¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conflicto en Yemen afecta seriamente a los niños del país

Screenshot from the MSF USA documentary 'War in Aden: Surviving the Everyday'. Source: Youtube.

Captura de pantalla del documental de Médicos Sin Fronteras EE. UU. ‘Guerra en Adén: Sobreviviendo al día a día’, que muestra un niño malnutrido en Yemen. Fuente: YouTube.

“El hambre es el pensamiento más dominante en las mentes yemeníes durante este periodo”, escribió recientemente Yasser Rayes, autor de Yemen Times.

En los último meses, varios grupos humanitarios han lanzado llamados para enfrentar el problema del hambre en Yemen, agravado en gran parte por los bombardeos en el país de la coalición liderada por Arabia Saudita. Como suele ocurrir, los niños son los más severamente afectados por la crisis.

En agosto del 2016, Sophie McNeill corresponsal de Médicos sin Fronteras (MSF), la llamó una ‘guerra contra los niños‘. Esta ‘guerra contra los niños’ incluye los muchos ataques contra hospitales de la coalición liderada por los sauditas de los que se ha informado, incluyendo hospitales administrados por MSF, desde que empezó la guerra. El que más destaca es el bombardeo de un hospital administrado por MSF en Abs, al norte de Yemen, el 15 de agosto del 2016, donde murieron 11 personas.

En setiembre del 2016, MSF dio a conocer los resultados de sus investigaciones de ataques aéreos contra el hospital en Abs y en una clínica en Taiz, ciudad en el suroeste de Yemen, en diciembre del 2015. Según CNN, la investigación reveló que:

The neutrality and impartiality of the facilities had not been compromised before the attacks and therefore there was no legitimate reason to attack them […] The details of the incidents documented in these two reports are unambiguous indicators of how war is being waged in Yemen, where there is an utter disregard for civilian life by all warring parties.

La neutralidad e imparcialidad de las instalaciones no se habían visto afectadas antes de los ataques y, por lo tanto, no había razón legítima para atacarlas […]. Los detalles de los incidentes documentados en estos dos informes son indicadores inequívocos de cómo se está librando la guerra en Yemen, donde se hace caso omiso a la vida de civiles por parte de todas las partes en conflicto.

Los ataques llevaron al retiro de MSF de la parte norte del país, con lo que la desesperada situación se tornó más desesperada.

Los ataques aparentemente dirigidos contra hospitales han profundizado la crisis humanitaria que ya ocurría en el país. Según Humanosphere:

Some 18 million people need assistance. When the government collapsed, basic services like trash pick-up stopped. And with food supplies cut off, millions are going hungry. The World Food Program projects that the number of food-insecure people could rise from 14 million to 21 million if the situation does not improve. Not only can hunger lead to death, but for those who survive, there are long-term consequences such as stunted growth and irreversible brain damage.

Unos 18 millones de personas necesitan asistencia. Cuando el gobierno colapsó, servicios básicos como el recojo de basura se detuvieron. Y con el recorte del suministro de comida, millones tienen hambre. El Programa Mundial de Alimentación proyecta que la cantidad de personas con inseguridad alimenticia podría aumentar de 14 millones a 21 millones si la situación no mejora. El hambre no solamente lleva a la muerte, sino que para quienes sobreviven, hay consecuencias a largo plazo, como retraso en el crecimiento y daño cerebral irreversible.

La sección yemení de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por su nombre en inglés) ha reportado que han aumentado los casos de cólera.

31 casos confirmados de cólera en Yemen, sobre todo en Saná (12) y Adén (9). Se informa de 644 casos sospechosos. Las organizaciones humanitarias se amplían.

Según UNICEF, al menos un niño muere cada 10 minutos en Yemen por enfermedades prevenibles como diarrea, desnutrición e infecciones respiratorias.

Al menos un niño muere cada 10 minutos en Yemen por enfermedades prevenibles como diarrea, desnutrición e infecciones respiratorias.

En el informe adjunto, la oficina de UNICEF en Yemen afirmó:

The conflict in Yemen has taken a devastating toll, particularly on the most vulnerable members of society: children.

Even before the outbreak of conflict in March 2015, Yemen faced challenges from widespread poverty, food insecurity and lack of health services. But now, with more than 3.2 million people displaced, food and fuel imports cut short and livelihoods destroyed, more than four in five Yemenis are in need of some kind of humanitarian assistance.

During the first year of the conflict, more than 900 children were killed, constituting one third of all civilian deaths. Thousands more are wasting away because of deprivations caused by the conflict. UNICEF estimates that 370,000 children in Yemen face severe malnutrition, while 2.2 million children need urgent humanitarian assistance to prevent a further deterioration in their nutritional status. Even after the conflict ends, the effects of malnutrition – stunted growth and delayed cognitive development – may linger. In the worst cases, it is fatal.

