¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Taiwán duda si Trump usa al país para sus negociaciones con China

Image from the Standnews, non-commercial use.

Imagen de Standnews, prohibido su uso comercial.

El Presidente electo de EE. UU., Donald Trump, tuiteó el 2 de diciembre que la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, lo llamó para felicitarle por haber ganado las elecciones, rompiendo con el protocolo de EE. UU. Poco después, le preguntaron en una entrevista, “no se porqué tenemos que estar unidos a una política de “una sola China”, a menos que hagamos un trato con China por otros motivos, como el comercio”.

Tal y como se explica correctamente en Wikipedia, la política de “una sola China” hace referencia a la idea de que solo hay un estado llamado “China”, por lo que los países que quieren establecer relaciones diplomáticas con la sociedad de la República de China deben romper los lazos oficiales con la República de China (Taiwán) y viceversa.

Al poco tiempo que la entrevista de Trump se emitiera en Fox News, la Formosan Association for Public Affairs, o FAPA, una organización sin ánimo de lucro de Washington D.C. que intenta conseguir apoyo mundial para la independencia de Taiwán, publicó esta declaración:

We at FAPA are heartened to see President-elect Trump challenge the outdated “One China Policy”. Taiwan has never been a part of the People’s Republic of China.

However, Taiwan’s right to self-determination and democracy should not be a bargaining chip. Using Taiwan in any sort of “deal” with China is against the very ideals on which our nation is founded.

En FAPA, estamos esperanzados en ver al Presidente electo Trump desafiar la anticuada “Política de una sola China”. Taiwán nunca ha formado parte de la República de China. Sin embargo, los derechos de Taiwán a la independecia y la democracia no deberían ser un motivo de negocios. Usar a Taiwán en cualquier tipo de “trato” con China es ir en contra de los ideales en los que se basa nuestra nación.

Esta declaración refleja que muchos taiwaneses no están seguros si Trump solo está usando a Taiwán como una influencia para negociar con China, o si realmente quiere reconsiderar la relación entre EE. UU. y Taiwán.

Por ejemplo, June Lin, miembro de la Formosan Association for Public Affairs, estaba enfadada con Trump ya que había situado a la política de “una sola China” junto a posibles tratos comerciales. Citó a Trump comentando lo siguiente:

“I fully understand the ‘one China policy,’ but I don't know why we have to be bound by a ‘one China policy’ unless we make a deal with China having to do with other things, including trade.”
假裝很灑脫傲嬌 但交換條件講ㄉ蠻細ㄉ
「誰管你啊 ~除非你給我A跟B跟C,不然我才不理你ㄋ。」
如果這句話放在他的twitter大寫的字會是TRADE????
真的是好煩啊….

“He entendido completamente “la política única de China”, pero no sé por qué tenemos que estar unidos a una política de “una sola China”, a menos que hagamos un trato con China por otros motivos, como el comercio”. Trump intentó casual, pero fue muy específico en el trato de intercambio: “¿A quién le interesa [la política de una China]?—A menos que me des A, B o C, no me importa”.

Si estas palabras se publicaran en su cuenta de Twitter, adivino que ¿la palabra clave debería ser COMERCIO? Esto es indignante.

Del mismo modo que la geopolítica cambia en el sur y este de China, EE. UU. se ha movido, aparentemente, más y más hacia un nuevo paradigma al manifestar su fuerza militar. Bajo la administración del Presidente Barack Obama, el gobierno de EE. UU. ha estrechado sus lazos estratégicos con Taiwán. En abril, el Congreso de EE. UU. aprobó las relaciones de Taiwán y las “Seis Garantías”, que reafirman la posición de Taiwán como un “importante colaborador” para EE. UU.

En mayo, cuando la Cámara estadounidense de Representantes aprobó el presupuesto militar para el 2017, hubo una reforma, dirigida por el secretario estadounidense de defensa, para agradecer a las fuerzas armadas el estatus de observador en las maniobras marítimas conocidas como la Cuenca del Pacífico. Además, el 8 de diciembre, el Senado de EE. UU. aprobó el presupuesto anual de la política de defensa, incluyendo una provisión que recomendaba que EE. UU. dirigiera intercambios militares de alto nivel con Taiwán.

Aunque los movientos en la cuenta de Twitter de Trump han sido vistos como un movimiento proactivo para reafirmar la colaboración estratégica, los taiwaneses aún están preocupados de que Trump, un empresario, solo esté usando a Taiwán para renegociar un trato mejor con China. De hecho, Taiwán es un país independiente, pero las autoridades de China no lo ven así, y por tanto, no ven de una forma amable los movimientos que reconocen al gobierno de Taiwán.

¿Inseguridad sobre el estado de Taiwán? Lea más: ¿Taiwán es un país, una isla autónoma, un territorio secesionista o una provincia de China?

