¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Servicios de seguridad de Kirguistán le declaran la guerra a criticos del presidente en Facebook

Kyrgyz President Almazbek Atambayev at a meeting in St. Petersburg, Russia, in 2015. Russian government image, licensed to reuse.

El presidente kirguiso Almazbek Atambayev en una reunión en San Petersburgo, Rusia, en 2015. Imagen del gobierno ruso, con licencia para volver a usarse.

Este es un artículo del sitio web asociado EurasiaNet.org. Se reproduce con autorización.

Los servicios de seguridad de Kirguistán están sacándose los guantes para pelear con guerreros que usan el teclado en Facebook para criticar al aparentemente susceptible presidente Almazbek Atambayev. Los usuarios de medios sociales no saben si reír o llorar.

El 10 de enero, empezó a circular en línea una carta del subdirector del Comité Estatal para la Seguridad Nacional, o GKNB, dirigida a una parlamentaria del Partido Socialdemácrata de Kirguistán, de Atambayev. La carta señalaba que unos 45 usuarios de Facebook que son abiertamente críticos de Atambayev estaban bajo observación directa del ente estatal. Luego, aparecía el nombre de algunos y los avergonzaban en el texto.

Oficialmente, el término que Bolot Suyumbayev, subdirector de GKNB y exguardaespaldas de Atambayev, usó en la carta que la parlamentaria Irina Karamushkina ha confirmado como auténtica, es “publicaciones negativas dirigidas al jefe de estado”.

Una rápida búsqueda por las publicaciones visibles de los usuarios de medios sociales señalados en la carta revela que son muy pocos los que insultan abiertamente a Atambayev. Sin embargo, es posible que algunas de las publicaciones supuestamente ofensivas hayan sido retiradas recientemente por los usuarios.

Una publicación que destaca es la página de Toichubek Akmatali del 24 de noviembre. Contiene la reproducción de una página que se burla de una referencia hecha por un aliado político del presidente, que se refiere a Atambayev como “Padre de la Nación”. Muchos usuarios de Facebook ridiculizaron el comentario como evidencia de un conmovedor culto a la personalidad.

La publicación también incluye una foto de Atambayev con ojos saltones que son una sombra amarilla poco saludable sobreimpuesta en su cara.

Karamushkina –que tiene la reputación de ser un perro de presa del SDPK– primero hizo un llamado a GKNB a perseguir a los críticos en línea de Atambayev durante una sesión parlamentaria en octubre. En ese momento, otro subidrector de GKNB dijo que el ente estaba haciendo eso exactamente, y justificó las investigaciones señalando que Atambayev es “un símbolo del estado”, por lo que merece reverencia, al igual que el himno nacional y la bandera.

El Instituto de Políticas de Medios, defensor de los medios locales, señaló poco después de ese intercambio —que muchos vieron como fuertemente dirigido— que a diferencia del himno y la bandera, el presidente no estaba incluido entre los símbolos del estado enumerados en la Constitución.

A pesar de la aprobación de varios polémicos cambios a la ley básica del estado en una referéndum a finales del 2016, así seguirá siendo.

Pero el estado de derecho tiende a tener un papel secundario en la política kirguisa después de la conveniencia política, y los críticos dicen que las autoridades están dispuestas a llamar al orden a Facebook, plataforma de medios sociales preferida por los muy politizados líderes cívicos de Kirguistán.

Semanas antes de la aparición de la carta de GKNB a Karamushkina, una corte civil sentó un precedente cuando resolvió contra un usuario de Facebook que criticó a otro colega de SDPK, Dastan Bekeshev. “[El gobierno] presiona a los usuarios para fomentar la autocensura”, dice Adil Turdukulov, que dirige el grupo de defensoría Comité para la Defensa de la Libertad de Expresión, y él mismo enfrenta proceso civiles por insultar a otro exmiembro del cuerpo de seguridad de Atambayev.

“Ahora una persona pensará cinco veces antes de escribir algo crítico sobre el gobierno”, dijo a EurasiaNet.org. “[Kirguistán] ha tomado la delantera a Rusia y Kazajistán, donde se puede terminar preso por reproducir una publicación o dar ‘ME GUSTA’”.

Aunque el contenido de la carta es alarmante, hay dudas sobre la capacidad de GKNB de ejecutar una detención sistemática a los enemigos en línea de Atambayev. En la carta a Karamushkina, por ejemplo, Suyumbayev sostiene que las direcciones IP de los usuarios de Facebook nombrados indican que viven en el extranjero, y por lo tanto, no se les puede citar para un interrogatorio.

Un usuario de Facebook que está incluido en la carta de GKNB y que después fue entrevistado por el medio de comunicación Kloop.kg, se burló de las acusaciones de los servicios de seguridad e insistió en ser desafiante.

“¿Qué artículo no le gustó a Atambayev? Cuando escribo, escribo la verdad. […] El GKNB es una desgracia”, dijo Ainura Belekovna a Kloop. “Un ente estatal tan fuerte, ¡pero no puede ubicar mi dirección IP! No vivo en los países que escribieron. ¡Estoy viviendo en Kirguistán! Y de nuevo digo: ¡abajo Atambayev!”.

Algunas personas han sido citadas para un interrogatorio por publicaciones relacionadas con Atambayev, continuando una tendencia de finales de 2016. Según Azattyk, el servicio kirguiso de RFE/RL, 11 usuarios de Facebook en el óblast sureño de Jalal-Abad ya han sido citados a la oficina local de GKNB para una reñida por sus críticas contra Atambayev desde el cambio de año.

Gulnura Toralieva, exasesora gubernamental y fundadora de la entidad sin fines de lucro Escuela de Relaciones Públicas de Biskek, ha calificado de “absurdo” el reciente aumento de interés de los investigadores en publicaciones de Facebook contra Atambayev, y un “peligroso precedente”. Pero no le sorprende que las autoridades estén interesadas en estar al tanto del medio.

“En los dos últimos años, las redes sociales se han tornado mucho más importantes, conectadas con la creciente tendencia [de los ciudadanos] de obtener noticias por su intermedio, y de periodistas y la sociedad civil de usarlas como plataforma”, dijo Toralieva a Eurasianet.org en comentarios en Facebook.

“Han surgido comentaristas influyentes e influenciadores sociales [en redes sociales]. Los políticos pueden publicar sus declaraciones y negativas sin acercarse a los periodistas. El gobierno puede usar [las redes sociales] como ayuda para responder el humor público y anotar puntos. Si las ignora, puede perder”.

Por el momento, varios usuarios kirguisos de Facebook están respondiendo a la campaña de GKNB de dar nombres y avergonzarlos haciendo llamados a sus amigos a unirse en insultar categóricamente a Atambayev.

“Ahora muchos usuarios de internet tiene una pasión común —entrar a esta lista:-)”, bromeó el fotógrafo Ilya Karimdjanov el 11 de enero.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.