The number of out-of-school children – already high before the conflict – has ballooned to 2 million as more than 350,000 additional children have been unable to attend school because of closures. Education for these children cannot wait.

The country’s water and sanitation infrastructure has also been ravaged, posing serious health risks. Restrictions on the importation of fuel have disrupted the delivery of water to millions of people in one of the most water-scarce countries on Earth. Fuel shortages have also curtailed access to health care, as hospitals are unable to power the generators they need to function.

On 6 October 2016, health authorities in Yemen confirmed a cholera outbreak, posing an increased health risk to the population – especially children – given the crumbling health system in the country.

El conflicto en Yemen ha cobrado una cuota devastadora, sobre todo en los miembros más vulnerables de la sociedad: los niños.

Incluso antes del inicio del conflicto en marzo del 2015, Yemen enfrentaba dificultades por la amplia pobreza, inseguridad alimenticia y falta de servicios de salud. Pero ahora, con más de 3.2 millones de desplazados, las importaciones de comida y combustible se han reducido y los medios de vida están destruidos, más de cuatro de cada cinco yemeníes necesitan alguna asistencia humanitaria.

Durante el primer año del conflicto, murieron más de 900 niños, lo que constituye un tercio de todas las muertes de civiles. Miles más se están consumiendo debido a las privaciones causadas por el conflicto. UNICEF estima que 370,000 niños en Yemen enfrentan desnutrición severa, mientras 2.2 millones de niños necesitan asistencia humanitaria urgente para evitar un mayor deterioro en su condición nutricional. Incluso después del fin del conflicto, los efectos de la desnutrición –crecimiento atrofiado y retraso en desarrollo cognitivo– puede perdurar. En el peor de los casos, es fatal.

El número de niños que no van el colegio –ya alto antes del conflicto– ha aumentado a dos millones, pues más de 350,000 niños más no han podido ir al colegio por los cierres. La educación para estos nilños no puede esperar.

La infraestructura de agua y sanitaria del país también se ha visto arrasada, lo que plantea graves riesgos para la salud. Las restricciones a la importación de combustible han afectado el reparto de agua a millones de personas en uno de los países con menos agua del mundo. La escasez de combustible también ha limitado el acceso a los servicios de salud, pues los hospitales no pueden impulsar los generadores que necesitan para funcionar.

El 6 de octubre del 2016, las autoridades de salud en Yemen confirmaron un brote de cólera, lo que plantea un mayor riesgo a la salud de la población –sobre todo los niños– dado el deteriorado sistema de salud en el país.

Para abordar el problema, UNICEF Yemen ha solicitado US$235,248,126 para el 2017.

Screenshot of the report showing the scale of the humanitarian crisis. Source: UNICEF Yemen.

Captura de pantalla del informe que muestra la escala de la crisis humanitaria. Fuente: UNICEF Yemen.

En respuesta al llamado de UNICEF y otros, varios grupos humanitarios han lanzado sus propios llamados.

El Programa Mundial de Alimentación está enviando asistencia alimentaria de emergencia y ha pedido apoyo urgente para ayudar a la respuesta humanitaria, con énfasis en los niños yemeníes:

Save the Children envió una ‘Alerta de Emergencia’ sobre la situación en Yemen, diciendo:

War has ripped through what was already the poorest country in the Arab world. A staggering 18 million people are now in dire need of aid. One in three of Yemen’s young children are severely malnourished. And a staggering 7 million children go to bed hungry every night.

La guerra ha desgarrado al que ya era el país más pobre del mundo árabe. La impactante cantidad de 18 millones de personas están ahora en necesidad urgente de ayuda. Uno de cada tres niños pequeños de Yemen están severamente desnutridos. Y unos impactantes 7 millones de niños se van a dormir con hambre todas las noches.

Erin Hutchinson, directora de Yemen para la agencia de asistencia Action Against Hunger (Acción contra el Hambre), dijo: “Estamos viendo que la situación empeora a medida que el conflicto continúa, y no se está estabilizando. Las necesidades solamente empeoran por el momento”.

Relief International tiene varios programas en Yemen. CARE, por su parte, se dedica a “Agua, desagüe y servicios de higiene y salud reproductiva para poblaciones necesitadas en Yemen”.

Por su parte, en días recientes los usuarios de medios sociales han estado tratando de captar la atención del mundo para luchar contra el hambre infantil con la etiqueta #SOS_YemenGenocide [SOS Genocidio en Yemen] en Twitter.

El doctor RS Karim, cofundador de la ONG ‘Mona Relief Yemen’, tuiteó:

Los niños de Yemen se mueren de hambre por el bloqueo de la coalición liderada por los sauditas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.