Además, algunos taiwaneses también eran conscientes de la presencia del ex hombre de estado de EE. UU., Henry Kissinger, en Pekín, mientras Trump intercambiaba tuits con la presidenta de Taiwán desde su teléfono. Para aquel entonces, el comportamiento de Trump representaba la filosofía de la diplomacia de Kissinger, que se centra en la imprevisibilidad. Pero, ¿debería ser capaz Taiwán de sobrevivir bajo esta diplomacia, la misma que se vio en el bombardeo de EE. UU. a Camboya, Laos y Vietnam entre 1960 y 1970?

Jou Yi-Cheng, un activista social y ex político, también estaba preocupado por el ritmo acelerado de Trump en las negociaciones con China:

新的美國對中對台政策,還需要一點時間鋪陳。外交政策圈的論述戰還未全面開打。川普先生的步調太快,把全世界趕著跑。川普先生的生意作風是先把標的物(貿易)講清楚,籌碼擺上來(台灣,一個中國政策),讓雙方(美中,沒有台灣)快速進入談判。[…]
外交還是要談理念、理想。利益是核心,但不能只談利益。虛虛實實,互相掩護。美國正當性會削弱。美國在全世界會有更多麻煩。

El desarrollo de la nueva política entre EE. UU., China y Taiwán debería haber sido más lento. Pero aún no ha comenzado el debate entre los responsables de la política diplomática. El sr. Trump tiene prisa y empuja al mundo entero a su favor. El modelo de negocio de Trump es claramente conseguir el objetivo (por ejemplo, el comercio) y poner las cartas (por ejemplo, Taiwán, la política de una sola China) sobre la mesa para proceder a las negociaciones bilaterales (entre EE. UU. y China, sin Taiwán), tan pronto como sea posible. […]

La diplomacia necesita dirigir la idea y el objetivo. El beneficio es el núcleo, pero podría no ser el único. La ideología y, en concreto, el interés por trabajar juntos. [Sin el discurso ideológico], la legitimidad de EE. UU. se debilitaría y daría lugar a problemas.

Si Trump está intentando usar a Taiwán como un motivo de negociaciones, China no parece entrar en el juego. Para los políticos de China, Taiwán está considerado como uno de los grandes objetivos de interés de China, no negociable. Realmente mas bien podrían negociar con Taiwán un nuevo acuerdo marco a través del estrecho ya que Taiwán tiene mucho que ofrecer (o con lo que amenazar).

Sin embargo, algunos taiwaneses creen que la crisis es una oportunidad, a pesar de que se use a Taiwán como un motivo de las negociaciones entre EE. UU. y China. Yu-His Liu, un investigador en economía, afirmó:

人生在世,不怕被人利用,只怕沒人要利用你。所謂交易,重點在於是否能互惠互利、各取所需。台灣人無須自我膨脹,但也無須失敗主義,盲目抗拒進場聽牌。與其如履薄冰,不如迎向改變。[…]我們要知道自己要甚麼[…]我們必須提醒自己,人不能用極惡或極善來二分,任何議題也不能用「全有或全無」做為行動方針。

No deberíamos temer que nos usen otras personas si queremos sobrevivir en el mundo. Si nadie quiere que lo utilicen, debería preocuparse. Cuando hablamos sobre los acuerdos, lo más importante es si ambas partes se benefician y consiguen lo que quieren. Los taiwaneses no deberían estar satisfechos, pero no deberían rendirse ante el derrotismo y, ciegamente, rechazar entrar en el juego. En lugar de tener miedo, es mejor aceptar los cambios en nuestro lado. […] Tenemos que saber lo que queremos. […] Necesitamos recordar que no podemos caer en una dicotomía que caracteriza a cada persona por ser buena o mala y permitir la estrategia de “todo o nada” que guía nuestras acciones.

Un usuario, llamado Azuel, analizó la situación en PTT, el sistema de tablón de anuncios más popular en Taiwán, y Liu compartió su comentario:

接下來每一步對台灣來說都是兢兢業業如履薄冰
台灣就是支點,可以被維持,也可能因為一點點的偏移而破壞整個平衡
算計是一定要每天都根據新的情況算下去的,沒有不會改變的季節
不過這起手的牌,在可見的時間範圍內算是好牌
河牌一張張掀開的時候,隨時要注意牌桌上所有對手的表情了

Taiwán necesita ser muy cauteloso con cada paso que da en el hielo frágil. Es el punto de apoyo; puede soportar la balanza, pero un pequeño error podría desestabilizarla. Es necesario el cálculo basado en la nueva situación a la que se enfrenta día a día. No hay un cambio de estación. Resumiendo, la primera carta se puede considerar por ser buena en el futuro predecible, pero necesitamos observar las expresiones faciales de todos con cuidado, cuando las cartas se levantan una a una.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.