aliados a romper relaciones. En marzo, la presión china llevó a Gambia, nación del oeste de África, a finalizar sus relaciones diplomáticas con Taiwán y a establecer lazos formales con China, dos meses después de que Tsai ganara las elecciones presidenciales en Taiwán. Más recientemente, China se ha acercado a Panamá y a Ciudad del Vaticano. Teniendo en cuenta que Taiwán cuenta con lazos diplomáticos con solo 22 países, definitivamente no son buenas noticias.

En relación con las amenazas en los planos militar, diplomático y económico que proceden de China, algunos taiwaneses han mostrado pánico, si bien otros dicen estar preparados para más presiones de Beijing.

Yu Hsiao-Tsung (游學宗), por ejemplo, respondió a la amenaza del Global Times de castigar a Taiwán por el tuit de Trump:

恐嚇,打壓,—大堆飛彈对台湾人民,也不是今天才有,壞事做絶也不是今夭才有,不差再多幾椿。

No es la primera vez que nos enfrentamos a amenazas y presiones: hemos visto misiles dirigidos a taiwaneses antes. Y no es la primera vez que China le hace todo este daño a los taiwaneses. No nos importa si siguen así.

Pingjen Chen respondió a un reportaje publicado en el Economist sobre la tensión entre las dos orillas del estrecho a raíz del tuit de Trump:

之前沒有熱線。中共拼命打壓,早已陷入困境了!現在,死豬不怕滾水燙

Antes de esta llamada de teléfono ya estábamos atrapados por la presión de China. Ahora, estamos tan acostumbrados al agua hirviendo que de hecho podemos nadar en ella, sin tener en cuenta la temperatura.

En enero, como advertencia al nuevo presidente electo de Taiwán, quien se enfrenta al principio de una sola China, Beijing aprobó varias medidas represivas: cerró todo canal de comunicación con el gobierno taiwanés, fomentó el deterioro de las relaciones diplomáticas de este país con el resto del mundo e instó a los turistas chinos a no visitar Taiwán.

Las autoridades chinas también han aislado a Taiwán al negarle el acceso a la cumbre de la Organización Internacional de la Aviación Civil en Montreal el pasado setiembre, así como a una reunión de la Asamblea General de INTERPOL en Indonesia un mes después.

Beijing maquinó incluso la deportación de varios ciudadanos taiwaneses que estaban de viaje en Kenia el pasado mes de abril y en Malasia en noviembre. En ambos casos, estos ciudadanos taiwaneses fueron deportados a China, no a Taiwán.

En general, el «status quo» entre Taiwán y China ha sido inclinado hacia este último, sobre todo durante el último año. Por consiguiente, la respuesta de los medios internacionales al tuit de Trump ha representado de nuevo este desequilibrio y ha sido para los taiwaneses una respuesta insensible de acoso internacional.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.