¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un año de violencia para Bangladesh

Some of the secular writers killed in recent years in Bangladesh. From top left clockwise: Faisal Arefin Dipan, Shafiul Islam, Oyasiqur Rahman Babu, Rajib Haider, Avijit Roy and Ananta Bijoy Das.

Algunos de los escritores laicos de Bangladesh asesinados durante los últimos años. De arriba a la izquierda, en el sentido del reloj: Faisal Arefin Dipan, Shafiul Islam, Oyasiqur Rahman Babu, Rajib Haider, Avijit Roy y Ananta Bijoy Das.

En menos de cuatro años, Bangladesh fue testigo del asesinato de al menos 15 blogueros, escritores y activistas debido a sus perspectivas progresistas y laicas. También ha habido un número inusualmente elevado de ataques fatales a extranjeros y creyentes.

La ola de asesinatos de escritores e intelectuales conocidos por sus visiones progresistas no es casual. Los nombres de casi todos los asesinados en estos años aparecían en una lista de 84 personas creada por un grupo de clérigos musulmanes conservadores que acusaban a los blogueros de “ateísmo” y de escribir en contra del islam. Los clérigos presentaron la lista a un comité especial del gobierno en el 2013 y declararon abiertamente que muchos blogueros eran “apóstatas” y deberían “matarlos”.

Bangladesh tiene una democracia parlamentaria no religiosa, en la cual, el derecho a la libre expresión está consagrado en la Constitución. Sin embargo, el gobierno, el poder judicial y la policía no han tomado suficientes medidas para evitar que los extremistas apunten a blogueros y editores.

Por el contrario, las autoridades bloquearon sitios web críticos y arrestaron a numerosos blogueros de la lista negra. En el 2015, apenas a días de que asesinaran a machetazos a Niloy Neel en su apartamento, el Jefe de la Policía de Bangladesh advirtió que “los libres pensadores y blogueros no deberían cruzar el límite de la tolerancia cuando expresan sus puntos de vista sobre la religión”. Muchos se muestran escépticos frente a los esfuerzos de la policía por investigar los asesinatos.

Los blogueros de la lista negra eligen el exilio

Las circunstancias dieron lugar a que muchos blogueros y activistas digitales buscaran asilo en refugios seguros del exterior. Sin embargo, no ha sido fácil para ellos ni sus familias. El bloguero y activista digital Mahmudul Haque Munshi, quien se encuentra exiliado en Alemania, escribió en su blog Swapnokothok (Tejedor de sueños) sobre su decisión de exiliarse a comienzos de este año:

আমি কখনো ভাবিনি আমাকে আমার মাতৃভূমি ছাড়তে হবে। [..] মোবাইল নাম্বার ওপেন ছিলো ব্লগে তাই কল করে হুমকি ধামকি দিতো কিছু মানুষ। ব্লগে পোস্ট দেয়া হতো সরকার চেঞ্জ হলে কোন দশজন ব্লগারের লাশ পড়বে। আমার নাম থাকতো সেসব লিস্টে। আমরা পাত্তা দিতাম না। কারন ব্লগের লেখালেখির কারনে ব্লগার খুন হবে এটা ছিলো এক ধরনের হাস্যকর চিন্তা তখন। সেই হাস্যকর চিন্তাটাই সত্যি হয়ে দেখা দেয় ২০১৩-র ১৪ই ফেব্রুয়ারি। আমার খুব কাছের একজন মানুষ, একজন ব্লগার থাবাবাবা কে হত্যা করা হয় কুপিয়ে তাঁর বাসার সামনে।

Nunca pensé que dejaría mi país. […] Mi número celular aparecía en el blog así que recibía frecuentes llamadas de amenazas. En otros blogs, los escritores decían quiénes eran los diez blogueros que matarían si caía el gobierno. Mi nombre estaba en esas listas, pero no me preocupaba. Porque entonces, la idea de que mataran a blogueros por lo que escribían era impensable e irrisoria. Pero esa idea irrisoria se hizo realidad el 14 de febrero del 2013, cuando un amigo cercano, el bloguero Thaba Baba (Ahmed Razib Haider) fue asesinado a machetazos frente a su casa.

Y pasó a hablar de la culpa que siente por haber dejado su país:

আমার মনে একটি অপরাধবোধ আছে। যে যুদ্ধটা আমরা করছিলাম, সে যুদ্ধটা ছেড়ে চলে আসার অপরাধবোধ। কিন্তু এ কেমন যুদ্ধ? ছায়ার সাথে মানুষ কিভাবে যুদ্ধ করে? [..] যারা চাইছিলেন আমি দেশে থেকে যেন মারা যাই, তাঁদের বলতে চাই, আপনাদের চাওয়াটা পুরন হবে না। আমি বেঁচে থাকবো, আমার করার আছে অনেক কিছু। সব শেষ না করে মরে গেলে তো হবেনা।

Tengo un sentimiento de culpa. Las luchas libradas pero luego abandonadas al dejar el campo de batalla. Pero, ¿qué guerra es ésta? ¿Cómo peleamos contra las sombras? […] Quisiera decirle a todos aquellos que querían que yo muriera en vano, que no van a ganar. Viviré y haré muchas cosas. No voy a morir antes de lograr algunas de ellas.

Los asesinatos continuaron en el 2016. Nazimuddin Samad, un estudiante de abogacía de la Universidad de Jagannath y un fuerte crítico de los extremistas religiosos fue asesinado en abril. En el mismo mes, también encontraron asesinado a machetazos cerca de su casa a Rezaul Karim Siddique, un profesor de inglés de la Universidad de Rajshahi.

Xulhaz Mannan, the editor Bangladesh's first LGBT news site, was murdered on April 25, 2016. Image courtesy of PEN International.

Xulhaz Mannan, editor del primer sitio de noticias LGBT de Bangladesh. Imagen cortesía de PEN International.

El activista LGBT Xulhaz Mannan, junto con el activista teatral Mahbub Rabbi Tonoy, fueron asesinados el 25 de abril de 2016. Mannan era el fundador y editor del primer sitio de noticias para ciudadanos LGBT del país.

Ansar al Islam Bangladesh /AQIS exige que se responsabilicen por los asesinatos de Xulhaz Mannan y Mahbub Tanoy.

Muchos de estos asesinatos se los atribuyeron, tanto en internet como en las redes sociales, usuarios presuntamente vinculados a ISIS, Ansar Al IslamAnsarullah Bangla Team. Estos grupos también se han atribuido la responsabilidad por los asesinatos de ciudadanos aparentemente al azar.

El atentado a Holey Artisan Bakery

La noche del 1 de julio del 2016, cinco jóvenes de unos veinte años, algunos formados en el exterior y provenientes de familias adineradas, irrumpieron en el restaurant Holey Artisan Bakery ubicado en el exclusivo barrio de Gulshan de Daca, Bangladesh, y que es frecuentado por extranjeros. Tomaron a varias decenas de rehenes, tanto extranjeros como locales, y dispararon contra la policía.

A la mañana siguiente, una fuerza conjunta que combinaba al ejército de Bangladesh, el grupo paramilitar Border Guard Bangladesh, la policía y la fuerza de élite Rapid Action Battalion allanaron el Holey Artisan Bakery para poner fin a la crisis de rehenes. Algunos fueron liberados mientras que otros lograron escapar, pero murieron 29 personas, entre ellos, 20 rehenes (18 extranjeros y 2 locales), dos policías, cinco tiradores y dos empleados del local. Fue el peor ataque terrorista de la historia del país.

La agencia de noticias Amaq, afiliada a ISIS, se atribuyó la responsabilidad por los atentados. En internet, aparecieron las fotos de los agresores que ostentaban las características kefias rojas de ISIS y punjabíes negros, y las sangrientas imágenes de la masacre de los rehenes.

El 7 de julio, un grupo de militantes atacó a la policía que cuidaba a la congregación de Sholakia, donde se llevaban a cabo los rezos eid más importantes de Bangladesh, y causaron tres muertes. Más adelante en el mismo mes, la policía allanó un refugio terrorista de la capital, Daca, y mató a nueve militantes. La policía informó que encontraron en el lugar bombas, municiones y dos banderas negras de ISIS.

La policía sostuvo que no eran todos de ISIS, sino miembros del grupo militante proscrito Jamaat-ul Mujahideen, de Bangladesh.

Las autoridades policiales también publicaron una lista de alrededor de 200 personas que fueron dadas por desaparecidas durante el último año y medio y que se tema puedan tener motivaciones peligrosas. Algunos de los desaparecidos que fueron rastreados volaron a Malasia y a Turquía para luego desaparecer misteriosamente.

Durante los meses posteriores, la policía siguió allanando las casas de presuntos militantes con la idea de impedir nuevos atentados. Recientemente, salió a la luz que el bangladesí canadiense Tamim Ahmed Chowdhury (alias Abū Ibrāhīm al-Hanīf) orquestó el atentado militante del 1 de julio y que pidió y obtuvo la aprobación de ISIS para llevarlo a cabo. Fue asesinado en un allanamiento de la policía de Bangladesh el 26 de setiembre del 2016. El 24 de diciembre del 2016, la policía llevó a cabo otro allanamiento y capturó a varios militantes, de los cuales, dos murieron al detonar sus chalecos suicidas.

Cronología: Militancia en Bangladesh.

Por ahora se detuvo el asesinato de inocentes, pero el peligro sigue siendo considerable dado que los militantes están activos en la clandestinidad. Meses después del atentado de Gulshan, los restaurantes de Daca permanecen vacíos y los extranjeros cancelaron sus viajes a Bangladesh, mientras aumentaron las medidas de seguridad. El 2016 fue un año decisivo para la militancia de Bangladesh y está por verse lo que depara el futuro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.